El Poder del Insulto en la Participación Ciudadana

El Poder del Insulto en la Participación Ciudadana

¿Te ha pasado alguna vez, que al emprender alguna idea o proyecto en tu comunidad, alguien te provee un insulto o hace comentarios desagradables por la labor que emprendiste? ¿Cómo influye eso en el ánimo y entusiasmo de quien ha decidido emprender algo?

Miles de proyectos y acciones creativas han fracasado poco después de iniciar, porque hubo alguien a quien no le gustó la idea y decidió ofender a la persona que lo había iniciado, generando en él, desanimo, tristeza y el sentimiento de querer evitar problemas. Dentro de esta sociedad tan afectada por los problemas y el estrés cotidiano, pocos tratan de hacer acciones para mejorar la comunidad, aún cuando todos reconocen la necesidad de poner en marcha alguna actividad específica, nadie toma la iniciativa para ponerla en práctica y se limitan a solo a realizar señalamientos a quienes ellos suponen que debería hacerlo. Si alguna persona decide tomar la iniciativa, lo primero que se encuentra no es el apoyo de todos, sino los cuestionamientos sobre si así se debe hacer, si podría hacerse mejor y sobre si la persona en cuestión tiene la capacidad u honorabilidad para llevarla a cabo correctamente. Como decimos coloquialmente, no hacen, ni dejan hacer. Para toda buena acción que busque un beneficio colectivo, siempre habrá personas que su labor sea generarle problemas.

Lo primero que debe uno tener claro y jamás olvidar, es que al emprender algún proyecto que requiera la interlocución con otras personas de la sociedad, invariablemente atraerá detractores y enemigos. Lo anterior no se puede evitar, toda la historia de la humanidad está plagada de violencia y agresiones, es parte de la naturaleza humana. Las personas débiles y con actitud mediocre, no pueden ver el éxito en persona o proyecto, sin sentir envidia y enojo, por ello muchas acciones que pueden ser totalmente bondadosas se verán inmiscuidas en críticas y reclamos. Lo mismo pasa con las personas que pueden tener todas las mejores intenciones y hasta preparación, ya que nadie es perfecto y seguramente siempre habrá algo que se les pueda criticar. Todo esto se ha potencializado ahora con el uso tan desmedido de las redes sociales, donde es fácil para todos expresar sin alcanzar a razonar siquiera sus opiniones.

Para aprender a sobrevivir a los insultos y mantener el ánimo y entusiasmo continuando con las acciones y/o proyectos, debes reconocer que: toda acción positiva que tienda a mejorar algún aspecto en la sociedad, tenderá de manera natural a trastocar intereses de alguien y por ende las reacciones serán inminentes, por ello, no deben ser sorpresa los ataques; en temas que de origen ya son polémicos, siempre habrá quienes tienen la consigna, por trabajo por pasión o por fanatismo, el insultar todo lo que sea contrario a sus postulados, con estos es en vano debatir cualquier cosa, no lo hagas; el número de formas de pensar es tan grande como personas en el mundo, habrá siempre quien piense diferente en todo, por ello hay que aprender a tolerar y respetar que otros piensen diferente y por ende no debatir; no busques darle gusto a los demás, porque aunque lo quieras, no le darás jamás gusto a todos; no se debe responder a insultos, pues si mantienes la cordura, podrás generar empatía con otras personas buenas que no toleran a los agresores y apoyan a los amables y tolerantes; si practicas lo anterior sabrás que los que insultan y agreden son los menos, pero por la presión y el sentimiento llegamos a creer que son mayoría y no es así, además si te concentras en el objetivo, sabrás que los buenos importan y pesan más que los otros; mantén en tu mente siempre, que tu objetivo es mucho más grande que los insultos de mentes pobres.

Permitir que los insultos te frenen, es permitir que avancen los de tendencia agresiva, con la consecuencia de acrecentar la violencia en la sociedad. La seguridad en ti mismo y tú pasión más grande que tú miedo, te harán ver que los insultos son solo eso, palabras desafortunadas que no deben afectarte. Si aceptas el insulto y te influye te hará daño y otorgará satisfacción a quien lo proveyó, pero si no lo aceptas, no te influye y lo depuras de tu organismo, entonces se le quedará al agresor y se le sumará a su desafortunada infelicidad.

Si eres emprendedor sigue adelante, las grandes acciones y proyectos jamás se logran sin adversidad. Te dirán oportunista aunque sea un trabajo planeado, te dirán que tienes suerte sin saber todo lo que has luchado, te dirán que fue fácil sin valorar tus años de preparación, dirán que hiciste trampa aunque hayas sido honesto, dirán que no debes tener el logro aunque lo merezcas; dirán que no tienes el nivel aunque seas mejor de los que te acusan, dirán calumnias y mucho más, pero al persistir terminaras ganando y cuando eso pase, hasta los que te ofendieron querrán estar festejando a tu lado. ■

 

(jylnava @hotmail.com)

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ