La crisis del PRD y de los socialdemócratas europeos

La crisis del PRD y de los socialdemócratas europeos

El debate político del fin de semana estuvo dominado por el anuncio de los dirigentes nacionales del PAN y del PRD, Anaya y Barrales, de que construirán una alianza para la elección del 2018, y por las reacciones que se suscitaron, especialmente en el campo político de las izquierdas. Para entender mejor la crisis ideológica que subyace en la declaratoria de la presidenta nacional del PRD, es conveniente valorar el itinerario de varios partidos socialdemócratas europeos (amigos del PRD) que han sufrido reveses políticos serios en procesos electorales durante el presente siglo.

El éxito de la socialdemocracia en Europa durante el lapso entre 1950 y 1975 del siglo 20, fue su identificación con el establecimiento del estado del bienestar (basado en la universalización de los derechos sociales y laborales, financiado con unas políticas fiscales progresistas), y un aumento de la capacidad adquisitiva de la población, mediante un incremento salarial como motor de políticas expansivas de carácter keynesiano, que exigían un intervencionismo público no sólo en gasto, sino también en la regulación (y/o la nacionalización) de actividades claves para el quehacer económico, a fin de garantizar la vigencia efectiva de los derechos humanos.

El declive de la socialdemocracia tiene su causa principal en el distanciamiento de muchos partidos socialdemócratas de estas políticas. Es a partir de los años ochenta, que gran número de tales partidos fueron apartándose de tales políticas, adaptándose a los principios del neoliberalismo, que se convirtió en la ideología dominante en la construcción de la Unión Europea. El argumento más utilizado por aquellos partidos políticos, en justificación de su abandono de las políticas socialdemócratas, fue que la globalización imposibilitaba el desarrollo de tales políticas. El keynesianismo, decían, era ya imposible. Los estados perdían poder frente a la globalización y no podían seguirse políticas expansivas.

El PSOE, representante de la socialdemocracia española siguió políticas de clara tradición socialdemócrata en el periodo 1982-1993 año en el que el PSOE perdió la mayoría parlamentaria y se alió con la derecha catalana, CIU, desarrollando a partir de ahí políticas neoliberales que provocaron un espectacular descenso del gasto público social por habitante, políticas que fueron continuadas hasta la fecha por los gobiernos sucesivos del Partido Popular y del PSOE.

El desplazamiento hacia la derecha de los laboristas en Inglaterra y del partido socialdemócrata alemán, propició que sus sistemas bancarios determinaran la arquitectura institucional europea, basada en un Pacto de Estabilidad, que frenó el crecimiento del gasto público, y en la creación de un Banco Central Europeo, que más que banco central era un lobby de la banca, que impuso altas tasas de interés y la política de austeridad. La mayoría de partidos socialdemócratas en la UE contribuyeron a la construcción de este marco neoliberal, que resultó en un gran descenso de las rentas del trabajo en la mayoría de países de la UE, causando el enorme problema de demanda existente en la UE.

Ese camino es el que han seguido los dirigentes principales del PRD en los últimos diez años (aderezado con la corrupción), lo que explica su participación en el Pacto por México, así como sus alianzas con el PAN, partido que asume el dominio del neoliberalismo como su triunfo cultural. Pero ello también explica el surgimiento de Morena en México, así como de Podemos en España, SYRIZA en Grecia y otros movimientos y partidos motivados por la necesidad de recuperar el crecimiento del bienestar.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ