Bombardeando nubes en Zacatecas

Bombardeando nubes en Zacatecas

Desde hace algunos años hemos insistido en la necesidad de establecer estrategias gubernamentales orientadas a enfrentar la crisis del agua que prevalece en el territorio de la entidad y, hasta ahora, mis alertas han sido menos que llamadas a misa. De igual forma, hemos difundido por distintos medios que el cambio climático afectará a Zacatecas con sequías atípicas e incrementos de temperatura por más de 40ºC como ya se ha advertido en algunos municipios, lo cual, se agudiza con el grado de estrés hídrico que experimentan más del 50% de nuestros mantos acuíferos y, que ante tales dones, era necesario convocar a académicos, investigadores y demás expertos en el tema del agua para estructurar el primer Programa Estatal Hídrico de Zacatecas con la finalidad de: A. Hacer un diagnóstico objetivo sobre el panorama estatal de los recursos hídricos. B. Diseñar desde la gobernanza ambiental, acciones consensuadas para orientar el presente y el futuro de nuestra agua. C. Establecer tecnologías sostenibles en la producción de alimentos que es donde se dispone (Más del 80% del agua) y se desperdicia (De ese 80%, más del 54%) el vital líquido. D. Evitar la simulación de instituciones gubernamentales y educativas que venden a la población la idea de solucionar el problema del agua con campañas onerosas y absurdas que no contribuyen a resolver el problema y que además, desinforman. E. Fomentar la colaboración sectorial de ganaderos, agricultores, instituciones públicas federales, estatales y municipales y, académicas con la finalidad de orientar el desarrollo de Zacatecas bajo la observancia y garantía del Derecho Humano al Agua para los zacatecanos. Eso no pasó y en los hechos, el Mandatario Estatal propone métodos científicos (Bombardeo de nubes) métodos divinos (Plegarias y milagros) y, métodos no científico (Conocimientos astronómicos del Chamán Carmen García), esto último lo considero yo, no el Sr. Gobernador ya que se implementó dicho método en el 2000 y, con conocimientos astronómicos de la Cultura Maya y a los circuitos electromagnéticos, presuntamente se generó la lluvia en Pinos, Zac., sería bueno preguntarle al que fuera entonces presidente municipal, Carlos Contreras Nieto, sobre la efectividad de tales técnicas. En este contexto, me agrada la idea de buscar alternativas del Gobernador Alejandro Tello, sin embargo, creo que las propuestas debe emerger con conocimiento de causa tanto de la Comisión Nacional de Zonas Áridas como de la Secretaría del Agua y Medio Ambiente y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Considero indispensable establecer un Programa Regional contra la Sequía a sabiendas de que cada año, la ausencia de agua será el azote del territorio ya que definitivamente, el cambio climático no dará tregua al territorio con sequías y heladas. Ya en el 2011, Mazapil experimentó como lo hemos mencionado, la peor sequía en 70 años, matando a casi todo el ganado, afectando la economía y la salud de loa habitantes. Lamento sobremanera que los servidores públicos que deben asesorar al Gobernador, no le propongan la amplia gama de posibilidades preventivas que se pueden hacer en Zacatecas en materia de recursos hídricos y ya como última salida, los rezos y los bombardeos de nubes, sean las últimas posibilidades de salvación para el campo y la ganadería. El mencionado bombardeo de nubes se hace con yoduro de plata (Considerado caro y contaminante) o dióxido de carbono congelado (Gas que motiva en efecto invernadero y que contribuye al cambio climático) y existen más de 30 empresas que se dedican al negocio de la lluvia, los costos varían en cientos de millones de pesos y el incremento de lluvia garantizado es del 15% lo cual no significa mucho para el grado de estrés hídrico que tenemos en Zacatecas. Para que el mencionado bombardeo sea posible se requiere: 1. Nubes para bombardear (No se ría, a veces no hay una sola nube y la técnica no hace nubes con agua, solamente genera que químicamente el yoduro de plata aglutine la humedad para provocar más lluvia, de otra manera no es posible). 2. Que las nubes tengan las características para ser bombardeadas tomando en consideración la temperatura y humedad idónea para lograr óptimos resultados. El bombardeo puede hacerse con avionetas o desde la tierra con proyectiles al cielo, sin embargo, en lo personal espero que el Dios Tláloc escuche las súplicas de nosotros los mortales y empiece a llover a cántaros como en Oaxaca, Tabasco o Chiapas y que no sea necesario ni los programas que propongo ni los bombardeos de lluvia, si acaso me preguntarán, me gustaría explorar más la posibilidad no científica de Don Carmen García la cual será indudablemente más económica y ambientalmente sostenible. ■

 

*Integrante del Consejo Mundial para la

Defensa de los Derechos Humanos

[email protected]

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ