¿Lo que no usas se atrofia?

¿Lo que no usas se atrofia?

El cuerpo es una máquina perfecta que ni los más grandes científicos de la humanidad la acaban de comprender completamente. Y precisamente esa misma complejidad hace que las personas consideren innecesario siquiera intentar comprender sus detalles, dedicándose a vivir y usar esta poderosa máquina sin los cuidados y atenciones necesarias. ¿Pero qué pasa con esta maravilla del universo, sino utilizas alguna de sus partes o no las cuidas adecuadamente?

En los primeros años de nuestra vida la máquina es a prueba de golpes y de casi todo. Nos caemos, nos golpeamos, lloramos, nos enojamos, nos decepcionamos, nos peleamos y muchas cosas más, sin embargo, en poco tiempo volvemos al estado normal, especialmente en lo relacionado a las emociones. En segundos o minutos volvemos a sonreír, a creer, a soñar, a confiar en los demás. De niños usamos todo el cuerpo, toda la voluntad, toda la energía y todas las buenas emociones. ¿En qué momento comenzamos a dejar de usar todo ello? ¿Qué partes de tu cuerpo y tus emociones están enterradas tres metros bajo tierra?

Sin darnos cuenta todos hemos dejado que nuestro cuerpo sufra atrofias en diferentes sentidos. Al dejar de hacer ejercicio estamos permitiendo que los huesos, tendones y músculos, pierdan toda capacidad regenerativa, pierden masa muscular, fuerza y resistencia haciéndose más frágiles y con más alta propensión a las lesiones. Las actividades que antes eran potenciales destrezas físicas, también se pierden cuando dejas de practicarlas, tales como: la lectura, resolver operaciones matemáticas, manualidades, bailar, escribir, hablar en público, etcétera. Las cualidades emocionales también se marchitan cuando, consciente e inconscientemente, se han dejado de utilizar, por ejemplo dejar de ejercitar la voluntad para detener ataques de irá, enojos o disgustos, el pensar positivamente, la comprensión a nuestros semejantes, inclusive la capacidad de hablar con los cercanos, de reunirse con amigos, de generar y fortalecer lazos de amistad, hasta la de crear y dar amor a otras personas. En fin, los daños que se presentan en nuestro cuerpo y nuestras emociones, no son principalmente por el paso de los años, son principalmente por no utilizar y no ejercitar lo mínimo requerido: el cuerpo, las habilidades y la voluntad.

La máquina perfecta parece soportar todo hasta que se le abusa, entonces comienza a tener fallas y las enfermedades se presentan más regularmente. Es como ir cavando un agujero lentamente, del cual al principio es fácil salir porque es poco profundo, pero quien no advierte que éste se va haciendo más y más grande, llega el punto en que cuando se da cuenta ya resulta muy difícil salir y les habrá de requerir un mayor esfuerzo del que pudieron hacer al principio. Lo lamentable es que para la mayoría, sino pudieron al principio, mucho menos podrán después y terminarán cavando más profundo. Todo ello sin hablar de los agentes externos dañinos que las mismas personas suelen meter a su sistema, como drogas, alcohol, tabaco, emociones nocivas y tóxicas y que definitivamente habrán de reducir la esperanza de vida.

Si te esfuerzas en activar tu mente y tu cuerpo, felicidades, sino es así, es el momento para hacerlo. El cuerpo es maravilloso que solo necesitas comenzar, inclusive muchas personas con alguna discapacidad, suelen desarrollar otras partes de su cuerpo de manera asombrosa, generando una fortaleza mucho mayor a las que tienen personas con todas sus capacidades, ejemplos de ellos son las personas que no pueden caminar y que desarrollan una gran fortaleza física del tronco y los brazos, asimismo las personas con debilidad visual, desarrollan una alta capacidad auditiva y sensitiva. Muchos descubren fortalezas dentro de sí, que no creían que las tenían, entonces para quienes tenemos todas las capacidades, solo es cuestión de voluntad y decisión.

Recomiendo que te preocupes más por tu edad metabólica y tu edad fisiológica que por tu edad biológica, la última depende de la fecha de nacimiento y calendario, la metabólica depende de la eficiencia de tu metabolismo que está determinada por la calidad de tu alimentación y la edad fisiológica esta determinada  por el estado de desarrollo o de deterioro del cuerpo en términos de su funcionalidad. Así entendemos que existen personas de 40 y 50 años que poseen un mejor organismo que el de personas de 20 y 30 años.

Busca y practica desde Internet los diferentes ejercicios de gimnasia cerebral que te ayudan a estimular ambos hemisferios cerebrales, a fortalecer tu memoria y ejercicios mentales que te ayudan a normalizar la presión sanguínea, a disminuir el estrés, a focalizar el aprendizaje, a mejorar la concentración, la atención y comprensión. Has ejercicio y fortalece tu voluntad. En general, has todo lo que sea posible hacer diferente a lo que has venido haciendo durante años, arriésgate y vive mejor. ■

 

 (jylnava @hotmail.com)

 

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ