Sobre Ramón López Velarde

Sobre Ramón López Velarde

Editorial gualdreño 297

Ramón Modesto López Velarde Berumen nació un 15 de junio de 1888 en el municipio de Jerez, Zacatecas. El autor del poema nacional La Suave Patria, como muchos de los artistas del siglo XIX y XX, se vio en la necesidad de abandonar su tierra natal para continuar con sus estudios, primero migró a Aguascalientes, después a San Luis Potosí y por último –en 1914- a la Ciudad de México, en donde falleció en al año de 1921.

33 años de edad tenía cuando murió el poeta jerezano, hoy considerado como uno de los más importantes en el país. Alcanzó a ver publicados sus libros La sangre devota (1916) y Zozobra (1919). Fue en 1921 cuando escribió La Suave Patria, publicada en la revista El Maestro, patrocinada por José Vasconcelos cuando todavía era rector de la UNAM -ese mismo año se convertiría en Secretario de Educación Pública-. A la muerte de López Velarde, fue el mismo Vasconcelos quien acudió con el presidente de la república para pedirle que pagara el funeral del poeta, que hasta ese momento era desconocido para Álvaro Obregón “uno de los rarísimos presidentes aficionados a la poesía”.[i]

Si a Zacatecas se le ha ubicado como un espacio en el que las artes plásticas y literatura son dos de las actividades más significativas en el terreno de las artes, durante el siglo XX contribuyó a esta construcción de la memoria colectiva el trabajo de artistas como Ramón López Velarde en el área de la literatura y las aportaciones a la plástica nacional realizadas por Francisco Goitia y Julio Ruelas, sólo por mencionar algunos de ellos. Sin embargo, hemos de mencionar que si para el presidente de la república no eran conocidos el nombre y la obra de Ramón López Velarde el año de su muerte, en Zacatecas ocurría algo similar; podemos decir que fue hasta que murió cuando en nuestra entidad empezaron a reconocerse con más amplitud las contribuciones a la literatura nacional por parte del poeta jerezano.

Fue hasta 30 años después de la muerte de Ramón López Velarde, cuando con el apoyo de gobierno del Estado, encabezado por el Lic. José Minero Roque, se decidió el establecimiento de un Patronato Nacional del Museo Ramón López Velarde. El escritor zacatecano Mauricio Magdaleno fue quien consignó en el suplemento cultural del periódico Provincia -que dirigía su hermano Máximo en 1951- en la ciudad de Zacatecas, que “en el XXX Aniversario del fallecimiento del poeta jerezano, ante la presencia de Alfonso Reyes, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México e integrantes del Seminario de Cultura Mexicana”, se establecía dicho patronato. José Minero Roque, hizo mención de esto en su primer informe de gobierno ese mismo año:

 

Es tarea del gobierno propiciar las actividades culturales y el ambiente adecuado para que se rindan justos y permanentes homenajes a los héroes no sólo de la acción sino también del pensamiento, entre los cuales debe contarse sin duda alguna a los creadores de la belleza, y entre éstos, a los poetas, como deuda popular de agradecimiento público hacia ellos y como ejemplo y estímulo para las nuevas generaciones.

         Por ello, el gobierno de mi cargo, recogió el anhelo que palpitara en los corazones de los amigos y admiradores del gran poeta jerezano Ramón López Velarde, de que la casa en la que nació sea convertida en un museo que reviva el ambiente dentro del cual desarrolló su vida el poeta, con las cosas que le fueron queridas; en que se custodien devotamente las diversas ediciones de sus obras y todo cuanto se ha escrito en torno a él.[ii]

 

Previamente se habían integrado la comisión jerezana y la local, el patronato nacional quedó constituido de la siguiente forma: el presidente honorario era el Lic. Miguel Alemán, presidente de la república; los vicepresidentes honorarios, Manuel Tello y Luis Garrido; el vicepresidente ejecutivo, el poeta Enrique González Martínez; y los vicepresidentes ejecutivos serían Mauricio Magdaleno, José Castro Villagrana y Agustín Yáñez. Entre los integrantes del patronato, destacan también los nombres de Alfonso Reyes, Alí Chumacero, Andrés Henestrosa, Carlos Pellicer, Salvador Novo, Fernando Gamboa, Jesús Silva Herzog, y Daniel Kuri Breña.[iii]

En el acto protocolario de instauración del patronato nacional, Minero Roque fue contundente y abogó por la colaboración de todos los integrantes del mismo para difundir la obra del poeta. Hay que decir que anterior a esta fecha, poco se hablaba López Velarde en los diarios del Estado; hay pocas notas publicadas en los periódicos locales sobre su muerte acontecida en junio de 1921, y tampoco hay noticias de que se pretendiera hacerle un homenaje póstumo de esta magnitud hasta antes de Minero Roque.

Esta semana se llevan a cabo Las Jornadas Lopezvelardeanas en Zacatecas organizadas por el Instituto Zacatecano de Cultura Ramón López Velarde para homenajear al poeta jerezano, la ocasión es propicia para acercarnos a su vida y al magnífico legado poético que nos heredó.

Que disfrute su lectura.

 

[email protected]

[i] Pacheco, José Emilio, “Ramón López Velarde hacia ‘La suave patria’”, en: http://www.letraslibres.com/mexico/lopez-velarde-hacia-la-suave-patria

[ii] Archivo Histórico del Congreso del Estado de Zacatecas, Minero Roque, José, Primer Informe de Gobierno, 1951, pp. 44-45.

[iii] HBCEMM, Suplemento Provincia, Periódico Provincia, 7 de julio de 1951. El director del suplemento era Máximo Magdaleno; y el subdirector, Roberto Almanza. Daniel Kuri Breña fue el hermano mayor del escultor José Kuri Breña.

 

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ