Durazneros podrían perder 80% de sus cosechas por falta de lluvias

Durazneros podrían perder 80% de sus cosechas por falta de lluvias
Estiman que se cosecharán 250 kilogramos de durazno por hectárea n fotos: susana zacarías
  • Otro riesgo, la plaga de la araña roja, que se reproduce con mayor rapidez en clima cálido y seco

Este año 2017 es considerado como uno de los ciclos agrícolas menos fructíferos para los productores de durazno en El Mineral, las condiciones climatológicas han afectado a la producción que se ve amenazada por la presencia de plagas, por lo anterior se pronostica una pérdida de cosecha de hasta 80 por ciento.

Los productores de durazno explicaron que durante el pasado mes de abril, en varias de las comunidades de Fresnillo se presentaron bajas temperaturas y heladas, las zonas donde se tienen los plantíos de durazno no fueron la excepción, lo que provocó daños en los pequeños frutos debido al atípico fenómeno climatológico.

“Hace aproximadamente cuatro o cinco años que no helaba como este año, entonces para este ciclo agrícola las perspectivas de la producción son mínimas, posiblemente sean de entre 15 o 20 por ciento si bien nos va”, reveló Adán Mejía Fernández, uno de los productores de la fruta instalado en la comunidad de Órganos.

A pesar de las inclemencias climatológicas, lotes y huertas ubicadas en Colonia Modelo, Mesa de Fuentes y otros sitios colindantes con el municipio de Jerez, son espacios considerados casi nuevos que tienen entre 3 y 4 años de producción, y son estas zonas las que cuentan con más expectativa de que se logre un buen porcentaje de producción, pero son muy pocas superficies señaló el entrevistado.

En otras comunidades donde se siembran pequeñas zonas del fruto, el clima es más favorable, pero tienen el riesgo de presentar la araña roja o mejor conocida como la plaga del verano, que se reproduce con mayor rapidez por las condiciones de clima cálido y seco, tal y como actualmente se presenta en el municipio, lo que provoca que el durazno se debilite y no se desarrolle, se pudra o caiga antes de madurar.

Es por ello de la importancia de la presencia de las lluvias, señaló Mejía Fernández, aunque agregó que durante este año se ha pronosticado que las sequías serán constantes para el territorio zacatecano; los productores esperan que las precipitaciones terminen con la plaga que amenaza con reducir más aun el poco volumen de producción para este año que se estima será de 250 kilogramos por hectárea.

En caso de que las lluvias no se presenten en el territorio fresnillense a la brevedad o antes de que concluya este mes de mayo, sería algo fatal para los productores porque su siembra es de temporal y esto implicaría que llegara producto de otros estados del país de baja calidad a altos costos ante la falta de competencia de la producción local.

Entre el clima y el desarrollo de las plagas, el duraznero destacó que desafortunadamente en el municipio de Fresnillo se ha perdido productividad, recuerda que hace aproximadamente 15 años se tenía una superficie total de plantación de mil 800 hectáreas, ahora si hay 500 hectáreas sembradas, dijo, es una cantidad excesiva.

“Hay poca gente que ha vuelto a plantar durazno, las personas se empezaron a motivar los últimos tres años porque llovió normalmente y la araña no se desarrolló como plaga, las heladas no fueron tan duras, por ello los productores habían vuelto a intentar, pero este año muchos productores tendrán pérdidas considerables”, detalló el productor.

Según los durazneros de la región, por cada reja de duraznos que obtengan esta se comercializará a un precio aproximado a los 300 pesos, es decir a 15 pesos por kilogramo, a pesar del pago los intermediarios o mejor conocidos como “coyotes” se encargan de revender la mercancía a un mejor precio, mismo que oscilaría hasta el doble de lo pagado, es decir, en 30 pesos por kilogramo.

Otra cantidad de la producción será comercializada a la capital del país y por ello resaltó “muchos de los zacatecanos no sabemos a qué saben los duraznos, tienen un olor, sabor y textura especial”; dijo que también la falta de cultura de apoyo entre productores ha sido factor para que los mejores frutos tengan que ser comercializados en otros estados de la republica mexicana.

Debido a la baja producción de la fruta y en su gran mayoría es enviada a la capital del país, queda truncado el proyecto para establecer una procesadora del fruto, sueño sin concretarse por parte de los campesinos para dar valor agregado al durazno y pudiera comercializarse en pulpa para los jugos, mermeladas, dulces y otros derivados, pero aun no hay esperanzas de concretarse.

Como este, otros apoyos para beneficio de los durazneros han quedado en el olvido, por ello pretenden los pocos que continúan con la actividad conseguir apoyos a través de las instancias locales, estatales y federales con los cuales se pueda ayudar a los campesinos que piden el apoyo del gobierno para que no los abandonen en esta crisis.

Actualmente en Fresnillo hay entre 50 y 60 productores de durazno, a pesar de ser pocos varios de ellos analizan la posibilidad de realizar conversión de cultivo y optar por otro producto que sea más rentable, por ello destacó el ex dirigente de los productores de durazno de Fresnillo, es necesario voltear a ver las necesidades de los productores de frutas más populares de Zacatecas.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ