México vive el peor momento ético, moral y jurídico de su historia: Márquez

México vive el peor momento ético, moral y jurídico de su historia: Márquez
Uriel Márquez Valerio impartió la conferencia Incorporación de la Dignidad en la Constitución Mexicana ■ FOTO: ALMA RÍOS

■ Ni en movimientos como la Revolución Mexicana hubo “tan gran número de muertos”

■ El reto en el momento que vive el país es hacer vigente en la realidad los derechos humanos 

No tenemos un momento más indigno del país que este, asintió el constitucionalista Uriel Márquez Valerio, quien agregó que “México vive el peor momento ético, moral y jurídico de su historia”.

Si se sostiene que la política siempre ha sido corrupta, el matiz que ofrece el jurista, es que la diferencia entre esta y anteriores épocas, es que ni siquiera en los grandes movimientos violentos como la Revolución Mexicana o la Guerra Cristera, hubo “tan gran número de muertos”, de los que no se sabe quién los mató y por cuyas muertes nadie es sancionado.

No obstante la incorporación del concepto de dignidad humana en la Constitución mexicana, concretamente en cuatro de sus artículos: primero, segundo, cuarto y vigésimo quinto, esta es la época más adversa para su consecución.

El diccionario de la Real Academia de la Lengua propone ocho acepciones para el término dignidad, de éstas Uriel Márquez rescató tres por su importancia: “distinción o excelencia, el respeto o el comportamiento y el decoro que merece todo ser humano”.

La dignidad humana, entendida como principio, valor o derecho, o todo ello, como lo ha considerado la Suprema Corte de Justicia de la Nación, (una discusión jurídica que prosigue), “es la base de todos los derechos humanos, es un principio subyacente, o sea, que apoya a todos los demás”.

“Y bueno, yo no me obnubilo con la teoría y con lo académico. Yo tengo que cotejarlas con la realidad y la realidad ahorita es contradictoria a los anhelos del pueblo mexicano”.

El reto en el momento que vive el país es hacer vigente en la realidad los derechos humanos. Estos sostuvo, no pueden ser aspiracionales sino “deben realizarse en esta vida, ¿de qué nos sirve una promesa incumplida?”.

Uriel Márquez Valerio ofreció ayer la conferencia Incorporación de la Dignidad en la Constitución Mexicana, en el contexto de los eventos de conmemoración por el centenario de la Carta Magna de 1917, en que confluyen los esfuerzos de la Suprema Corte de la Nación, la Universidad Autónoma de Zacatecas y el Instituto Zacatecano de Cultura.

En entrevista previa con La Jornada Zacatecas precisó que el concepto de “dignidad humana” se incluyó tardíamente en la Constitución mexicana, apenas en el año 2002, durante el mandato de Vicente Fox.

Sin embargo, sostuvo que el panista ha sido “uno de los presidentes menos conscientes de lo que hizo. Yo diría que tiene muchas aspectos similares con –Donald- Trump, una gente que llega a una posición de poder sin tener la preparación necesaria para hacerlo”.

Su hipótesis es que Porfirio Muñoz Ledo y Gilberto Rincón Gallardo, quienes se involucraron como colaboradores en su gobierno, habrían incidido para esta modificación legal, misma que hasta hace poco “había sido más que todo un término retórico para adornar los discursos”.

Tan no procede de una iniciativa progresista del ex gobernador de las botas, que impuso su “puritanismo ignorante” al negarse a agregar la palabra “sexuales”, al término preferencias. “Y eso se agregó hasta que se modificó en 2011”, cuando se reformó la Constitución para enmarcarla en el paradigma de los derechos humanos.

No fue sino hasta el siglo 21 cuando el Estado mexicano ha sido llevado a juicio ante tribunales internacionales de derechos humanos, específicamente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), donde ha sido condenado en siete sentencias, justo por la violación al citado principio por casos de tortura o desaparición forzada, que ha cambiado esta situación.

Dijo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación está haciendo un esfuerzo a contracorriente con la realidad del país “por tratar de que se impongan estos criterios” y al momento ministros como José Ramón Cossío Díaz y Arturo Zaldívar Lelo de la Rea, han trabajado en ello, “creo que han sido los más congruentes con lo que dicen”.

Uriel Márquez Valero subrayó no obstante que el cumplimiento de la Constitución “depende de conocerla por todos nosotros”, algo que según el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM sólo cumplen al 5 por ciento de los mexicanos.

Agregó, sin embargo, que es alentador que en la actualidad se manifiesten muchas expresiones, a veces no suficientemente eficaces, “de la inconformidad contra las violaciones” a la Carta Magna del país.

Precisó que aunque se hace justo desde manifestaciones políticas es por las vías que establece la propia Constitución que deben exigirse, “no por ortodoxia sino por eficacia”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ