Segunda vuelta electoral. ¿Legislarán contra una persona?

Segunda vuelta electoral. ¿Legislarán contra una persona?

En 1988, el candidato del PRI, Carlos Salinas de Gortari fue el último candidato ganador de la presidencia con mayoría absoluta pues obtuvo, según las cifras oficiales y después de la “caída del sistema”, un 50.36% de la votación, seis años después, en 1994, el candidato del PRI Ernesto Zedillo sólo logró, por primera vez en la historia, una mayoría relativa de 48.69 % de votos. En el año 2000 Vicente Fox del PAN encabezó la primera alternancia en el Poder Ejecutivo federal con sólo un 42.52 %, y la tendencia a la baja de la votación del ganador se mantuvo en 2006 cuando Felipe Calderón logró la Presidencia, “haiga sido como haiga sido”, con sólo un 35.60 %, mientras que, en 2012, el candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, logró un pequeño avance al ganar con el 38.21 %. Cabe recordar que desde 1997, ningún partido ha logrado una mayoría absoluta de votos ni de curules en las elecciones de diputados federales. De manera que se ha producido una anomalía importante en el régimen político vigente: se han configurado sucesivamente cuatro gobiernos federales representativos de minorías cercanas al tercio de la votación, pero los sucesivos ganadores, en lugar de aceptar su condición de representar a la minoría más grande, han pretendido gobernar al estilo de los presidentes del viejo régimen negándose a la transformación del sistema presidencial de partido hegemónico a un sistema parlamentario que encauce al pluralismo político que vivimos.

La historia de la evolución política mexicana permite afirmar que durante los últimos treinta años los actores políticos principales privilegiaron, no sin dificultades, una serie de reformas encaminadas a la generación, el desarrollo y el fortalecimiento del pluralismo político, hasta lograr transformar al sistema de partido casi único hasta entonces imperante. La oposición política conquistó paulatinamente los beneficios de la pluralidad; el peso específico adquirido permitió ir aminorando la influencia del oficialismo y dar pasos hacia la recuperación del papel del Congreso en la arquitectura presidencial con división de poderes vigente. Lástima que en ese gradual proceso de cambios en la dirección correcta el sistema de partidos fue degenerando hasta su actual condición de organizaciones sin credibilidad ni representación, empantanadas en la corrupción e impunidad que caracterizan a las instituciones del Estado y a buena parte del cuerpo social. Ese proceso degenerativo es lo que explica que las principales fuerzas opositoras del país, PRD y PAN, aceptaran firmar el Pacto por México manteniendo vigente el paradigma neoliberal y, con ello, convertirse en los hechos en fuerzas co-gobernantes con el PRI.

El desplazamiento del PRD hacia posiciones neoliberales es lo que explica el surgimiento de Morena y su crecimiento acelerado, así como la sólida intención de voto en favor de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que expresan todas las encuestas publicadas hasta ahora. A estas horas ya es evidente que la inconformidad de la mayoría de los mexicanos con los resultados de tres décadas y media de gobiernos neoliberales, parece que está encaminándose a una expresión electoral que llevará al candidato de Morena a la presidencia de la república. La tendencia es tan sólida que el republicano senador por Arizona John Mc Caín afirmó preocupado hace pocas semanas que si hoy fueran las elecciones ganaría AMLO, afirmación aceptada por el secretario de seguridad del vecino del norte. Y otra prueba de la existencia de esa tendencia en el electorado mexicano es el rumor cada vez más insistente de que el PAN y el PRI intentarán reformar radicalmente el sistema electoral introduciendo en la constitución federal la figura de la segunda vuelta, aportación del derecho constitucional francés, con el objeto de que la elección del presidente de la República se realice mediante mayoría absoluta de votos, recurriendo a una segunda votación cuando ningún candidato obtenga la mayoría necesaria para ser electo en la primera votación. Al parecer, las únicas dos fuerzas que han detentado la presidencia de México (PRI y PAN) consideran que tal como están las cosas, esa sería la única manera de detener, coaligándose en la segunda vuelta, al candidato de Morena.

Muy pronto veremos si el rumor se convierte en una decisión formal pues los plazos para lograrlo ya son muy cortos, pero por lo pronto se puede suponer que en la exposición de motivos que publiquen intentarán ocultar la intención verdadera detrás de la propuesta; es muy probable que mientan señalando que el pluralismo en el congreso ha generado alguna suerte de pasmo institucional que hay que superar con un presidente fuerte y con un sistema electoral que asegure la gobernabilidad aunque ello signifique sacrificar el pluralismo político. Lo cierto es que el año próximo se pueden llevar una gran sorpresa cuando vean los resultados, pues en un sistema de tres competidores fuertes (PRI, PAN y Morena) nada asegura que los electores que hayan votado por el PRI o por el PAN en la primera vuelta, votarán por el candidato que pase a una segunda vuelta con AMLO como adversario a vencer. Se han publicado encuestas que hablan de que la segunda opción de electores panistas y priistas es AMLO, además de que es muy probable que segmentos significativos del electorado más firme del PRD, PT y Movimiento Ciudadano cierren filas también con AMLO en la segunda vuelta, independientemente que el otro finalista sea panista o priísta.

También está por verse si la presunta iniciativa contiene también la segunda vuelta en la elección de legisladores, lo cual complicaría mucho los acuerdos para la segunda vuelta, pero lo que se puede asegurar desde ahora es que independientemente de la modalidad que adopten en su iniciativa, el sistema actual de partidos políticos se transformará, en el mediano plazo, en uno donde solo existan dos fuerzas competitivas. ■

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ