Sobre el azar y los seis lados del dado

Sobre el azar y los seis lados del dado
Iván Muñoz A.K.A Ivanko Moses-Lee. Deidad VI. De la serie Paganos, el jardín de la primavera.

La Gualdra 296 / Sexto Aniversario Gualdreño

Siempre me ha maravillado el azar. De niño me recuerdo lanzando monedas y tratando de adivinar lo que saldría. Algunas veces adivinaba, otras no. A veces sucedía que atinaba dos o tres consecutivas, entonces empezaba a creerme que tenía una especie de poder mágico, pero venía la equivocación y, con ella, el desengaño: era un ser humano como cualquier otro, regido por los designios del azar. Se supone que si lanzas una moneda tienes la misma cantidad de posibilidades de que te salga cara o cruz; sin embargo, no hay ninguna ley que determine cuándo saldrá una y cuándo la otra. Nos acercamos al mundo a través de posibilidades que no siempre suceden como lo esperábamos.

Luego pienso en los dados. Un cubo, tiene seis caras y lanzar uno de éstos sobre una superficie nos deja una de seis posibilidades posibles, cualquiera de ellas excluye a las demás. Si pintamos un número a cada cara, o un punto por cada número (como los dados de juego tradicionales), cualquier posibilidad de las seis excluye a las otras cinco; ahora si tenemos dos dados crecen el número de posibilidades, y de números: treintayseis combinaciones posibles, y claro, cada combinación excluye a la otra.

Al aumentar las posibilidades le damos más rango de acción al azar, lo dejamos actuar sobre nuestra vida y nuestras decisiones, y esto nos lleva a pensar qué tanto de lo que hacemos o hemos hecho realmente lo decidimos nosotros ¿no será que Dios también lanza dados para resolver nuestras vidas? El dado es una figura sobre la que se puede reflexionar largo y tendido, nosotros no podemos elegir lo que resultará de lanzarlo, pero sí elegimos usarlo, para juegos de mesa o a veces, incluso, para tomar decisiones personales. Los seis lados del cubo son un pretexto ideal para jugar, apostar y decidir. El azar es atrayente porque nos invita a enfrentarnos con un enemigo invisible e impredecible, y en ello recae la alegría cuando logramos salir airosos.

Para la creación literaria, de manera lúdica la mayoría de las veces, se usan juegos de dados que traen en cada una de sus caras un símbolo que representa algo para la historia que se escribe: un personaje, una acción, un escenario, etc. Los juegos de posibilidades no son nuevos en la literatura, ya Ítalo Calvino ha utilizado el tarot para una de sus novelas. Los story cubes acercan al escritor la posibilidad de hacer más real su historia, ¿cómo? Pues introduciendo al azar, como en la vida misma.

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ