Los Archivos y Nuestra Memoria

Los Archivos y Nuestra Memoria

Hoy en día somos conscientes que la imagen que la sociedad tiene de los archivos es realmente confusa, de hecho, los hemos llegado a confundir con las bibliotecas o creemos que se trata de documentos para uso interno de alguna dependencia o empresa, por lo que son de difícil acceso y les interesa única y exclusivamente a historiadores o estudiosos especializados.

Esta percepción ha impactado en los gobiernos al momento de organizar sus presupuestos y sus organigramas, por lo cual los recursos humanos y financieros nunca han sido una prioridad y, por ende, la difusión de su importancia ha pasado siempre a un segundo y hasta tercer lugar. De ahí que los archivos tampoco sean del menor interés de la sociedad.

A lo largo del tiempo, hemos pasado por alto que si no existieran los archivos nuestra memoria se perdería irremediablemente; y sin el conocimiento de nuestra historia obviamente estamos condenados a reproducir los errores del pasado, además que sin esa indispensable memoria ni hay transparencia ni tampoco una eficiente lucha en contra de la corrupción.

Durante la asamblea general del Congreso Internacional de Archivos en noviembre de 2007, y bajo los auspicios de la UNESCO, se determinó que para despertar la conciencia del público y de los encargados de las tomas de decisiones, el 9 de junio de cada año se conmemoraría el Día Internacional de los Archivos. Este año, en Zacatecas, la fecha no fue recordada, a pesar de ser una asignatura básica y pendiente para nuestra democracia.

Esta situación es una clara muestra de la omisión que, del tema de los archivos de parte de nosotros como legisladores, de los gobiernos de los tres niveles y, por ende, de toda la sociedad, hemos propiciado, porque no dimensionamos que, sin archivos, no podríamos tener las boletas de calificaciones de los estudiantes; tampoco sabríamos a dónde van a parar los recursos públicos de los que el gobierno hace uso; mucho menos habría evidencia de quiénes son nuestros antepasados y cuáles han sido nuestras raíces. Esa es la importancia de los archivos.

El 25 de mayo, ante al pleno de la LXII Legislatura, presenté la iniciativa de Ley de Archivos del Estado de Zacatecas –la vigente data de hace 29 años–, con el firme objetivo de estar acordes con el Sistema Nacional Anticorrupción que nos exige a los zacatecanos, una legislación actualizada y de vanguardia que privilegie que el patrimonio documental de Zacatecas sea protegido, conservado, organizado adecuadamente y puesto en servicio como fuente primaria de investigación y transparencia.

Desde aquí, y en el marco del Día Internacional de los Archivos, hago un llamado a mis compañeros diputados a aprobar esta ley con la que, en este año que celebramos el Centenario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, ponderaremos el derecho humano al acceso a la información pública, consagrado en el Artículo 6.

Hago este exhorto con la seguridad de que esta Ley vendrá a resolver la exigencia de transparencia, de acceso a la información y de la protección de los datos personales, y con todo ello, hacer posible, juntos como sociedad, una verdadera rendición de cuentas y fortalecer el andamiaje institucional y normativo para el ejercicio de derechos fundamentales.

Esta es una ley que beneficia directamente a todos los zacatecanos, no se trata de algo abstracto que, a un estudiante, una madre de familia, un funcionario público, un estudioso o un tomador de decisiones no toque directamente, porque hasta la fecha, siempre hemos estado en contacto con un archivo directa o indirectamente y, por lo mismo, debemos cuidarlos y hacerlos accesibles a todos sin restricciones.

Los archivos son una pieza fundamental de nuestra Nación, el pilar del derecho a la verdad; ya lo dijo Mercedes de Vega, presidenta de la Asociación Latinoamericana de Archivos y directora general del Archivo de la Nación: Los archivos simbolizan la carta de identidad de los pueblos y fungen como centros de información al servicio de la ciudadanía”. Entendamos pues que son un vestigio del pasado, una consulta presente y un referente para el futuro.

La aprobación de la Ley de Archivos del Estado de Zacatecas debe ser considerada una prioridad y no puede relegarse a un nuevo periodo legislativo, porque estamos hablando no sólo de un patrimonio cultural, sino de una fuente de información de primera mano y del testimonio invaluable de nuestro desarrollo económico, político, social y cultural. Estamos hablando de lo que somos como sociedad. ■

 

* La autora es diputada en Zacatecas por el III Distrito.

@Isa_GGiSr

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ