Jeremy Corbyn, Delfina Gómez y Elmo

Jeremy Corbyn, Delfina Gómez y Elmo

En una de sus últimas ediciones, el semanario London Review of Books publicó un artículo sobre el futuro del partido laborista en Inglaterra. De acuerdo con Tom Crewe, una de las ventajas de este partido político es la complejidad de su líder; Jeremy Corbyn.  En un país dominado políticamente por el partido conservador alguien como Corbyn ha logrado poner en entredicho el status quo ¿por qué? La respuesta de Crewe es simple, se trata de un personaje muy débil y al mismo tiempo muy fuerte. Alguien que fue menospreciado por Theresa May, la Primer Ministra Inglesa, quien ante la debilidad aparente de su adversario decidió llamar a elecciones extraordinarias. Ese mismo personaje menospreciado fue lo suficientemente fuerte para demostrarle a May, tal y como lo dijo en el discurso con el que abrió su campaña, que la gente y no los poderosos pueden ganar.

Gracias a su lado fuerte y a que todo mundo lo consideraba débil, Jeremy Corbyn fue capaz de asestar un golpe a la estabilidad del partido conservador. Theresa May fue incapaz de reunir una mayoría absoluta que le permita negociar la salida de Reino Unido de la Unión Europea de la manera que su partido hubiera preferido. En cambio, lo que se llevó de esta elección fue el reflejo de la preocupación de los ingleses sobre las decisiones que su país está por tomar. Se trata de un país donde no se cuestiona el conteo de votos, donde las casillas abren y cierran a tiempo. Donde la compra de votos no existe y por ende lo que se refleja en las urnas es una sola cosa; el sentir de la sociedad inglesa.

El sistema inglés tiene una característica bastante peculiar. Cuando la cantidad de votos es anunciada los candidatos de cada partido tienen que estar presentes. Como resultado, durante el anuncio de la votación, Theresa May, Jeremy Corbyn y todos los otros representantes de los partidos se presentaron junto a candidatos “de broma” como Elmo y Lord Buckethead. Todo el mundo sabe que se trata de una forma de burla, que este tipo de candidatos no tienen posibilidad alguna y aun así recibieron algunos votos. La gente sabe que vote por quien vote su participación contará. Vale la pena analizar la diferencia entre cómo se desarrollaron las elecciones en Inglaterra y cómo se desarrollaron en México.

El pasado 4 de junio se llevaron a cabo elecciones para gobernador en tres estados de la República; Estado de México, Nayarit y Coahuila. En el Estado de México, la candidata de MORENA tuvo características similares a Corbyn. Delfina Gómez fue una candidata muy fuerte y muy débil.  Muy fuerte porque sin parecer amenazante para el PRI, logró capitalizar el hartazgo de la gente, el miedo que se siente vivir en constante amenaza del crimen y la desesperación de estar sumido en la pobreza. Muy fuerte porque contaba con el apoyo del único personaje de izquierda que hoy en día tiene posibilidades de ser presidente de México.

Sin embargo, Delfina también fue débil al no poder contestar directamente las acusaciones de corrupción en su contra, al mostrarse muy limitada durante los dos debates y al parecer alguien que no estaba preparada para dirigirse a la clase media. Cuando los resultados de las elecciones para gobernador fueron publicados, pasó lo que tenía que pasar. Esa característica peculiar del sistema político mexicano se volvió a hacer presente; los que pierden impugnan, los que ganan dicen que las acusaciones son falsas, los ciudadanos no creen y por ende no votan. Mientras que en Inglaterra todo mundo sabe que parte es una burla y que parte es de verdad, en México no sabemos a quién creerle. Incluso en el momento más “ridículo”, el sistema inglés tiene más seriedad que el mexicano.

Cuando se anunció el triunfo de Del Mazo en el Estado de México más de un analista le atribuyó la victoria al andamiaje de la maquinaria priista y del Estado. Con toda la seriedad posible los representantes del Instituto Electoral en los estados donde la elección está en duda (Edomex y Coahuila) salieron a decir que la elección transcurrió perfectamente. Nadie les creyó. Al día siguiente presenciamos acaloradas discusiones sobre que significa esto para nuestra democracia rumbo al 2018. ¿Es este el fin de Andrés Manuel o una muestra de su capital político? En tan solo unos pocos años MORENA se ha posicionado como una fuerza política competitiva. Es muy posible que en el 2018 volvamos a ver operaciones políticas como las que se vivieron en el Estado de México. La diferencia será en que la ambivalencia de los candidatos de MORENA (fuertes y débiles a la vez) disminuirá. Subestimarlos, como muchos lo están haciendo, es un error. ■

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ