Jupiter’s Moon, de Kornél Mundruczó

Jupiter’s Moon, de Kornél Mundruczó

Jupiter’s Moon, de Kornél Mundruczó, es una película sumamente atípica, por no decir rara; de ésas que suele decirse en los pasillos “es un poema” para justificar que fue poco comprensible ante un público que parece haber visto otra cosa en la misma sala de cine. Por supuesto que la cinta no es mala, no es ése el adjetivo adecuado para un trabajo cinematográfico que fue seleccionado entre cientos de filmes que se quedaron fuera de esta edición del Festival de Cannes. Pero de que es una película extraña lo es porque mezcla la realidad con la fantasía de una manera casi exasperante; por lo menos así lo fue para algunos espectadores de la Sala Debussy, quienes al final abuchearon la función –mientras que otros, de manera menos decidida, la aplaudían para hacer equilibrio-.

La primera escena de la película de Kornél Mundruczó (Hungría, 1975) muestra la separación entre un padre y su hijo. La angustia que logra transmitir el realizador que además es director de teatro, es de lo más atinado de la película: migrantes corriendo tras haber sido derribados de la lancha en la que pretenden cruzar, padre e hijo se separan, él corre solo hasta que un policía le dispara. En ese momento surge la gran metáfora de la película, porque el muchacho comienza a elevarse: es una especie de ángel, un migrante con poderes especiales que a voluntad vuela.  Los migrantes sobrevivientes son lanzados a un campo de refugiados; luego, el Dr. Stern rescata a Aryaan –interpretado por Zsombor Jéger- con la intención de explotar esa extraordinaria facultad que el migrante tiene de levitar.

La película desde ese momento se vuelve una cadena de escenas de persecución, un enfurecido director del campo Laszlo quiere exterminar a Aryaan a como dé lugar; el Dr. Stern quiere salvarlo; todo es movimiento y escenas en las que el migrante vuela y entra en una especie de sublimación. Ambos quieren salvar su vida, pero cada vez se complica más lograr ese objetivo.

La película tiene una historia que bien podría ser contada en la mitad de lo que dura; porque 2 horas con 3 minutos resultan un poco angustiantes. El guion es interesante porque muestra además otra metáfora entre la luna más cercana a Júpiter, llamada Europa, y una realidad que resulta prácticamente inevitable voltear a ver: los problemas de migración son cada vez más grandes y en el continente europeo el conflicto de los desplazados y los refugiados es casi insostenible por las diferentes posturas que hay a su alrededor.

Ante la gravedad de los conflictos como el de los migrantes rechazados en los países a los que llegan, surge entonces en la historia, de manera hiper-teatralizada, la “mano poderosa de la fe” que lo mismo destruye que salva. Los milagros sólo pueden ser posibles en una película así.

La película generó una división de opiniones al final de la función. Sorprendidos nos quedamos al ver las reacciones tan apasionadas de gran parte de los espectadores, el auditorio de esta función estaba compuesto sólo por periodistas; habrá que ver ahora cómo la reciben en las salas de cine. Seguro llegará pronto a nuestro país.

 

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ