Probabilidad, improbabilidad, trabajo

Probabilidad, improbabilidad, trabajo

La política, ni duda cabe, es clave en la actualidad para dirimir el presente y el futuro de sociedades y países, organizaciones y personalidades, incluidas. En ello, las elecciones resultan relevantes porque con sus campañas ayudan a develar, a desnudar las trayectorias de las opciones políticas en juego y, por supuesto, ponen a prueba las cualidades y defectos de quienes aspiran a gobernar países, estados y sociedades, hoy por hoy, hostigadas y vapuleadas de continuo, por un neoliberalismo, al cual, si algo lo distingue, es su imposibilidad para resolver problemas históricos, sociales, políticos y culturales para amplias mayorías, Además, ha sido y es opción funesta para todo aquel recurso: natural, social, político, cultural, etc., el cual, si a algún lugar va a parar, será al mercado, formal o informal, si se le atribuye o porta para desgracia social o nacional, ¿cómo el petróleo?, algún valor y lo que sea, será puesto en remate, sin dejar fuera de eso, a la gente, personas, mujeres y hombres, quienes antes eran conocidos, reconocidos y respetados como ciudadanos. En cambio, hoy  hasta la ciudadanía se relativiza, ¿deteriora?,  pues la patria se hace más pequeña por estar aún absorta en el modelo neoliberal, cuyo único dios a respetar es el lucro y el operar con una banalidad que todo lo corroe, en especial, la cultura. (Véase, si no, el trasfondo cáusticamente monetario de la pelea perdida por Julio Chávez  Jr., quien tenía que pelear, por el dinero que atrajo su rival, el Canelo, a ojos vistas, superior en todo, los chipotes y cortadas del oponente, hablan por sí mismas y de su contención, pues la paliza pudo ser mucho peor.

Para el amor paterno, que bien sabe de ese negocio, era fundamental agitar el pasado y el apellido Chávez. En cambio, para el hijo a sacrificar, tocaba aguantar una paliza por una paga que parecía significativa de capturar. De manera que se defraudó a todos, presentes y “mediovidentes”, con un proyecto, no deportivo, ni de lucha boxística profesional, sino por ver aguantar una paliza a 12 vueltas que sería propinada por El (piadoso) Canelo y con entrada pagada en dólares. Total y con un monto que se elevará muchísimo más sobre el anterior, la próxima pelea del Canelo, donde sea celebrada, desde hoy tiende a promover un evento que, por los medios de difusión a concurrir y utilizar, será un evento de talla mundial, en fin.

En otro ámbito, no deportivo, sino de orden, jurídico – político, inicia en Brasil, con toda la anticipación institucional posible, digámoslo así, no la búsqueda democrática de justicia, sino la primera fase de lo que parece ser o se pretende hacer como plausible linchamiento político de Lula da Silva en Brasil, (de nuevo, la previsión, ante todo). “En la sureña Curitiba, “capital de la Operación Lava Jato”, el juez de primera instancia Sergio Moro interrogará al ex presidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), para determinar si recibió un lujoso apartamento de la constructora OAS, enlodada en la red de sobornos de Petrobras, como retribución de favores ilegales.”

Que nadie piense en algo distinto a  hacer justicia, por supuesto: Lula da Silva y el Juez Moro “que encarna la cruzada anticorrupción se verán por primera vez este miércoles, en un duelo clave para el futuro inmediato del gigante sudamericano.”

Interesante será observar, cómo se enredan y desenredan, en aquel país, la política y la justicia al grado de convertirse en formas no sólo para ordenar el poder, sino también para disputarlo, puesto que “La sentencia será leída entre 45 y 60 días después, según estimaron en el famoso juzgado número 13, que comanda Moro. Si es condenado, y el fallo ratificado en segunda instancia, Lula deberá bajarse de la elección presidencial de 2018, que lidera holgadamente según todos los sondeos, pese a figurar también entre los políticos con mayor índice de rechazo.

El ex mandatario, cofundador del Partido de los Trabajadores (PT), niega los cargos y denuncia una persecución judicial que tiene al magistrado sureño como ariete. Como sea, bien por ventilar mediante la justicia situaciones como  ésta.

Cierto, en una campaña electoral se echa mano de todo tipo de recursos, entre los cuales se encuentran los errores, omisiones e insuficiencias, de todo tipo, en que han incurrido los responsables, pero con especial significación, cualquier elección, ofrece terreno para denuncia o simple promoción. No obstante que ya hayan sido tratados y procesados con anterioridad, hasta meses antes. Es el caso de los técnicos académicos “y académicos profesionales han sido abandonados a su suerte de forma deliberada por el Sindicato de Personal Académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas (Spauaz), debido a que su indefensión le permite al Grupo Universidad mantenerlos como capital político para los procesos electorales.” De inmediato, en lugar de ahondar, se hace propaganda sobre un asunto superado el año anterior, cuando el propio STUAZ, reconoció la complejidad del trabajo realizado por los técnicos. ¿De nuevo en el limbo, por la elección sindical?

Así lo afirmó Miguel Moctezuma Longoria, candidato a la dirigencia sindical de la planilla. n

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ