Europa de Terror

Europa de Terror

Como todas las épocas han tenido sus espantos, la nuestra es la de los fanáticos, la de los terroristas suicidas, antigua especie convencida de que matando se gana el paraíso: Mario Vargas Llosa

Todos recordaremos los atentados en París, donde un tiroteo llevado a cabo el 7 de enero del 2015, dos hombres enmascarados y armados con fusiles de asalto y otras armas entraron en las oficinas del semanario satírico francés (Charlie Hebdo) y asesinaron algunos colaboradores, colaboradores que semanas antes habían ridiculizado la cultura musulmana, una crítica fuerte contra los extremistas de esta cultura que ejercen el terrorismo como una nueva expresión política y social. Ese día mataron a 12 personas e hirieron a otras 11 más; también mataron a un oficial de la Policía Nacional de Francia, incluso un video que circulo por redes sociales muchos pudimos ver la manera tan cruel como asesinaron aquel policía. Ahora Londres es foco del terrorismo, en poco de tres meses los británicos han sufrido 3 ataques terroristas, el más sonado fue el ataque en el estadio Arena en la ciudad británica de Manchester, donde murieron 22 menores de edad y 59 más resultaron heridos tras hacer explotar una bomba un fanático del grupo ISIS, tal como sucedió en París y Bruselas. Este fenómeno de gran relevancia como es el terrorismo, se preconcibe como una reacción civil a los procesos políticos y religiosos radicales del medio oriente.

En la actualidad el terrorismo se ha incrementado gracias a un factor importante que está marcando un nuevo orden político, social e inclusive religioso, el uso de las redes sociales. Los grupos terroristas han encontrado en ellas la manera de poder llegar fácilmente en todos los rincones de la tierra, simpatizantes a sus ideologías extremistas. Esto pone las agendas de las naciones en una lucha inmediata y contundente contra el terrorismo. Pero no solo Europa es exclusivo de este fenómeno, la expansión rápida de este mal social, es ahora un desafío global que replantea una nueva estrategia y combate con este nuevo terrorismo, que sus niveles de fuerza y violencia con la que actúan, es necesario tomar al terrorismo como un nuevo tipo de guerra que se han desplegado ya sobre el “tablero bélico” de las naciones para su combate.

Quizá para muchos en momentos tan críticos como son las secuelas de un atentado terrorista, es cuando entendemos el por qué países como la Gran Bretaña y ahora Estados Unidos, (países aliados en todos sus ámbitos), se vean en la necesidad de promover la restricción extrema de sus fronteras al flujo migratorio y turístico. Quizá muchos no entendamos estas decisiones como medidas cautelaras para contrarrestar al terrorismo, pero la única realidad es que Europa está hundida en el terror. Y es que en comparación con la guerra del narco México, el terrorismo es silencioso y opera en la clandestinidad homicida. Este nuevo paradigma del terrorismo se proyecta como una escalada de violencia sin límites a nivel mundial; reforzado este peligrosamente por los medios tecnológicos como (redes sociales), con niveles de amenaza extremos, y realmente alarmantes por lo que parece imponerse en la actualidad una nueva modalidad de guerra bélica.

La guerra contra el terrorismo se replanteó tras los famosos ataques del 11-S en New York; el terrorismo ahora se impone como una nueva versión de guerra, con la suficiente fuerza y contundencia en los enfrentamientos armados, como para ser considerada como un nuevo fenómeno bélico por sí sola. A efectos analíticos el terrorismo global, puede ser considerado como una guerra sui generis de máxima proyección y alcance. A partir de New York, el terrorismo cobró fuerza, el terrorismo es considerado como un medio, un método, para alcanzar un fin de violencia extrema, donde busca imponer determinadas ideologías políticas y sociales. Es el terrorismo ahora un instrumento táctico muy eficaz para la obtención de un desequilibrio social que siembra pánico en el mundo.

 

Para Finalizar: 

Voltiere definió al fanático terrorista como: “quien considera que su creencia no es simplemente un derecho suyo, sino una obligación para él y para todos los demás. Y sobre todo está convencido de que su deber es obligar a los otros a creer en lo que él cree o a comportarse como si creyeran en ello”. Con demasiada frecuencia, el fanático no se conforma simplemente con vociferar o lanzar inocuos anatemas, sino que aplica medios terroristas para imponer sus dogmas, sea desde el poder o desde la clandestinidad homicida. La rápida expansión del Estado Islámico ya rebasaron sus fronteras territoriales, el uso de las nuevas tecnologías ha permitido a esta red criminal reclutar jóvenes por todo el mundo, principalmente provenientes de Europa, donde el flujo de migración de medio oriente es mayor que en América (afortunadamente). La administración Trump anunció hace unos días que iniciará una estrategia de “aniquilación” del grupo terrorista. El secretario de Defensa, Jim Mattis, informó de esa campaña de aniquilación y recordó que se tienen rodeados los feudos del Estado Islámico para evitar que se trasladen a otra ciudad o logren huir combatientes extranjeros que puedan viajar fuera para cometer atentados. Sin embargo, los hechos están demostrando que una posible derrota militar del califato, no representa el fin del Estado Islámico. El propio atentado en Manchester lo demuestra. Pese a la presión que reciben en Siria o Irak, jóvenes que siguen su propaganda terrorista están actuando con ataques mortales en suelo europeo. ■

 

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ