¡Pss, pss!… ¿Y la Ley para el fomento de la lectura y el libro en Zacatecas?

¡Pss, pss!… ¿Y la Ley para el fomento de la lectura y el libro en Zacatecas?
Cartel de fomento a la lectura. Pinterest Ariadna Fajardo

La Gualdra 299 / Promoción de la lectura

Ante lo ola de violencia e inseguridad que azota a la entidad zacatecana las propuestas descabelladas, como la del Partido Verde Ecologista en torno a los secuestradores, están más cerca de la comedia que del Derecho. En el país y en el Estado existen infinidad de leyes que buscan ser instrumentos legales para determinadas actividades. Sin embargo, muchas de ellas son letra muerta, literalmente. Tal es el caso de la Ley para el fomento de la lectura y el libro.

Revisando tal ley, lo primero que llama mi atención, además de los aspectos ya abordados cuando se presumía cual huevo de oro, es la mención del Programa Estatal de Fomento a la Lectura, el cual, según el propio documento, es un “Programa anual autorizado por los sistemas educativos federal, estatal, municipal y de los organismos descentralizados, coordinado por la Secretaría de Educación del Estado, que tiene a su cargo la formación de lectores autónomos y el desarrollo de las competencias comunicativas de los alumnos de educación básica, media superior y superior”. Buscando en la red, no encontré ningún documento que diera cuenta de dicho programa. Estimado lector, citando a Silvio Rodríguez, “cualquier información la pagaré”.

Supongo que el apartado VI del artículo tercero (“Estimular la formación de círculos de lectura permanente en el sector público y privado, a fin de que en cada entidad pública estatal y municipal, dependencia y organismo, la lectura formativa, técnica especializada y aún la recreativa, sea parte de sus actividades ordinarias”) se deriva del programa sin información. No soy poseedor de la verdad absoluta, pero sólo tengo referencia de dos círculos de lectura en entidades gubernamentales: uno, con más de cuatro años en la Función Pública y uno de recién inicio en la Secretaría de Educación.

El artículo IV vuelve a encender el asombro, y cual novela de Agatha Christie, deja una incógnita más: el Consejo Zacatecano de Fomento para el Libro y la Cultura (en realidad debe decir “y la Lectura”, para corroborar la errata véase http://congresozac.gob.mx/e/elemento&cual=191&ver=html). La ley entró en vigencia en 2014, en septiembre específicamente, y aún no hay noticias de las decisiones tomadas por el Consejo. Lo anterior es grave porque esa figura es una de las autoridades responsables de la aplicación de la ley.

¿Quiénes conforman el Consejo? El gobernador, la secretaria de Educación, el director del Instituto Zacatecano de Cultura, un representante de la Universidad Autónoma de Zacatecas, uno de las universidades privadas, uno de los padres de familia, un diputado, uno de la CANIEM, uno de los comerciantes de impresos, otro de los escritores, uno de la CIRT y el director del Periódico Oficial. Ya es tiempo que se reúnan y comiencen a delinear trayectorias, metas, propósitos porque un lustro es poco tiempo, porque es hora de pasar “de las palabras a los hechos” (Sabina dixit).

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-299

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ