Girar sobre su propio eje: La cultura en el PED 2017-2021

Girar sobre su propio eje:  La cultura en el PED 2017-2021
José Benítez Sánchez. Sin título. Cera con estambre. Diámetro 123 cm. Museo Zacatecano.

La Gualdra 282 / Gestión Cultural

Zacatecas inició hace 30 años una carrera cuya meta ha sido convertirse, algunas veces con mayor acierto que otras, en una ciudad de consolidada oferta cultural. Administraciones gubernamentales han ido y venido, ataviadas incluso con otros colores, y es necesario reconocer que en gran medida éstas son evaluadas en función de sus logros o fracasos en esta materia.

El pasado 30 de enero se presentó el Plan Estatal de Desarrollo 2017-2021 en cuyo Eje Estratégico 3, denominado Competitividad y Prosperidad, se abordan los propósitos y metas que se pretenden alcanzar en materia de cultura. A este rubro lo acompañan los objetivos a desarrollar en términos de educación, actividades económicas, ciencia y tecnología, empleo, infraestructura y equipamiento, agricultura sostenible, sector industrial y de servicios, así como minería sostenible y turismo.

El apartado 3.10 (páginas 144-145) del texto publicado en el Periódico Oficial el 7 de enero de 2017 desarrolla el tema bajo el título Cultura y Economía Creativa con la presentación de un Objetivo Específico: “Conformar, articular y fomentar la industria cultural y la industria creativa en la entidad que permita incorporar a Zacatecas en sectores emergentes y de alta expansión a nivel mundial”.

A partir del texto se asume que dicho objetivo se alcanzará mediante la implementación de una serie de acciones que se detallan en cuatro sub-apartados. El primero de ellos expone que se buscará “Proteger, crear, preservar y difundir la cultura y el patrimonio cultural tanto material como inmaterial de la entidad” mediante la promoción a nivel nacional e internacional de los eventos, la ampliación de la declaratoria de monumentos y zonas típicas, la creación de un Atlas Estatal del Patrimonio Cultural, la sensibilización de la sociedad para su cuidado, así como la descentralización de la cultura y el fomento del sentido de identidad mediante la difusión de la cultura y tradiciones.

El segundo pretende “Incrementar la formación de docentes, talentos, artistas y artesanos” a través de la promoción de sus obras y el impulso de su desarrollo a nivel internacional, la profesionalización de talentos, el impulso a la innovación e investigación y la generación de convenios de intercambio que también alcancen a los municipios.

Un tercer sub-apartado tiene como objetivo “Construir y rehabilitar espacios dignos y apropiados para el acceso y difusión de las manifestaciones artísticas y populares” en municipios y zonas marginadas, además de impulsar un uso más intenso de éstos y su óptimo manejo.

Finalmente, en un cuarto párrafo se plantea “Desarrollar la industria cultural y creativa” mediante la incorporación de la industria privada, el establecimiento de una red de festivales y fiestas típicas, así como la creación de oficinas comunitarias de gestión cultural a fin de fortalecer la estructura productiva.

Anudando a la consolidación del Objetivo Específico expuesto, el documento presenta una serie de metas concretas a ser alcanzadas, a saber, incrementar la asistencia a museos y espacios culturales en 30 por ciento para llegar a 2021 a un millón de visitantes; aumentar también el número de eventos culturales con el objetivo de finalizar el quinquenio con 6 mil 500; de igual forma se espera acrecentar la cantidad de estímulos a creadores zacatecanos hasta alcanzar la entrega de 900 de éstos, y, finalmente, se espera que los talleres de formación e iniciación artística lleguen a mil en 2021.

Se trata entonces de un documento que se enfoca en cuatro temas: protección y difusión, capacitación y profesionalización, infraestructura y producción, mismos que, en mayor o menor medida, se han contemplado en los planes estatales de desarrollo de los dos últimos sexenios. Durante la administración de Amalia García Medina se pretendió colocar a Zacatecas como destino turístico cultural a nivel nacional e internacional, mientras que en el gobierno de Miguel Alonso Reyes el objetivo propuesto fue “el fortalecimiento de nuestra identidad” garantizando el acceso de toda la población a la vida cultural.

A diferencia de los objetivos proyectados en los planes de las administraciones correspondientes a los sexenios 2004-2010 y 2010-2016, respectivamente, el Plan Estatal de Desarrollo de la actual administración presenta una meta que suena prometedora al menos en el título y en el Objetivo Específico: Fomentar las industrias culturales y creativas para posicionar a Zacatecas a nivel mundial en materia cultural.

Se trata, sí, de consolidar a Zacatecas como ciudad cultural, así como de garantizar el acceso de la mayor parte de los habitantes a las actividades culturales pero desde una perspectiva que parece responder a las demandas actuales, esto es, el impulso de las denominadas industrias culturales y creativas.

En pocas palabras, se pretende alcanzar la proyección mundial de Zacatecas partiendo del impulso a la producción local, un sentido reclamo emanado de las voces de los artistas, quienes en muchas ocasiones han lamentado el abandono de la vocación formativa y la profesionalización del talento zacatecano. De lograrse dicho Objetivo Específico, el Estado daría un paso firme hacia la tan ansiada consolidación en materia cultural.

Lo cierto es que el desglose del tema en este documento se enfoca en mayor medida al cumplimiento de objetivos que se contemplan desde, por lo menos, los dos últimos sexenios. Lo anterior evidencia que a pesar de que las metas han estado presentes en el papel, en la realidad no se han alcanzado. A pesar de que las distintas administraciones han coincidido en la intensión de consolidar a Zacatecas como destino cultural, las acciones para conseguirlo siguen girando sobre su propio eje.

Como dato adicional, el pasado 11 de febrero el periódico El País publicó la nota “La revolución de los Uffizi” en la que el actual director del museo más visitado de Italia manifestaba su preocupación por el riesgo de que estos espacios se gestionen como supermercados, es decir, que se privilegie el número de entradas sobre la experiencia artística que los visitantes pueden tener en ellos, de tal forma que no resulta descabellado cuestionar si lo más importante, para el caso de Zacatecas, es incrementar la cantidad de asistentes a museos y eventos, o bien, la calidad de los mismos y la experiencia de los ciudadanos en ellos, sobre todo hablando de los propios zacatecanos.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_282

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70