Las + Recientes

Vaya divagaciones

Vaya divagaciones

Pues, sí, aunque uno no quiera los cumpleaños, llegan, se cumplen y en nuestro país, sus, nuestras, glorias y tragedias, también cumplen años. Hermosos o terribles, marcados por alegría o muerte, llegan de nuevo a la memoria, como observador ciudadano, o como protagonista – actor – espectador, de lo trágico y luego pasan años sin hacer que se iluminen acontecimientos cuya violencia cobra su costo en vidas, heridas, golpes, amenazas, temor, que protagonistas, mientras vivan, no olvidan y resienten. Cómo resistir tanta y tan variada pasión y sufrimiento de individuos, que son seres humanos, como todos y cuyas vidas fueron o son sacrificadas a veces o muchas veces hasta sin saber por qué la solución exigida a los problemas, terminaba en golpes, heridas, apresamiento o muerte: tristeza y dolor, ¿que reducen a la impotencia humana, social y política, las ideas, ¿de no sufrir? ¿Cómo soportar, la imposibilidad de mejora? ¿Cómo vencer la desesperanza y la desilusión, continuas, sin dolor ni tristeza? En medio de una cotidianidad, donde los contrastes son más que visibles y las contradicciones sujetan el ambiente, las expectativas y los sueños. ¿Cómo resistir tanto fracaso, como no sentir humillación y coraje, como salida natural subjetiva, sin que las cuotas de dolor dejaran de aplicarse hasta por quienes, investidos como autoridad, por mayorías de electores o por dedazo, luego los padecían, debido a la carga de poder económico y político, cuya desigual distribución, sin duda, hace más tensa y problemática una vida cotidiana, ordinaria.

¿Cómo se evita el estallido, la tragedia, de una cotidianidad así? Sin duda, esa cotidianidad que a su vez origina el mundo ordinario, resulta de cómo la misma gente procesa el mundo y lo reproduce y sostiene como tal porque es SU mundo, el de la gente común, ordinaria, que, día a día, vive ese mundo (que contribuye a crear)n y, vaya paradoja, al hacerlo, lo reproduce. No obstante, ese mundo, con toda la duración que llegue a tener, existirá mientras esa misma gente lo reproduzca como tal con toda su terribilidad aunque luego matizada por acontecimientos luego hasta rituales, como el evenencial exorcismo histórico y político que se reitera con insistencia y una agitación controlada por unos márgenes electorales tan sutiles que permiten a la autoridad, en turno, asegurar que la alternancia existe y nadie la va a objetar, si se llega a concretar como resultado de todas las instituciones, formales e informales, operadas por el IFE o el respectivo instituto electoral local.

Pero de todas formas, la inquietud sigue: ¿cómo es posible esto? Y entonces uno tiene que admitir el necesario y “vital” manejo y control de la comunicación para que lo anterior sea posible. Pero más aún, hoy la mercancía más preciada ¿es la comunicación? Por cierto, sin ella, sin la comunicación, no sería posible operar a lo anterior. De manera que hoy en día sería interesante saber sobre la importancia adquirida por la comunicación, con relación a la existencia social ¿y política?, en Zacatecas, México y el Mundo.

Recordad, el silencio comunica y por eso cobran relevancia las “zonas de silencio”. ¿Qué sentido tiene que la gente, ordinaria como uno, sepa o no, si existen o no, “zonas de silencio”? Las que para colmo, de continuo se crean o se eliminan, en un flujo con complejidad elíptica hacia arriba y hacia abajo, en función de las mentes tipo, a las que se pretende controlar y se controla, de distintas formas y con variados medios para po

Por ejemplo, ¿qué prevalecen más en el actual acontecer histórico – social – político – económico y cultural, las estructuras de colaboración y cooperación o las estructuras jerárquicas y cuáles de ellas, ejercen el poder, con qué carácter y quién o quiénes tiene o tienen el poder?

Por supuesto, aquí el control social,  económico, político y cultural, y su propiedad, lo tienen y la tienen, el capital y el poder. ¿Cuánta y de calidad es el ejercicio y la concentración de uno y de otro? El Gobierno, la UAZ, por ejemplo, ¿Concentra poder y lo ejercen? Y la llamada iniciativa privada o el concreto, contante y sonante capital, ¿tienen o no tienen poder, cuál, cuánto y con qué características y cómo la para qué, en concreto, lo ejercen, lo acumulan o lo acrecientan?

Vaya divagaciones. ■

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ