Eliminación del fuero y reducción de pluris sólo son demagogia

Eliminación del fuero y reducción de pluris sólo son demagogia
Carlos Eduardo Torres

■ “Es demagogia para que la gente se sienta bien”: Raymundo Cárdenas Hernández

■ El fuero es “hasta cierto punto no tan negativo”; dice Carlos Eduardo Torres Muñoz

■ Lo que debe hacerse en torno a esta figura es revisar sus reglamentos y su aplicación: Torres

La eliminación del fuero, la reducción del número de diputados plurinominales e, incluso, el incremento de penas en ciertos delitos son medidas populares, pero que no atienden de fondo problemas como la corrupción, la impunidad, el excesivo gasto en nómina del Poder Legislativo y la inseguridad.

“Es demagogia para que la gente se sienta bien”, pues existe el pensamiento erróneo de que por ejemplo, el fuero es la razón de la impunidad que reina en el país, aseguró el ex diputado federal, Raymundo Cárdenas Hernández.

Si hay impunidad, expuso, se debe a la falta de voluntad política para combatirla realmente, “porque las autoridades responsables de salvaguardar el Estado de Derecho y de vigilar que se cumplan las leyes no cumplen su función”.

A nivel nacional han sido muchas las voces que han expuesto los riesgos de eliminar el fuero de los legisladores por considerar que esta figura es necesaria para que algunos servidores públicos puedan desarrollar su trabajo.

Una de las personas que ha defendido esta postura es Miguel Carbonell, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien ha argumentado su postura en numerosas ocasiones señalando que el fuero es un mecanismo para que ciertos funcionarios, opositores del gobierno, puedan trabajar libremente, “sin estar bajo la permanente amenaza de que les instruyan un proceso penal”.

El doctor en Derecho también advirtió, en una columna de opinión publicada el año pasado en un periódico de circulación nacional, que es prácticamente imprescindible esta figura en un contexto en el que no existe un sistema de procuración de justicia autónomo e independiente.

Por este motivo, agregó en ese texto, sin el fuero “sería entonces muy fácil que desde la procuraduría se instruyera (por órdenes del gobernador) un proceso judicial contra funcionarios que por hacer su trabajo se volvieran incómodos para la clase política”.

Este punto fue uno de los mencionados también por el ex diputado federal Cárdenas Hernández, quien sostuvo que quitar el fuero a los legisladores podría conllevar un debilitamiento de las funciones y la capacidad de actuación de ese Poder, que entre otras responsabilidades tienen las de controlar al Poder Ejecutivo y vigilar el gasto público.

Sostuvo que el fuero debe ser visto como una herramienta útil para proteger a los legisladores de la intromisión de otro poder en sus labores, ya que “ninguna persona del Ejecutivo se va a atrever a armar un escándalo de solicitar que le quiten el fuero a una persona que está cumpliendo estrictamente su función”.

 

En riesgo, estabilidad institucional

La eliminación del fuero pone en riesgo la estabilidad institucional, aseveró por su parte el experto en materia anticorrupción, Carlos Eduardo Torres Muñoz, quien calificó como “propuestas peligrosas” aquellas que busquen precisamente desaparecer esta figura de la legislación.

Aunque la postura en contra de estas iniciativas, precisó, “suena poco popular”, resaltó que con esta medida no se estaría actuando en contra de la impunidad de quienes hayan cometido algún delito mientras ejercen alguna la función pública, sino que se estaría “agrediendo a las instituciones”.

Comentó que en un primer momento estos planteamientos pueden llevarse el aplauso de la sociedad porque actualmente hay ciertos conceptos, como sería el caso del fuero, que se relacionan con impunidad, cuando no necesariamente hay un vínculo entre ellos.

Torres Muñoz expuso que el fuero es “hasta cierto punto no tan negativo”, debido a que permite que los gobernantes y representantes populares no se distraigan de los asuntos de interés público por tener que atender denuncias en su contra.

“Imagínate que un diputado tuviera que hacerse cargo de pronto de una serie de denuncias que le pudiera hacer un presidente municipal al cual esté acusando o a un legislador que se enfrente a un procurador. Es peligroso”, sentenció.

También el académico e investigador de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), Marco Torres Inguanzo, defendió la necesidad de mantener el fuero, asegurando que lo que debe hacerse en torno a esta figura es revisar sus reglamentos y su aplicación.

“El fuero sobre todo fue pensado para protección de políticos de oposición críticos al régimen. Si logran aprobar la Ley de Seguridad Interior, va a hacer falta. En lugar de eliminarlo debe revisarse su reglamentación”, dijo.

Marco Torres

Ausencia de debate genera confusión

Esta lectura sobre la eliminación del fuero se da pocas horas después de que los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del Verde Ecologista de México (PVEM) y de Nueva Alianza (Panal) presentaran en la sesión ordinaria de este martes de la 62 Legislatura local una iniciativa encaminada a suprimir esa figura de la Constitución política del estado.

En el planteamiento se introducen matices, ya que se deja a los legisladores la decisión sobre si un servidor público que esté siendo investigado debe separarse de su cargo o, por el contrario, puede permanecer en sus funciones hasta que concluyan las indagatorias de las autoridades competentes con una sentencia condenatoria o absolutoria.

Esta propuesta se suma a otras dos, es decir, ya son tres las iniciativas para reformar la legislación local a fin de eliminar el fuero o modificar su aplicación.

La primera fue presentada por Iris Aguirre del Partido Encuentro Social (PES) en el mes de septiembre de 2016, mientras que en diciembre del año pasado se entregó un segundo texto por parte del diputado Luis Medina Lizalde, de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Cárdenas Hernández consideró que este tipo de reformas “son tiros errados, el blanco no es ese para quienes están preocupados realmente por combatir la corrupción. (…) Son dirigidas a la tribuna, al pueblo, que sólo ve las cosas superficialmente y que podrían estar suponiendo que de a de veras muchos políticos se refugian en el fuero”. Expuso que esta es una concepción errónea que se debe de corregir.

Sin embargo, el ex legislador consideró que no todos los que presentan este tipo de iniciativas lo hacen de forma demagógica o perversa, sino que “hay gente que de buena fe realmente cree” que se resuelven los problemas eliminando el fuero. Esta idea, concluyó, se ha generado por la ausencia de un debate político sobre este tema.

Raymundo Cárdenas
■ FOTOS: LA JORNADA ZACATECAS

Reduciendo pluris se perdería representación

Esta misma situación se advierte en torno a las exigencias que se han hecho para reducir el número de diputados plurinominales, ya que se ha advertido que con esta medida se estaría afectando a la pluralidad y a una verdadera representación de la sociedad en los congresos tanto locales como el federal.

Por ejemplo, según Raymundo Cárdenas Hernández, si durante la última elección en Zacatecas se hubieran eliminado los diputados plurinominales, actualmente el PRI ocuparía 70 por ciento de las curules.

Ante esta situación, consideró que éstas “son propuestas poco reflexionadas” que, en lugar de generar un ahorro que finalmente es el argumento que se utiliza para plantear la disminución de los espacios de representación proporcional, se estarían perdiendo derechos como ciudadanos; “lo único que se va a hacer es que la población, que es diversa, no quede adecuadamente representa”, concluyó.

 

Mayores penas no inhiben la delincuencia

Otra de las cuestiones que ha sido defendida ampliamente por los actores políticos de diferentes partidos ha sido la necesidad de incrementar las penas a la hora de castigar un delito como una forma de inhibir la delincuencia.

Esta misma semana fue anunciado como un logro del Gobierno del Estado la sentencia de mil 75 años de cárcel, en total, para 10 integrantes de una banda de secuestradores. Cada uno, informó el procurador de Justicia, Francisco Murillo Ruiseco, recibió entre 100 y 112 años de prisión.

Este hecho fue resaltado, además, este martes por algunos legisladores, quienes señalaron que para abonar como diputados al tema de la seguridad deben trabajar en el ámbito de su competencia y, entre otras acciones, tienen que enfocarse al incremento de penas en los delitos. Estas declaraciones son “más demagogia”, apuntó Cárdenas Hernández.

Esta forma de combate a la inseguridad y violencia que azota al estado y al país ha sido criticada por considerarse inútil ante unas cifras que reflejan que 93 por ciento de los delitos no se denuncian y a aquellas que refieren que son castigados finalmente sólo 7 por ciento de los pocos actos ilícitos que se reportan.

La ineficacia de este método puede advertirse por ejemplo en el hecho de que, a pesar del endurecimiento de las penas en contra de los secuestradores, en los últimos cinco años lejos de haberse reducido la comisión de este delito se ha disparado, pues de enero a mayo de 2012 al mismo periodo de 2017 el delito de secuestro se ha cuadruplicado en la entidad.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ