El secreto de la herencia

El secreto de la herencia

(5 CONCURSO DE CUENTO CORTO DE LJZ)

 

Había una niña llamada Carol; era hija única y vivía sola con su madre, ya que su padre había muerto en un accidente años atrás. Pasaba mucho tiempo sola porque su mamá trabajaba para cubrir los gastos; esto hizo que le gustara lo sobrenatural, lo cual no le daba miedo porque siempre estaba sola y no tenían familiares con quienes estar.

Un día sonó el teléfono y Carol contestó. Fue algo extraño, porque era una mujer que le dijo que si le podían ayudar porque había un fantasma en su casa que la asechaba y quería que Carol le ayudara.

Ella platicó con su mamá y aceptó ir a la casa de esa mujer. Viajaron hasta la casa de la mujer, y al llegar ahí, se sorprendieron con la casa, ya que era una mansión pero muy vieja. Cuando tocaron la puerta, las recibió una mujer muy pero muy vieja; su nombre era Bertha; ella les mostró la casa y, al instante, hubo actividad paranormal, las luces  parpadearon, las ventanas rechinaban, las cosas caían al suelo. La madre de Carol se asustó. Pero ella estaba encantada, cuando de repente, zaz… Que le cae una lata de atún en la cabeza y se desmayó.

Cuando Carol recobró el conocimiento, su madre y la señora Bertha estaban a su lado y ya todo estaba más tranquilo, y así pasaron los días y cada vez había más apariciones, hasta que un día estaba sentada en el sótano investigando y de repente cayó un retrato muy viejo y, oh sorpresa,  era la señora Bertha, estaba con un hombre al parecer era su esposo, y le llamó mucho la tención  la fecha en que se hizo el retrato, que era de 1923. Sorprendida, dijo: -Oh, oh. Y en ese momento apareció el fantasma de la fotografía y dice: -Hola, Carol, soy Julián. Al mismo tiempo, Bertha se paró junto de ella y le dijo que las guió hasta la casa porque ellos eran los tatarabuelos de su padre y querían heredar su mansión y su riqueza escondida, a ella y a su mamá, ya que eran los últimos familiares que vivían. Carol y su madre se quedaron a vivir en la mansión, y sus abuelos descansaron en paz. En ocasiones, Carol aún siente que ellos siguen ahí, cuidándola.

 

 

Autora: Fátima Berenice González Robles

Edad: 10 años

Escuela Primaria Severo Cosío

Zacatecas

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ