La voluntad ciudadana debe ser respetada

La voluntad ciudadana debe ser respetada

Los procesos electorales son la vía democrática para la elección representantes populares; sus funciones son generar representación, gobierno y legitimidad, sin embargo, existen mecanismos inequitativos, antidemocráticos y fraudulentos que han provocado que el PRI y el PAN mediante la compra y coacción del voto lleguen a ser gobierno, siendo la corrupción e impunidad las características principales de sus administraciones.

Históricamente el PRI ha sido el partido político que más acciones ilícitas ha implementado para llegar al poder, uno ejemplo mayormente conocido, es la supuesta caída del sistema en 1988, cuando todo apuntaba a que Cuauhtémoc Cárdenas ganaría la elección, con ello habría sido el primer presidente mexicano de izquierda, pero, finalmente fue el priísta Carlos Salinas de Gortari quien llegó al poder, producto de la ilegal intervención del gobierno federal en turno.

Otro suceso que también han quedado en la historia de los fraudes electorales en México fue en 2006, con la llegada del panista Felipe Calderón Hinojosa a la presidencia, pues, en la izquierda no tenemos duda alguna que se nos arrebató el triunfo electoral, tal acción provocó que la desconfianza de la ciudadanía hacía las instituciones aumentara, ya que su desempeño no fue para defender el sufragio de la mayoría de los mexicanos, al contrario, fueron parte de ese gran fraude.

En el 2012, el PRI usó todo tipo de métodos ilegales para volver, incluyendo a los medios de comunicación televisivos de mayor cobertura nacional e internacional, los cuales fueron parciales durante todo el proceso electoral; la campaña la financió con recursos públicos de las entidades que gobernaban, coaccionó y condicionó el voto, artimañas permitieron que Enrique Peña Nieto, llegara a la presidencia.

Luego del regresó del PRI al poder los actos ilícitos para el control del voto aumentaron, con el objetivo de permanecer en la presidencia, en los gobiernos estatales y municipales, y para tener la mayoría en los congresos federal y locales, lo cual ha desencadenado una serie de anomalías que deben ser castigadas por las autoridades electorales, un ejemplo, son la serie de irregularidades pasaron durante el Proceso Electoral Local 2016-2017 en el Estado de México.

En el Estado de México y Coahuila no existe duda que las elecciones fueron de Estado. Debo señalar que sólo al Estado de México, desde finales de 2016, Peña Nieto y su gabinete lo visitaron más de cien veces, con la finalidad de impulsar y favorecer al candidato del PRI, Alfredo del Mazo Maza, mediante la entrega de programas sociales y de apoyos para las viviendas, lo que anunciaba la preocupación que desde entonces tenían, debido a que la posibilidad de perder la elección en realidad podía pasar.

El triunfo de Alfredo del Mazo en ese estado fue inequitativo, razón por la que el Partido de la Revolución Democrática (PRD), presentó una queja formal en su contra ante la Unidad de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE), en virtud de que rebasó el tope máximo de gastos de campaña establecido por el Consejo Electoral del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), de 285 millones 566 mil 77 pesos.

Las pruebas presentadas por el PRD demuestran que el PRI sobrepasó el límite al menos con 48 millones de pesos, ya que el gasto realizado y comprobado es de 334 millones 321 mil 666 pesos, lo que demuestra que incurrió en prácticas ilegales para comprar y coaccionar el voto durante la jornada electoral.

La intervención del PRD es con la finalidad de que se respete la voluntad de la ciudadanía y evitar que otra vez se consoliden fraudes electorales en México. También para continuar vigilando que las autoridades electorales organicen  procesos electorales libres, equitativos y confiables, para garantizar el ejercicio de los derechos político-electorales de los mexicanos y contribuir al desarrollo de la vida democrática del país.

En los procesos electorales celebrados este año en Veracruz, Coahuila, Nayarit y Estado de México, el INE fue distante y delegó sus funciones en los Organismos Públicos Electorales Locales (OPLES) de cada estado, a pesar de conocer la relevancia y trascendencia del proceso electoral. No investigó y fiscalizó oportunamente el origen de los recursos utilizados por los partidos, cuando de oficio puede realizar esas tareas. Fue indiferente ante el evidente rebase del tope en los gastos de campaña del candidato del PRI en el Estado de México, permitiendo la violación a los principios constitucionales de legalidad, equidad y transparencia.

El INE cuenta con pruebas contundentes que demuestran que la participación del PRI en la contienda en ese estado fue inequitativo, por ello, debe actuar y declarar nula esa elección. El papel que desempeñe debe ser ejemplar, tiene que legitimar su trabajo, realizando un análisis responsable de las actuaciones ilícitas del PRI y sancionar como lo establece la ley.

Los errores y desaciertos que cometan los diversos órganos electorales, principalmente el INE, impactarán en la confianza y participación ciudadana para el Proceso Electoral Federal 2017-2018. Las instituciones deben generarnos a los ciudadanos la certeza de que en México el respeto al derecho a votar libremente y en secreto existe.

El 2017 ha dejado importantes reflexiones para la democracia en México, pero, sobresale que la compra y coacción de voto continúa, cada vez surgen nuevos mecanismos para condicionarlo, incluso, la violencia es parte de ello. La responsabilidad recae en el papel que despeñan los órganos electorales y los propios partidos, pareciera que no tienen por objeto la construcción de ciudadanía sino solamente la permanencia en el poder.

El contexto general del Proceso Electoral Local 2016-2017, especialmente lo sucedido en Estado de México y Coahuila, para los mexicanos debe significar la importancia de participar en la vida democrática del país en 2018, su voto es el arma más importante para castigar a los malos gobiernos y con ello dar pie a la alternancia.

Los partidos políticos, principalmente de izquierda, deberán aprender de sus errores y desde ahora trabajar para no volver a reincidir en el 2018, tienen que reconocer que sólo la unidad es el medio para sacar al PRI de la presidencia de la república, por lo que en próximas entregas analizaremos la perspectiva de la conformación de un frente amplio opositor en México. ■

 

*Secretario de Organización del Comité Ejecutivo Nacional del Partido de la Revolución  Democrática (PRD).

cameleazar@hotmail.com

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ