El PRI va a perder, advierte grupo Alianza Generacional

El PRI va a perder, advierte  grupo Alianza Generacional
Jaime Santoyo Castro ■ foto: La Jornada Zacatecas

■ Este empeño no refiere alguna “rebelión”, aclara Jaime Santoyo Castro

■ El candidato o candidata del partido a la Presidencia de la República para el 2018 deberá llegar con el aval de la base, opina el ex secretario de Gobierno

La reciente elección en el Estado de México, complicada y cerrada, “fue reveladora”, dice Jaime Santoyo Castro, quien agrega que precisamente el análisis de ese proceso “nos hace ver que no ganamos y que de seguir así en el 2018 vamos a perder, el PRI va a perder”.

Santoyo Castro fue uno de los 89 priístas integrados al grupo Alianza Generacional que se reunieron en la Ciudad de México para exigir que se tome en cuenta a las bases en la elección del próximo candidato presidencial del tricolor y cerrarle al paso a algún cuadro panista.

Dijo que este empeño no refiere ninguna “rebelión” como cita el cónclave el diario El Universal, ni una insubordinación, sino la preocupación de un grupo de priístas “de recuperar la confianza de la sociedad”.

Opinó que si el PRI no reorienta sus esfuerzos, se repetirá en México lo que ha estado ocurriendo en el mundo, se abrirá el paso a “un sentimiento antisistema”.

“La gente está votando contra el sistema”, dijo, ocurrió en Grecia, en Estados Unidos, recientemente en Francia, y en algunas partes en México.

“¿Qué está sucediendo? que el sistema se ha desgastado, se ha perdido la confianza en el sistema”, y la gente vota en consecuencia, contra él.

Manifestó que hay que “innovar” y ser “sensibles a lo que la gente nos está mandando”, pues su mensaje es que “está cansada”.

Se corre el riesgo comentó, “de caer en la oferta de alguien que sea antisistema y que luego sea peor”, y precisó que no está hablando necesariamente de Andrés Manuel López Obrador, pues sostuvo que no es antilopezobradorista.

“Ese o muchos, puede haber muchos; la gente se equivocó en Estados Unidos, la gente se equivocó en Nuevo León, vieron a un Bronco muy bronco contra el sistema ¿y qué pasó?, ¿y dónde está su antisistemismo? Entonces no nos vayamos con la finta”.

Alianza Generacional es un grupo de militantes priístas que tiene como factor común el que provienen de las organizaciones juveniles del partido, aunque de diferentes edades la organización también tiene integrantes de todo el país.

Su advertencia, dijo no para el presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, ni para el presidente Enrique Peña Nieto ni para el Grupo Atlacomulco, sino para el Comité Nacional del Partido Revolucionario Institucional, es que de no establecerse otro tipo de estrategias rumbo al 2018, “vamos a perder la elección porque los verdaderos militantes priístas están molestos”.

Al factor de una sociedad que ha perdido la confianza en el “sistema” y una militancia que se siente utilizada en los procesos electorales para hacer la “talacha” pero que a la que no se le toma en cuenta a la hora en que se definen las candidaturas, se suman los pequeños y grandes casos de corrupción que han protagonizado destacados priístas y un partido sometido a la autoridad presidencial que sigue ejerciendo el “dedazo”, práctica que se ha modificado en sus formas pero no ha desaparecido.

Así el recuento del momento por el que atraviesa el Partido Revolucionario Institucional y el entorno global, Jaime Santoyo Castro ofrece luego como saldo, un instituto político que desde 2012 a 2017 “ha perdido más de 4 millones de votos” y que expresa una tendencia en la disminución de la confianza entre sus electores.

“Ya no tenemos voto duro, antes teníamos voto duro”, dijo, porque las bases priístas han perdido “la emoción” a raíz imponérseles en las candidaturas gente externa que no tiene ni militancia, ni experiencia, ni conexión con ella ni con el electorado, lo que ha provocado una “disociación”.

Sostuvo además que el PRI se ha olvidado de las causas sociales, cuando era por definición un partido de “causas”; aquéllas que interesaban al campesinado, las clases medias y los sectores populares, y se aparejaban, dijo, en la época de su juventud, a la lucha por “el advenimiento de una nueva sociedad, la limpieza, la honestidad, la democracia y la apertura”.

“No vemos ahora que se esté luchando por causas”, la prueba es comentó, que “tenemos muchos miles de gentes pobres, gente empobrecida que no tiene a veces con qué comer”.

Sostuvo que esa era la motivación de la participación política de los priístas y que por tanto Alianza Generacional no pelea por posiciones sino por fundamentos ideológicos que reclaman retomar “el camino que los priistas elegimos (…) un PRI que esté presente donde hay una causa”.

No se trata de la disyuntiva entre el antiguo PRI o el Nuevo PRI, dijo, sino “de un PRI fortalecido” y en ese sentido abundó respecto del fenómeno del “debilitamiento de la fuerza del Estado”, que ejemplificó en los casos de las “manifestaciones que haciendo uso de su derecho a la libertad de expresión afectan a todos los demás” o “a los grupos privados que están ofreciendo seguridad”, de los primeros dijo que no se les “pone en orden”, mientras que los segundos usurpan la función del Estado, una “que es la de garantizar una vida armónica en la sociedad, la de propiciar un desarrollo económico y disminuir la brecha entre la gente poderosa y la no poderosa”.

La postura de Alianza Generacional no obstante, no es antineoliberal, en el sentido de la crítica que se ha hecho a este sistema respecto de su condición paralela de “achicar al Estado”, sino que “no nos vayamos a los extremos”.

Por tanto, el ente debe propiciar y normar para constituirse en un equilibrio entre las diversas fuerzas de la sociedad, pues en algunos casos se está perdiendo esta función.

Al principio de la conversación Jaime Santoyo Castro sostuvo que el escenario expuesto ponía en peligro no el futuro político del PRI, sino del país.

Abundó al señalar que “si no ponemos un alto a la corrupción y a la impunidad, si no ponemos un alto al desorden, ese es un riesgo político para cualquier país”.

Aseveró que en la próxima Asamblea Nacional del PRI “habremos de ver el desahogo” de los procesos judiciales en que están involucrados ex gobernadores, ex diputados y en general ex funcionarios de militancia priísta que han sido asociados a diversos delitos, pero que la otra parte que buscan se discuta es la prevención.

“Hoy se está diciendo, pareciera que estamos presumiendo que es la época en la que hay más gobernadores en la cárcel, pues debería darnos vergüenza en lugar de darnos gusto…pero lo que decimos es: ¿por qué los dejamos hasta que terminaron, por qué les permitimos que hicieran tanto daño?”.

El ex secretario general de Gobierno en el mandato de Miguel Alonso Reyes, dijo que el problema de la corrupción, que también acotó, no es exclusivo de los priístas, si daña a toda la militancia, “a los que no somos corruptos” porque la gente asocia a todos los afiliados con esta situación.

“Y hay muchos, muchísimos, que no somos corruptos y que no tenemos porqué cargar con estas cuestiones”.

Expuso que se requiere implementar medidas para que a los cargos de elección accedan personas de probada honestidad y calidad moral, “para que no andemos sufriendo estas circunstancias”.

Respecto del tema del “dedazo”, término que precisó “es un método que con ciertas variaciones ha seguido funcionando”, “lo que queremos es que no siga” sino que sea la base militante quien decida las candidatura y no el dedo del Presidente”.

Manifestó asimismo que no quieren a un panista como candidato a la Presidencia de la República por el PRI para el próximo 2018, “definitivamente” y por ello pugnarán por que no se modifiquen las disposiciones estatutarias “que hablan de la militancia de 10 años” como condicionante para constituirse como tal.

Jaime Santoyo Castro expresó sus expectativas de que el llamado que está haciendo Alianza Generacional y que reforzará con su participación en las asambleas estatales previas a la 22 Asamblea Nacional del Partido Revolucionario Institucional, en las que buscarán “convencer a la militancia con estos temas”, “se atienda”.

El candidato o candidata del PRI a la Presidencia de la República para el 2018 deberá llegar con el aval de la base, de otra manera lo sentirá ajeno “por eso hemos perdido muchos votos”.

“Lo vimos en el Estado de México, Juan Zepeda, el candidato el PRD, sacó muchos votos de gente priísta, y Morena en Veracruz sacó muchos votos de gente priísta. Entonces, el PRI le está ganando al PRI. Y eso es lo que no queremos”.

“No es una rebelión, no es una lucha contra nadie en particular. Es una serie de reflexiones que sí denotan molestia de la militancia y que está en su momento oportuno advirtiendo que si no se considera a la base militante, la base militante ya no va a estar con el partido”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ