Corazón grande, visión amplia y bolsillo pequeño

Corazón grande, visión amplia y bolsillo pequeño

Hablar de corrupción e impunidad se ha vuelto tema cotidiano en muchos ámbitos de nuestra vida, de pronto da la impresión que nos hemos acostumbrado a que la realidad es así y es imposible cambiar. Al ver las campañas políticas del Estado de México, reflejo anticipado de lo que será la nacional del próximo año, vemos con dolor que el tema central es la corrupción y pareciera que el objetivo es mostrar quien es el más corrupto de los candidatos, llegando a la conclusión de que tal propósito es casi imposible y lo más viable es determinar un empate.

Los obispos mexicanos, reunidos hace unos días en asamblea plenaria, emitieron un mensaje al pueblo de México, un mensaje de solidaridad y esperanza. En él se lee una nota sobre los actores políticos de quienes dicen: Se requiere también de actores políticos que vayan más allá de sus intereses individuales, de grupo o de partido, y tengan un corazón grande, visión amplia y bolsillo pequeño.

En México hemos llegado a un estado de hartazgo generalizado hacia la clase política, los partidos y las instituciones, hecho que resulta sorprendente si tomamos en cuenta que nuestro sistema político y nuestras instituciones son relativamente recientes, ha bastado apenas un siglo para que nuestro sistema político democrático esté en crisis y nuestras instituciones desgastadas y poco confiables.

Claro que esta situación no es fruto de la casualidad, sino producto de décadas de abuso e impunidad, el México civilizado y moderno con instituciones sólidas y confiables era una apariencia, en poco tiempo la venda se ha caído de los ojos para descubrir que nuestra democracia sigue siendo endeble, nuestro sistema de justicia vulnerable y nuestros gobernantes poco preparados para servir con vocación y convicción.

Corazón grande, visión amplia y bolsillo pequeño debieran ser cualidades exigidas para todos los que pretendan gobernarnos, desde los presidentes municipales pasando por los diputados, senadores, gobernadores y hasta el mismo presidente de la república.

Un corazón grande para descubrir que la identidad del servidor público se define precisamente en el servicio,  que la oportunidad que el pueblo les da mediante el voto es para que trabajen en favor de todos y no sólo en provecho propio o de unos cuantos amigos; corazón grande para darse cuenta que ha mayor responsabilidad se requiere mayor humildad para no perder el piso enfermándose de poder y avaricia.

Visión amplia para trabajar en favor de todos, superando las políticas paternalistas y asistencialistas que lo único que hacen es fomentar la pobreza y hacer de ésta el gran negocio de México; visión de presente y de futuro, amplitud de miras para emprender proyectos  integrales que permitan a los ciudadanos encontrar oportunidades de desarrollo y empleo, empleos dignos y bien pagados. La mayoría de la gente no quiere dádivas, sino que lo dejen trabajar, que le ayuden a emprender.

Bolsillo pequeño para no enriquecerse a costa del dinero del pueblo. Que lejos estamos de ver a nuestros gobernantes como en otros países, especialmente en Europa, viajando en el transporte público. Nuestros gobernadores parecen artistas de Hollywood viajando en autos blindados y rodeados de “guardaespaldas”, lejanos de la realidad de la gente, aislados de los verdaderos problemas de los ciudadanos, cubiertos por un grupo de vividores que les hablan suave al oído. Es insultante escuchar las enormes cantidades de dinero que gobernadores como Duarte lograron desviar hacia sus arcas familiares.

¿Qué requisitos deben tener los próximos candidatos a cargos públicos? ¿Licenciaturas, maestrías, doctorados? El estudio es, sin duda importante, pero no garantiza nada. Debemos más bien exigir honestidad probada, sinceridad, autenticidad, sencillez. Que nuestros candidatos dejen de programar sus campañas en base a estudios de mercadotecnia, que dejen de pagar cantidades exorbitantes a asesores de imagen, que les dicen que ropa usar, qué decir y cómo decirlo. Que sean personas con vocación de servicio, con un corazón grande, visión amplia y bolsillo pequeño. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ