El campo mexicano y la renegociación del TLCAN

El campo mexicano y la renegociación del TLCAN

El gobierno mexicano debe actuar en favor de salvaguardar los intereses comerciales agrícolas del país, considerar estrategias emergentes ante los cambios políticos en el mundo que impactan en este rubro de oportunidades y desarrollo para el país. Particularmente ante lo dicho por Donald Trump, quien dio a conocer que el 16 de agosto iniciará el proceso de valoración sobre la viabilidad de la vigencia del Tratado Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El TLCAN tiene gran significado para los tres países que se encuentran inscritos, Canadá, Estados Unidos y México; en 1994 cuando entró en vigor, éste era de gran urgencia, había la necesidad de generar condiciones y facilidades para que esas naciones fortalecieran sus lazos comerciales, y para beneficiar a sus propias economías. Sin embargo, con el paso de los años la situación ha cambiado.

La llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos ha sido controversial, pues ha venido a revertir diversas políticas públicas que no sólo afectan a ese país, sino a la comunidad migrante y a la economía mundial. Tales circunstancias han generado apatía y descontento social en el mundo, cada vez se evidencia la enorme incapacidad que tiene para gobernar, pues sus decisiones han provocado crisis.

Uno de los temas que más ha llamado la atención es la intensión que tiene de ponerle fin al TLCAN o en su caso actualizarlo, ese es un asunto que impacta en la economía de los países firmantes. Las señales de alerta se han encendido luego de que Trump dijo que durante un periodo de 90 días se analizará la viabilidad y el funcionamiento del tratado, con ello ha dejado abierta la posibilidad de que éste culmine o bien de que los cambios que se propongan únicamente beneficien los intereses comerciales de Estados Unidos.

La renegociación del TLCAN para México es trascendental, por ello la urgencia de que las autoridades mexicanas actúen con prontitud y responsabilidad. Teniendo claro que está por encima de cualquier interés externo, la protección y comercialización de las producciones agrícolas de nuestro país. Es preciso puntualizar que la voluntad del gobierno mexicano por ningún motivo debe estar subordinada a Donald Trump.

Las autoridades mexicanas deben considerar estrategias emergentes que favorezcan al campo y a la comercialización de sus productos. El destino del TLCAN es incierto, por ello su intervención debe ser para que se eviten retrocesos para el sector agrícola.

Debo puntualizar que México a nivel mundial es uno de los países con mayor importancia en el rubro agrícola, aquí se cultivan productos de necesidad primordial para la alimentación de la población, son aproximadamente 200 los que se cosechan en sus diversas regiones, destacan: Maíz, frijol, trigo, arroz, sorgo, caña de azúcar, tomate, chile y variadas semillas que sirven para la elaboración de aceites comestibles.

México es uno de los 17 países del mundo megadiversos, en el que existen las mejores tierras para el cultivo de variados productos agrícolas de consumo humano, sin embargo, en la actualidad más de 55 millones de personas viven en la pobreza, sin que el gobierno federal implemente un plan nacional de rescate al campo que permita abatir el problema.

En nuestro país, la agricultura es considerada como una de las principales actividades, debido a que interviene en favor del desarrollo de la economía nacional y emplea a millones de mexicanos. Es un instrumento que aporta a que se potencialice el crecimiento productivo, el cual interviene en el mejoramiento de las condiciones de vida en los sectores rurales.

Es alarmante el descuido que los gobiernos mexicanos han tenido para fortalecer al campo, la respuesta Peña Nieto ante la próxima valoración del TLCAN no fue contundente, ya que no dio a conocer los mecanismos que habrá de implementar para proteger sector agrícola ante el posible fin del tratado.

Ha quedado claro que los triunfos alcanzados en pro del campo, resultados de la Independencia, Leyes de Reforma y Revolución Mexicana, se han ido diluyendo, esas luchas fueron encabezadas precisamente por campesinos, quienes participaron en la búsqueda de mejores condiciones de trabajo y apoyo al campo, promovieron la existencia de leyes justas y el respeto a los derechos agrarios en un plano de igualdad.

Con el paso de los años el papel que ha desempeñado el gobierno federal, manifiesta que la seguridad alimentaria no es prioridad, debido a que los programas sociales que han existido y que están vigentes son político-clientelares, principalmente para favorecer a los partidos políticos en el poder, éstos recurrentemente son utilizados y condicionados -particularmente por el PRI- a cambio del voto durante los procesos electorales.

Las autoridades mexicanas cuentan con lo necesario para identificar y saber sobre la importancia de reactivar la inversión en el campo sin tener que depender de otra naciones, pero su incapacidad, irresponsabilidad y sobre todo, la falta de voluntad y sensibilidad para ello, ha provocado la caída de la producción y comercialización de los productos del campo a nivel nacional e internacional. Ahora los mexicanos consumimos productos de la canasta básica producidos en el extranjero.

México cuenta con lo fundamental para que el sector agrícola prolifere, agua, tierra y energía, lo que es necesario son políticas públicas correctas que le garanticen seguridad a los productores, que se consideren al campo como eje vertebral de desarrollo, un polo para erradicar las crisis por las que atraviesa, el cual puede generar que finalmente la soberanía alimentaria sea una realidad en el país.

En el PRD nos hemos pronunciado en favor de un modelo de desarrollo cuyo objetivo primordial sea el bienestar de los mexicanos, basado en el crecimiento económico sostenido y en la justa distribución de las riquezas, sin corrupción y que garantice la aplicación correcta de las leyes. Sabemos la importancia del campo para fortalecer la economía de México.

Proponemos políticas para el desarrollo agropecuario sostenible y de responsabilidad ambiental, en las que se promueva la rentabilidad de los productores mexicanos, pequeños y medianos, cuyo objetivo se base en consolidar la autosuficiencia alimentaria en México, e impulsar las exportaciones y lo negocios agropecuarios.

Exigimos al gobierno federal que dé a conocer el plan que debe tener en el que refiera obre la necesidad o no de continuar en el TLCAN, debido a que tiene la responsabilidad de actuar en favor de la economía y desarrollo de la nación, sin permitir que terceros decidan por nosotros, particularmente en esta área de oportunidad y progreso para México. ■

 

*Secretario de Organización del Comité

Ejecutivo Nacional del Partido

de la Revolución Democrática (PRD)

[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ