Las + Recientes

Caos

Caos

El 5 de marzo de 2017 el Dr. Rubén Ibarra Reyes, secretario general de la UAZ, aseguró que no había recursos para pagar la primera quincena de marzo (05/03/17, NTR), pero que habría información de las gestiones del rector para el martes. Al otro día, el secretario general del Spauaz, Crescenciano Sánchez, mejor informado, desmintió a Ibarra y sostuvo que había 1,200 millones del presupuesto que garantizaban las quincenas hasta septiembre (06/03/17, NTR) siempre y cuando el ISSSTE no solicite “…un adelanto de los adeudos por concepto de recargos de las cuotas de los docentes”. El rector de la UAZ, Dr. Antonio Guzmán Fernández, avaló que la fecha fatal era septiembre el día 12 de marzo (12/03/17). Ya para el 18 de mayo el secretario general de la UAZ, Dr. Rubén Ibarra, estando mejor informado, declara que en septiembre, si no funcionan las gestiones, habría problemas con el pago de las prestaciones (18/05/17 Página 24). Sin embargo el día 10 de mayo Guzmán Fernández había dicho que “la falta de recursos sería una constante para poder pagar puntualmente las quincenas a partir de ahora, y lo que resta de 2017” (10/05/17 Página 24). Bueno, desmiente a los dos secretarios generales y a sí mismo porque, según parece, el desastre no acontecerá en septiembre, sino a partir de la primera quincena de mayo. ¿Dónde quedaron los 1,200 millones garantizados en el presupuesto?, ¿cobró el ISSSTE los adeudos? Por suerte la rectoría logró gestionar el recurso y se pagó esa quincena y la siguiente. ¿Qué ilustra la comedia anterior? Que la fecha de la catástrofe es flexible, y que ni siquiera los altos funcionarios universitarios tienen certidumbre al respecto. Quizá logren gestionar el recurso necesario para pagar la quincena, quizá no, quizá hay 1,200 millones del presupuesto 2017, o tal vez no, lo que resulta claro es que el plan de rescate financiero parece reducirse a lograr que la UAZ sobreviva de prestado y regalado, con los universitarios que se toman en serio esas declaraciones con el corazón en un hilo preguntándose si la fecha del apocalipsis está próxima. Cabe recordar que e las reuniones que sostuvo el rector de la UAZ con el Comité de Huelga del SPAUAZ, durante el emplazamiento por violaciones e incumplimientos de 2016, se dedicó mucho tiempo a demostrar que el presupuesto garantizado para la UAZ en el “Convenio de apoyo financiero” no alcanzaría a cubrir los salarios y prestaciones de 2017. El equipo administrativo de la rectoría nunca negó que esa fuese la situación. Por lo que la pregunta importante parecía ser: ¿cómo le hará para pagar? El rector lanzó una propuesta. Según él se a iba a “jugar” pagando salarios y prestaciones hasta donde alcanzase el presupuesto, y entretanto iba a gestionar recursos adicionales. Por lo declarado a la prensa, a casi seis meses de aquella propuesta “honesta y de frente”, no hay avances, y si los hay no se han dicho. El punto, y es sobre el que queremos hacer énfasis, es que esa propuesta de la rectoría, y esas preguntas de los miembros del sindicato, son levemente equivocas porque se basan en una premisa falsa. Tal premisa, que una y otra vez se decide omitir, es que se considera como el total del presupuesto que ejercerá la UAZ la cantidad estipulada en el “Convenio de apoyo financiero” que firman las autoridades de la universidad con las de la SEP. Pero ese no es todo el recurso que tiene la universidad porque faltan los ingresos propios, los recursos extraordinarios y demás ingresos que nunca se reportan ni al Consejo Universitario ni a nadie. Así que la situación de la UAZ no es la que dicen que es, sino una que ignoramos plenamente los universitarios. Por eso la abundancia de declaraciones frívolas que llevan a callejones sin salida y la irrelevancia de argumentar que el “presupuesto” de la UAZ no alcanza. La rectoría, entonces, sistemáticamente viola la cláusula 11 del contrato colectivo porque proporciona información incompleta, falaz o simplemente omite enterar de las fuentes de financiamiento de la universidad, y el Spauaz cae en el juego porque insiste en solicitar información que nunca llega, y cuando llega incompleta insiste en analizarla así y obtener conclusiones dudosas que sirven a la rectoría para ocultar la naturaleza de la situación financiera. En suma, la opacidad es la constante en las finanzas universitarias. Las declaraciones del nuevo secretario general del Spauaz, Dr. Pedro Martínez Arteaga, parecen indicar un cambio de rumbo en la retórica desinformativa. El nuevo “enemigo” de los universitarios es “el Estado” (21/05/17, NTR). ¿Y quién o qué es “el Estado”?. ¿El rector?, no, ¿el gobernador?, tampoco, él es amigo de la UAZ, ¿Peña Nieto?, menos, de allá salen los recursos y las propuestas de solución. ¿Entonces quién es ese enemigo del que habla Martínez Arteaga? Nuevamente una fantasía retórica para plantear comedias de contradicciones en la prensa con los funcionarios de la rectoría para encubrir las incapacidades de una administración que pronto comenzó a decaer y esgrimir los argumentos del autoritarismo. Para contener ese “caos” que emana de la rectoría, la secretaría general del Spauaz y el PT es que se formó el “Encuentro Plural” de universitarios.

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ