La UAZ en la encrucijada: las reservas agotadas

La UAZ en la encrucijada: las reservas agotadas

Si la presión de que en septiembre no se alcanzarán a cubrir las obligaciones contractuales con el Spauaz permea lo suficiente, el ambiente en la Máxima Casa de Estudios enrarecerá el inicio del próximo semestre. Esto es, la aprobación de las cargas de trabajo del próximo semestre estará cargado de incertidumbre, porque el ahorro se traducirá en despidos. El margen que tenía el gasto de operación ya está eliminado, las unidades académicas funcionan sin algún apoyo central. Si la necesidad ineludible asciende a 400 millones, podrán ver en las primas de antigüedad el alivio del faltante: 200 de los jubilados y 200 de los activos. Tal vez. El rector se ha entregado a los dictados de las autoridades federales con la expectativa de que la obediencia se traduzca en recursos adicionales. Pero la obediencia obliga también a recortes: 100 plazas de tiempo completo, 100 jubilaciones y 100 no-repuestos de jubilados, suman un ahorro de 300 plazas. ¿A cambio del reconocimiento de cuántas plazas nuevas en el convenio de subsidio? Así, las primas de antigüedad más las 300 plazas son un golpe económico muy fuerte para la institución. ¿Habrá conflicto? No lo sabemos. El actual secretario general del Spauaz ¿se comportará como un peón del rector y propiciará la desmovilización para pasar la crisis? ¿Llamará a la lucha y se pondrá al frente? Y no vemos a los profesores organizados o con determinación de defender sus derechos.

Es sintomático que la patronal promueve un reglamento para la supresión de unidades académicas. ¿Qué ocurrirá con los universitarios afectados? ¿Hay alguna estrategia para conseguir recursos extraordinarios? Por la fecha, se ve poco probable, a menos que sea vía empréstito bajo la promesa de apoyo por parte de la federación en el próximo año fiscal. Hay una esperanza que se deja ver en el horizonte, pero es una visión que le falta año y medio: el cambio de correlación política en el país que cambie algunas lógicas presupuestales y mejore la situación de las universidades públicas. Pero de aquí a entonces, falta mucho.

Sin embargo, no hemos visto sino estrategias de negociación basadas en ofrecer recorte y obediencia. Y ya no se ve mucho tiempo para armar una estrategia proactiva que ofrezca la aplicación de las capacidades universitarias y no el recorte de las mismas. El Consejo Universitario poco se ha reunido y no ha discutido nada. Esta administración prometió revivir al Consejo para la deliberación de la problemática universitaria y no ha ocurrido. Todo lo han decidido con el método de las catacumbas: nadie sabe y nadie supo. Y eso permite operar al rector pero debilita a la institución. Sólo esperamos que la UAZ salga fortalecida de este trance que parece una trenza muy revuelta. No han desatado la discusión abierta y pública sobre el modelo académico que renovará a la Universidad, y puras conjeturas y rumores se vuelven. Veremos: los dos meses de la guillotina.

 

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ