Las + Recientes

Utilizan aguas negras para riego de cultivos en Fresnillo

Utilizan aguas negras para riego de cultivos en Fresnillo
Tierras regadas con el líquido residual

■ Solicitarán intervención de la Procuraduría General de Justicia del Estado

■ El robo del líquido residual afecta el funcionamiento de las plantas tratadoras

Más de la mitad de las aguas negras que se producen en el municipio, son utilizadas por ejidatarios para el riego de sembradíos localizados cerca del cauce, situación que además de convertirse en un problema de salud pública, ha provocado el mal funcionamiento de la infraestructura para el saneamiento que costó más de 300 millones de pesos.

Tras la puesta en marcha de las dos plantas tratadoras de aguas residuales que se localizan al oriente y poniente de la ciudad, las autoridades locales descubrieron que el caudal que llega para ser tratado es mínimo, en comparación con la cantidad de agua que se distribuye a los usuarios del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Fresnillo (SIAPASF).

Por ello, las autoridades determinaron realizar un recorrido principalmente al oriente del municipio, justo sobre el cauce que recorre el agua para llegar al colector de aguas residuales, mejor conocido como El Caimán, donde descubrieron que los pozos de visita y el caudal es vandalizado principalmente por ejidatarios dueños de parcelas que utilizan las aguas para el riego de sus cultivos.

La situación es más grave en la periferia de Fresnillo, principalmente a espaldas de la colonia del Sol, donde concluye la plusvalía y se ubican los sembradíos en gran parte de cilantro y hortalizas que son regados con el agua de desecho, práctica que desde hace años realizan en este municipio, pero ahora afecta al funcionamiento de las tratadoras de agua.

Laura Herrera Márquez, directora del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Fresnillo, informó que la infraestructura para efectuar el saneamiento que se ubica en la zona oriente tiene capacidad para tratar 120 litros de aguas negras por segundo, pero el desvío ha provocado que funcione a su mínima capacidad. Se presume que únicamente llegan 6 litros a decir de los responsables de la obra.

Ante el descubrimiento, se determinó hacer en primera instancia un llamado a los responsables de los daños a los pozos de visita para que dejen de desviar el cauce, y la planta de tratamiento pueda funcionar de manera correcta, o de lo contario solicitarán la intervención de la Procuraduría General de Justicia del Estado para iniciar el proceso en su contra por el desvío de las aguas y afectaciones en los colectores.

También se les dará la opción a los ejidatarios de poder comprar el agua conocida como gris, que es el resultado del proceso de las tratadoras a un precio de un peso con 95 centavos por metro cúbico. Según la funcionaria los interesados deberán de acudir a las plantas con su infraestructura para adquirir el producto final, porque de inicio el sistema no cuenta con el servicio de abasto de aguas residuales.

“Nosotros requerimos del caudal total para que funcionen al cien por ciento nuestras plantas tratadoras de aguas residuales, por ello el llamado a los ejidatarios y agricultores para que dejen de efectuar malas prácticas que también tienen repercusión en la salud”, manifestó la titular del organismo descentralizado.

Del robo de aguas negras se dio conocimiento a la Secretaría del Agua y Medio Ambiente (SAMA), la Secretaría de Infraestructura (Sinfra), la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la Secretaría de la Función Pública (SFP) e incluso la oficina de Presidencia de la República, las cuales tomaron testimonio de las acciones efectuadas por ejidatarios, particulares y agricultores que “bandalizaron” la infraestructura, violación a la Ley de Aguas Nacionales.

Para evitar que de nueva cuenta sean afectados los colectores por particulares, se anunció inversión de 1.6 millones de pesos a través de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) para efectuar el proyecto con el cual se canalizará mayor volumen de aguas negras a la planta tratadora oriente y funcione de manera óptima.

En torno al tema de las denuncias, el alcalde de Fresnillo, José Haro de la Torre, anunció que no se permitirá afectación al patrimonio municipal por la ruptura de tuberías que conducen las aguas de desecho, por eso hizo el llamado a los presuntos responsables para dejar de afecta el funcionamiento de las tratadoras.

“Ya se efectuó un recorrido con la Procuraduría General de Justicia del Estado, con la policía municipal y también con la representante legal del municipio para interponer la denuncia en caso de que vuela a ocurrir. No podemos afectar el patrimonio municipal por esta situación”, declaró el primer edil.

Además de ser un daño a la infraestructura, Haro de la Torre hizo énfasis en el perjuicio a la salud pública que representa el regar cultivos con aguas negras, porque genera una contaminación que después se traduce en problemas de tifoidea, casos de cólera y otras enfermedades al no tratar de manera adecuada los alimentos desde su sembradío.

Cabe destacar que el municipio de Fresnillo fue multado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) porque no se saneaban sus aguas residuales a pesar de la gran cantidad de habitantes, es decir, población mayor a los 100 mil pobladores. La cifra llegó a ser hasta de mil 700 millones de pesos, rezago originado por los derechos de descarga. Esa cantidad se condonó con la condición de que funcionen al cien por ciento las plantas tratadoras que están a la espera de mejorar el caudal de agua negra que es robada.

 

Banner Home Videos 578 x 70

Noticias relacionadas

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ