Cerrar filas ante ‘rabieta’ de Trump, pide CNN a medios

Cerrar filas ante ‘rabieta’ de Trump, pide CNN a medios
Cientos de estadunidenses protestaron ayer en Chicago contra una medida del presidente Donald Trump que revoca derechos a transexuales. Foto Afp

Washington. Medios de información estadunidenses criticaron este sábado la exclusión de varias cadenas de televisión y publicaciones de una reunión informativa organizada en la Casa Blanca por el secretario de prensa, Sean Spicer, en aparente represalia por coberturas que han incomodado al presidente Donald Trump.

Fueron nueve medios a los que se negó la entrada a esa sesión de prensa en las oficinas de Spicer, entre ellos The New York Times, Los Ángeles Times, CNN, Politico, The Guardian y BBC. La agencia Ap y la revista Time optaron por no participar, en protesta por esa decisión.

Varios medios conservadores, como Breitbart News, The Wall Street Journal (que después expresó objeciones y afirmó que no habría participado en la sesión de haber sabido que se prohibió a otros medios asistir a la conferencia) y The Washington Times fueron invitados, junto con las cadenas de televisión ABC, NBC, CBS y Fox, pero sin cámaras.

The New York Times calificó esa decisión de última rabieta e insulto a los ideales democráticos. En uno de sus editoriales, puntualizó: La hipocresía de Spicer se produjo después de otro rumor salvaje contra medios de comunicación por el señor Trump.

Agregó que el mandatario, “durante una aparición en la Conferencia de Acción Política Conservadora del viernes, acusó de nuevo a periodistas de mentir y fabricar historias, incluyendo que miembros de su administración ayudaron a difundir.

Los Ángeles Times advirtió que la oficina de prensa del presidente en la Casa Blanca “acaba de poner una cuerda de terciopelo delante de los medios de comunicación.

Trump ha adoptado algunas nociones alarmantemente autoritarias de la Presidencia en los últimos dos años, y castigar a las organizaciones que publican historias críticas al presidente cae directamente en esa categoría, fustigó.

La cadena CNN calificó de sorprendente la decisión del secretario de prensa, y sostuvo que a pesar de toda su fanfarronería la Casa Blanca es una administración bajo asedio.

Destacó: Frente a las numerosas declaraciones públicas del presidente a conflictos de intereses financieros obvios y a lazos preocupantes con Rusia, la Casa Blanca decidió lanzar un ataque total contra las organizaciones noticiosas que informan confiablemente sobre las fábulas y las debilidades de la administración.

CNN opinó que es de esperar que los medios cierren filas y luchen por el derecho del público a observar e informar sobre el gobierno sin temor a represalias oficiales. Recordó que los periodistas de Ap y Time salieron del acto cuando quedó claro que se trataba de castigar a los medios seleccionados, y que la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca anunció planes para responder a las payasadas del viernes.

También el Club Nacional de Prensa condenó la exclusión de los medios, que calificó de acción sin precedente, lo más parecido a un acto de censura.

Me parece profundamente inquietante y completamente inaceptable que la Casa Blanca lleve a cabo una campaña contra una prensa libre e independiente consagrada en la Constitución, dijo el presidente del club, Jeffrey Ballou. La acción se remonta a los más oscuros capítulos de la historia de Estados Unidos y apesta a censura antidemocrática, antiamericana e inconstitucional, añadió.

Al parecer, a manera de reacción, Trump anunció en un tuit que no acudirá a la cena anual de corresponsales prevista para el 29 de abril. No acudiré a la cena de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca. ¡Por favor, les deseo a todos lo mejor y que tengan una gran noche!, expresó.

Antes, en otro tuit, el mandatario propuso a sus seguidores que realicen una manifestación masiva, la cual, según él, sería la más grande de todas, después de que algunas estrellas de Hollywood se unieron a una protesta contra su gobierno.

Protesta en Beverly Hills

La noche del viernes, los actores Jodie Foster y Michael J. Fox encabezaron una protesta en Beverly Hills para mostrar su apoyo a la libertad de prensa y defender los derechos de migrantes y minorías. El acto Voces Unidas, organizado por la United Talent Agency, logró reunir a numerosas estrellas.

La agencia canceló su fiesta con motivo de los Óscar después del decreto firmado por Trump que prohíbe la entrada al país a personas procedentes de siete países de mayoría musulmana.

Precisamente, The New York Times emitirá por televisión un aviso titulado La verdad es difícil, durante las pausas de la transmisión de la entrega de los Óscar.

El ex precandidato demócrata a la presidencia Bernie Sanders respondió al tuit de Trump, en el cual llamó a sus seguidores a realizar una gran manifestación, con fotografías del escaso público que asistió a su toma de posesión. Ya la hicieron. No fue grande, apuntó Sanders en su mensaje.

En este contexto, los miembros del Partido Demócrata eligieron a Tom Pérez como nuevo líder. Es el primer latino que dirigirá la formación política con una hoja de ruta clara: hacer frente a Trump y reorganizar las bases para intentar recuperar la mayoría en las elecciones próximas.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70