Código Político: ¿Quién ganó en la ganadera?

Código Político: ¿Quién ganó en la ganadera?

Por Juan Gómez

Director general de Pórtico Online

Corría el año 2011. Cerca del mediodía se realizaba una reunión en las instalaciones de la Unión Ganadera Regional de Zacatecas (UGRZ), encabezada por su líder Fortino Cortez Sandoval, alcalde a la sazón del municipio de Florencia de Benito Juárez.

Afuera del edificio un grupo de hombres armados cierra el flujo de la calle Torreón que circunda la alameda Trinidad García de la Cadena. Bajan de las unidades y se introducen al inmueble.

Preguntan al grupo de ganaderos por el líder de la Ganadera. Fortino Cortez Sandoval se levanta y lo aprehenden…Pero Gilberto Pérez Escobedo (tesorero) les pega un grito: “¿por qué se lo llevan?”  Los cuestiona con un tono de desconcierto.

Ese grito bastó para levantarlo también.

Con ambos líderes sometidos salen de las oficinas de la Unión Ganadera y los suben a las camionetas, que estaban enfiladas para ser escoltadas por las que taponeaban el flujo vehicular.

No hubo un solo disparo.

Era el 28 de julio del 2011. Gobernaba al estado Miguel Alonso Reyes. El secretario general de Gobierno era Esaú Hernández Herrera y el procurador de Justicia, el actual magistrado del Tribunal Superior de Justicia, Arturo Nahle García.

Al siguiente día de los hechos los cuerpos de ambos ganaderos, Fortino Cortez Sandoval y Gilberto Pérez Escobedo, fueron encontrados maniatados y con impactos de bala, a un lado de la carretera en la comunidad de Los Néstores, en el municipio de Huejúcar, Jalisco.

Este es solo uno de varios episodios sangrientos que los ganaderos zacatecanos han vivido a lo largo de muchos años.

El recrudecimiento de la violencia durante la administración de Miguel Alonso Reyes (2010-2016), golpeó no solamente a empresarios a los que se le cobró “derecho de piso”, sino a algunos miembros de este importante gremio zacatecano.

Otro ex líder que fue secuestrado en enero de 2016 en las postrimerías del sexenioalonsista, fue Miguel González Valdez (2005-2011), quien en ese momento hacía campaña como candidato independiente para intentar gobernar su tierra, Fresnillo, Zacatecas.

Afortunadamente el 21 de marzo de aquél año el ex dirigente de la UGRZ fue liberado, al parecer, después de que su familia pagara una suma importante de dinero.

Durante muchos años la Ganadera caminó al lado de algunos gobernadores que apoyaron el desarrollo y el crecimiento de esta actividad, que le dio a Zacatecas un lugar importante en el contexto nacional.

Los gobiernos priistas caminaban casi de la mano de la dirigencia en turno, pero la alternancia que vivió Zacatecas en 1998, vino a romper el esquema tradicional y las asociaciones  ganaderas empezaron a formar sus propias fortalezas políticas en el nuevo esquema gubernamental que se creó a partir de aquél año.

La semana pasada se llevó a cabo la elección de la nueva dirigencia de la UGRZ, en un ambiente muy diferente, proceso en el que los ganaderos zacatecanos le refrendaron su respaldo a Cuauhtémoc Rayas, un controversial líder que ha estado sobre todo, alejado de las preferencias priistas por su forma de conducir al gremio.

Sus declaraciones han sido en ciertos momentos altisonantes y hasta podría decirse que han rayado en lo inoportuno, en lo imprudente; pero es la forma de denunciar lo que más lastima al gremio: el robo de ganado y las amenazas de la delincuencia.

Pero también hay que destacar que los ganaderos no son hombres de palabra fina o adornada. Dicen las cosas por su nombre, sin miramientos, sin pudor.

Las elecciones en la dirigencia de la Unión Ganadera de Zacatecas siempre han sido reñidas, peleadas, y tradicionalmente, han generado una gran expectativa entre la opinión pública zacatecana.

Por la fuerza política y económica que representa la Unión Ganadera siempre han estado bajo el acecho de los gobiernos en turno, en ocasiones para generar algunos productos urbanísticos y otros servicios que han dejado una gran derrama económica. De hecho, hay un conflicto de bienes raíces, de terrenos que aún están en litigio.

El ganadero no es un gremio dócil porque son hombres con una gran independencia económica y patrimonial, pero también existen algunos que han sido denunciados por hacer negocios propios a costa de la organización.

Al gobernador Alejandro Tello le corresponde en esta ocasión la renovación de la Unión Ganadera Regional de Zacatecas, y tal parece que no ha querido intervenir en la decisión de los agremiados.

Cuauhtémoc Rayas Escobedo se reeligió al frente de la Unión Ganadera Regional de Zacatecas, al derrotar al ex alcalde de Nochistlán, Fernando González, quien siendo alcalde de ese municipio impactó su camioneta contra una familia a la que, después de un año no ha querido indemnizar a la familia de las víctimas, pues ha tenido el “privilegio” de contar con la protección de los gobiernos priistas.

El gobierno de Alejandro Tello respetó la decisión mayoritaria de los ganaderos zacatecanos, pues sus colaboradores y amigos no pudieron cerrarle el paso a Cuauhtémoc Rayas, un ganadero que se pronunció abiertamente por la candidatura del senador David Monreal Ávila, en el proceso gubernamental pasado.

Esperemos que se escriba una nueva época en la Unión Ganadera Regional de Zacatecas, alejada de la corrupción, la estridencia y la confrontación, para que dé paso a un sector vigoroso, fuerte que contribuya al desarrollo del campo zacatecano, más allá de esos tristes episodios.

En esta etapa ¿Quién gana en la ganadera?

Al tiempo.

 

@juangomezac

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ