G7: Una piedra en el zapato

G7: Una piedra en el zapato

Si la guerra es el fracaso de la diplomacia, entonces… La diplomacia, bilateral y multilateral, es nuestra primera línea de defensa. El mundo, hoy en día, gasta miles de millones preparándose para la guerra; ¿no deberíamos gastar uno o dos mil millones preparándonos para la paz?
Kofi Annan

En la ciudad italiana de Taormina, en Sicilia, balneario siciliano que recibió en  días pasados con imponentes medidas de seguridad a los principales líderes del mundo, un circulo exclusivo en el que solo los más poderosos de la orbite pueden estar, Estados Unidos, Alemania, Francia, Canadá, Italia, Reino Unido y Japón. Tras los terribles acontecimientos en Manchester donde un fanático de ISIS se hizo explotar en un concierto de la artista Ariana Grande donde resultaron 22 personas muertas; los principales líderes del mundo tenían dentro de su agenda el tema obligatorio sobre la seguridad de la EU y su lucha contra el terrorismo. Dentro de la misma agenda también se centrarían en los temas de comercia y el clima, que como todos sabemos, las reacciones del calentamiento global alrededor del mundo está siendo tema de preocupación de las naciones sobre todo por las catástrofes que con mayor frecuencia se presentan por fenómenos climáticos radicales: nevadas intensas, sequías, lluvias, terremotos, etc.

Pero lo interesante de los temas de la agenda acordada por los mandatarios quedó muy atrás de lo que en verdad brilló en esa cumbre, factores que rebasaba la barrera entre lo público y  lo privado, era la incorporación a este círculo de elite del personaje del momento, la llegada de Donald Trump. Para Donald como lo llamamos los compas; la reunión de Taormina fue la última etapa de su primera gira internacional de nueve días que incluyó Arabia Saudita, Israel, Vaticano y Bélgica. Una gira que estuvo dotada de muchos momentos chuscos, momentos incómodos y sobre todo el mensaje claro de la nueva administración del país económicamente hablando, el más poderoso del mundo.

La primera gira al exterior del presidente de Estados Unidos  sirvió para demostrar que los intereses  de los EUA son únicos y exclusivamente de ellos y para ellos, los tiempos de hermandad y colaboración entre países al menos en estos 4 años se terminaron. Para Estados Unidos ya no hay intereses comunes o por encima de los suyos los nacionales, factor que afectara en sus relaciones multilaterales definitivamente. En Brusellas antes de arribar a la cumbre en Italia el presidente Trump tweetio:

“We have a MASSIVE trade deficit with Germany, plus they pay FAR LESS than they should on NATO & military. Very bad for U.S. This will change”.

En su toma de decisiones y forma de gobierno  de 140 caracteres, Trump desechó prácticamente 70 años de relación comercial y afectiva con Alemania. Para el magnate Alemania ya no es un aliado fiel, sino un deudor que se aprovecha de las debilidades americanas. Ante las declaraciones severas del presidente de los Estados Unidos, Angela Merkel ha mostrado los dientes y su Gobierno llegó a sugerir que estaba dispuesto a emprender una guerra comercial de ser necesaria. La primer reacción de la canciller fue muy enérgica y directa:

“Los europeos tenemos que pelear por nuestro propio destino”. Creo que los tiempos en los que se podía confiar en otros “han quedado atrás, eso es algo que he experimentado en los últimos días”.

No solo Alemania fue el centro de atención de Trump, en su discurso frente a todos los mandatarios su mensaje fue muy claro: “si quieren protección de mi país deben pagar y pagar muy caro”. El mensaje de Trump con los principales líderes es la confirmación de su política de segregación donde los únicos intereses son los que a su consideración tienen que cambiar, EUA ha sido víctima según Trump de un desfalco para su país por décadas, siendo éste el más beneficiado en todos los tratados en los que participa.

Para finalizar:

La primer gira internacional de Trump como presidente de los EUA fue desastrosa, un resumen de esta seria: un empujón al ministro de Montenegro, un discurso agresivo donde exige pagos a 23 de 28 países miembros de la OTAN, un mensaje racista al mundo sobre cómo su país de ahora en adelante o al menos hasta que esté el, no dará más concesiones a los migrantes que lleguen a su país, un  rompimiento formal en sus relaciones comerciales y afectivas con Alemania y una visita al Vaticano chusca y desangelada, con un Papa mostrando poca alegría a su visita. Lo cierto es que con el liderazgo de Angela Merkel sobre la Unión Europea, ahora Estados Unidos estará a prueba, los aliados fieles a la canciller y su política internacional, estarán dispuestos a defender sus territorios con o sin EUA. Merkel fue muy clara y concisa: “Los aliados fieles se han ido ya no se puede confiar en ellos”. Tras la pasada visita de Angela Merkel a Washington donde Trump negó darle un saludo a pesar de la insistencia de la prensa, fue el inicio de la ruptura de EUA con los principales líderes de Europa. Y su salida casi inminente de un grupo selecto donde se toman las decisiones que competen a todo el mundo. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ