Lo sosegado y lo sesgado

Lo sosegado y lo sesgado

La Gualdra 299 / El Picaporte / Lenguaje

A partir de la raíz indoeuropea “sed”, sentarse, se formaron en latín los verbos “sedere”, sentarse, y “sedare”, aplacar. El supino o infinitivo de finalidad de ambos verbos es “sessus”, que significa sentado o aplacado.

Derivado de “sessus” llegó al latín vulgar el verbo “sessicare”, que significa lograr que alguien más quede sentado o aplacado. De ahí tenemos en español el verbo “sosegar”.

Decir a alguien “sosiégate” en vez de “tranquilízate” es correcto. Decir que buscamos el sosiego en vez de decir que buscamos la tranquilidad también es forma aceptada en el español.

Con todo, del participio “sosegado” nos llega la palabra “sesgado”. Actualmente entendemos lo sesgado como lo equivocado o truqueado, como una desviación o falla dentro de un cálculo o muestreo estadístico. También puede hablarse de un sesgo informativo.

Encontramos en el Diccionario que “sesgado” se define como lo oblicuo, desviado y tendencioso. La culpa de este salto de lo pacífico a lo amañado la tienen nuestros tatarabuelos españoles, quienes explicaban que allá en la península sus ríos más calmados lo eran porque tenían muchas desviaciones. Es decir, que entre más desviaciones tenía era más sosegado o sesgado.

Lo más peculiar de todo esto es que se terminó creando el sustantivo “sesgo” para referirse a todo lo que está torcido o mal planteado y también para quien trae gesto de seriedad o quietud.

 

Envíe comentarios y demás inquietudes a:

siquezada@hotmail.com

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-299

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ