Sin proceso revolucionario ni la Carta Magna, México sería un país peor: Felipe González

Sin proceso revolucionario ni la Carta Magna,  México sería un país peor: Felipe González
La 62 Legislatura organizó el ciclo de conferencias Revolución y Cambio Social, con motivo del centenario de la Constitución ■ foto: andrés sánchez

■ “La Constitución ha sufrido 699 reformas; muchas, contrarias al espíritu que enarboló”

■ “No podemos cerrar los ojos a la desigualdad, a la falta de oportunidades, a la marginación, a la pobreza que sigue afectando a más de la mitad de la población mexicana”, puntualizó

Durante su participación en el ciclo de conferencias Revolución y Cambio Social, con motivo del centenario de la promulgación de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, Felipe Arturo González, docente de Historia de México en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, aseguró que sin el proceso revolucionario ni la Carta Magna, “México sería un país peor”.

También informó que la Constitución ha sufrido 699 reformas, muchas de las cuales son contrarias al espíritu que enarboló hace 100 años: la justicia social y los derechos de los campesinos y trabajadores de la época.

“La Constitución Mexicana aprobada hace 100 años sentó las bases jurídicas, políticas e institucionales que permitieron el desarrollo de México en el siglo 20. A 100 años de distancia, tenemos un país más democrático como era el sueño de Madero, más justo y equitativo como era el sueño de Emiliano Zapata y Francisco Villa, de leyes e instituciones como era el sueño de Venustiano Carranza, pero tenemos también un Estado que tiene un origen popular”, expuso.

Añadió que la Constitución ha permitido el desarrollo de una nación mexicana que en muchos sentidos “es infinitamente mejor a la sociedad mexicana que había en 1910. Hoy tenemos una sociedad con acceso gratuito a la educación y gracias a ello, en vez de 83 por ciento de analfabetas que teníamos hace 100 años, hoy tenemos un país que tiene casi la cobertura universal en educación básica”.

González aseguró que en la actualidad México cuenta con una legislación laboral que sigue siendo ejemplo para el mundo, pues garantiza las demandas más sentidas de los trabajadores mexicanos y a pesar de todo “es una legislación orientada a proteger al eslabón más débil del sistema productivo que son los trabajadores”.

Asimismo, dijo que gracias a la Carta Magna los campesinos no desaparecieron en México, además de que los ejidatarios y los comuneros siguen siendo los actores centrales en el campo mexicano y siguen siendo propietarios de casi la mitad de los recursos naturales que hay en el país.

En su intervención en el ciclo de conferencias organizado por la Legislatura del estado, puntualizó que, “desde luego, hay múltiples carencias. No podemos cerrar los ojos a la desigualdad, a la falta de oportunidades, a la marginación, a la pobreza que sigue afectando a más de la mitad de la población mexicana”, indicó.

“Sin la Revolución y sin la Constitución estoy seguro de que México sería un país peor, con más carencias, con más problemas, con menos libertades. Creo que la Revolución mexicana y la Constitución Política que fue su culminación, siguen siendo una guía que orienta el camino de los mexicanos para construir un país más justo, más libre, más equitativo y más democrático”, concluyó González

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70