Esperanza

Esperanza

La Gualdra 291 / Río de palabras

Sé que vas a llegar, no es sólo la esperanza, es que te he estado oliendo en el aire. Anoche en sueños vi tu presencia clara, nítida, como la imagen de la televisión que me mandaste con el primo Pedro. Clarito te miraba, estabas igualito a como te fuiste hace catorce años. Sin la panza que se te ve en las fotos ni las arrugas que se te notan cuando hablamos por el teléfono que le mandaste a Adelita. A mí ni me gusta hablarte así, porque me dan ganas de tocarte, de abrazarte hasta allá tan lejos; pero a Adela sí, ahí anda presumiéndole a todas en la plaza que su papá le mandó un teléfono, que habla con él todos los días y hasta se pueden ver por la cámara que tiene. Al menos ahora así ya te conoce, aunque luego dice que la desesperas porque no le dices nada, que nomás le preguntas de la escuela y de cómo se ha portado. Pero eso no importa, yo sé que ya vienes. En el sueño llegabas manejando en un carro gris oscuro y te bajabas vestido de blanco, muy curro. Me dijiste: “Vieja”, y salí corriendo a abrazarte y ahora sí podía tocarte, ahora sí te sentía todos los huesos. Te abracé tan fuerte que hasta amanecí sudando. Sé que ya vienes, no sólo por el olor o por el sueño; lo sé porque en la tele vi las noticias, dicen que a todos, a todititos los andan regresando. Por eso me despierto todos los días temprano, barro y sacudo bien la casa, me pongo uno de los vestidos que me has mandado aunque no me gustan porque están todos rabones; me baño y me pongo perfume; me siento aquí junto a la puerta y desde aquí te estoy esperando.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ