Las + Recientes

Los gastos de la maternidad, se “olvidan” ante la satisfacción de educar a los hijos

Los gastos de la maternidad, se “olvidan” ante la satisfacción de educar a los hijos
Mil pesos al mes en pañales, 600 pesos para la leche, 900 pesos en una estancia infantil, o mil 500 pesos para pagar la colegiatura. Esos son algunos de los costos que las madres de familia deben cubrir para mantener a sus hijos n FOTO: andrés sánchez
  • Al año, algunas madres destinan 50 mil pesos en la escuela, útiles, uniforme, zapatos
  • En México, 22.4% de las mujeres con 12 años o más que tienen al menos un hijo no tienen pareja; 16.7% están separadas, divorciadas o viudas; 5.7% son madres solteras

Mil pesos al mes en pañales, 600 pesos para la leche y hasta 500 pesos por un pantalón que quedará inservible en pocas semanas. Primero, 900 pesos mensuales en una estancia infantil y, después, mil 500 pesos cada mes para pagar la colegiatura.

Ahora, más de 4 mil 100 pesos al mes para cubrir todos los gastos escolares que incluyen el pago de la escuela, los útiles, el uniforme y los zapatos, sumando así unos 50 mil pesos al año.

Éstos son sólo algunos de los costos de ser madre. Teresa Muñoz los conoce bien, pues ha tenido que hacerles frente, y aún sigue haciéndolo, ya que es jefa de familia.

Como ella, el 22.4 por ciento de las mujeres en México con 12 años o más que tienen al menos un hijo ejercen su maternidad sin una pareja; el 16.7 por ciento están separadas, divorciadas o viudas y el 5.7 por ciento son madres solteras.

Aunque el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) apunta que 77.5 por ciento de las madres mexicanas vive en unión libre o están casadas, puntualiza que se advierte una tendencia contraria.

“Es cada vez más frecuente que mujeres transiten a la maternidad o la ejerzan mientras se encuentran en una situación de no unión, ya sea separadas, divorciadas, viudas o solteras, provocando que en numerosos casos esto las coloque en situación de vulnerabilidad, tanto económica como social”, asegura el organismo en las estadísticas que envió esta semana con motivo de la conmemoración del Día de la Madre este 10 de mayo.

Pese a la vulnerabilidad a la que se refieren los datos oficiales, Teresa dice haber tenido suerte. Cuenta con el apoyo de sus seres queridos y no tiene que pagar renta ni servicios básicos en la vivienda en la que reside con su hija Mariana y parte de su familia.

Por esto, reconoce, es por lo que ha podido “salir adelante con el sueldo” ya que, de lo contrario, hubiese sido imposible, por ejemplo, pagar una escuela privada para su pequeña.

Y es que, contrario al hecho de que las mujeres con hijos tienen un mayor número de gastos que aquellas que no los tienen, en México las madres ganan menos. Así lo expone el Inegi con base en las estadísticas de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

Ambos grupos, las que son madres y quienes no lo son, registraron una tasa de ocupación similar en el cuarto trimestre de 2016 y la cual ronda el 38.4 por ciento. Mientras tanto, la diferencia salarial existe, puntualiza el instituto.

Casi una de cada dos mujeres ocupadas tiene una remuneración que no supera los dos salarios mínimos. Para el caso de las madres, el porcentaje es de 48.2 y entre quienes no tienen hijos la tasa es de 46.3 por ciento del total con este nivel salarial.

El combinar el trabajo con el cuidado de su hija ha sido difícil para Teresa, pese a que en la actualidad tenga una mayor flexibilidad en sus horarios de trabajo en el Sistema Zacatecano de Radio y Televisión (Sizart).

Aunque no pueda dedicarle a Mariana todo el tiempo que desearía, al igual que el resto de madres que son jefas de familia, tiene claro que el sacrificio es necesario. “A veces digo, ¿le estaré dedicando mucho tiempo al trabajo y la estoy dejando? ¿Estoy descuidando verdaderamente a lo que le debo la vida, a lo que le debo el tiempo? Pero si no hago esto, no voy a tener para ofrecerle lo que ella necesita”, concluye.

Este 10 de mayo fueron innumerables los tipos de regalo para las mamás n fotos: andrés sánchez
Este 10 de mayo fueron innumerables los tipos de regalo para las mamás n fotos: andrés sánchez

Costos hasta de 67 mil pesos antes del parto

Aparte de los gastos ya citados por Teresa, que deben realizarse tras el nacimiento de los hijos, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) durante 2016 hizo un estudio en relación al costo de la maternidad previa al parto.

En este análisis se incluye desde la prueba de embarazo, que puede ser de orina, en laboratorio o con el ginecólogo, hasta las pruebas de laboratorio que deben realizarse durante los 9 meses de gestación, así como el parto, ya sea natural o por cesárea.

En cuanto al primero de los pasos, la prueba de embarazo, la Profeco habla de precios que oscilan entre los 36 y los mil pesos. En cuanto a las pruebas de laboratorio, entre las que enlista siete, los costos pueden variar desde los 2 mil hasta superar los 4 mil pesos.

El momento del parto es el más caro y depende del centro hospitalario que se elija, si es privado o público, y si por decisión de la madre o por necesidad el bebé nace en un parto natural o por cesárea.

Ante estas opciones, la dependencia federal informa que si se tiene un parto natural, aunando ya los gastos anteriormente referidos, se podría estar pagando entre 22 mil y 50 mil 500 pesos en total durante el periodo de embarazo más el nacimiento; mientras que si es por cesárea, los costos pueden ascender hasta ubicarse entre 28 mil 500 y 67 mil pesos.

De acuerdo con Inegi, 77.5% de las madres mexicanas vive en unión libre o están casadas
De acuerdo con Inegi, 77.5% de las madres mexicanas vive en unión libre o están casadas

Gastos que se olvidan; “les debes la vida a los hijos”

Aun así todos los costos, anteriores y posteriores al parto, pareciera que se vuelven insignificantes en el momento en el que los ojos de una mujer se tornan vidriosos al escuchar una pregunta: “¿Qué es ser madre?”.

Primero un silencio, reflexivo, en el que se recuerda la sonrisa de la pequeña de la casa para buscar la descripción perfecta de este rol; “¿qué se siente ser madre?”; seguido de una mirada acuosa en la que no hay ni un atisbo de tristeza sino que, por el contrario, es sinónimo de la felicidad en su máximo exponente.

Finalmente, la respuesta de Teresa consigue alterar el orden biológico: Como madre, le debes la vida a tus hijos. No al revés.

La razón es clara: “Si no estuvieran ellos, ¿qué haríamos? En la vida ya no me veo sin mi hija. No es cierto eso de que los hijos nos la deben. No, nosotros a ellos, porque ellos son los que nos alimentan, por los que tenemos que estar, por los que trabajamos y por los que cada día nos levantamos”.

Es en este momento cuando dejan de tener importancia los mil pesos en pañales al mes que invirtió durante la primera etapa de vida de su hija, los 600 pesos que gastaba en la leche para alimentarla en ese tiempo, los 900 pesos mensuales del pago de la estancia infantil o los 50 mil que ahora destina al año a su educación.

A Teresa se le van olvidando estas cifras con cada paso adelante que da la pequeña Mariana, de 9 años de edad, pues es una satisfacción. El logro del esfuerzo de una madre.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ