Sin aclararse, la controversia en el área de Proyectos Estratégicos de la UAZ

Sin aclararse, la controversia en el área de Proyectos Estratégicos de la UAZ
Aspecto de la Unidad Académica de Contaduría y Administración ■ FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

■ Opera con personal externo a la institución, informa directora de Contaduría

■ Se desconoce si ese personal labora bajo contrato o por honorarios: Villegas

El área de Proyectos Estratégicos que coordina Edmundo Guerrero Sifuentes, actual secretario administrativo de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), espacio en el que se desarrollaron proyectos contratados por varias dependencias federales y donde la Auditoría Superior de la Federación detectó “simulación de servicios”, opera con personal externo a la institución y al margen de la Unidad Académica de Contaduría y Administración.

María Teresa Villegas Santillán, directora de esa unidad académica, manifestó que no tiene conocimiento sobre el recurso que obtuvo el departamento de Proyectos Estratégicos para el desarrollo de proyectos contratados por la Sedesol, Sagarpa y Conade, y hasta el momento “no se me ha informado nada”.

Sin embargo, dijo que las oficinas de Proyectos Estratégicos se encuentran en el edificio de Posgrado de la Unidad Académica de Contaduría y Administración, y éstas fueron habilitadas por el propio Guerrero Sifuentes cuando ocupaba la dirección.

“Es un espacio pequeño que no nos imposibilita para seguir trabajando, y por lo tanto no objeté, al inicio de la gestión, que se pudieran quedar ahí, pues no tiene ninguna repercusión conmigo”.

Según expuso, en esa área trabajan personas externas a la Universidad y desconoce si estas laboran bajo contrato o por honorarios: “no sé, no lo conozco ni he preguntado. No tengo injerencia en absolutamente nada ahí”.

Villegas Santillán indicó que en el acto de entrega-recepción de la dirección no recibió información alguna sobre los proyectos convenidos con la Sedesol, Conade y Sagarpa y lo único que le fue entregado fue documentación sobre el ámbito académico y administrativo. Es decir, “ni siquiera se me dio a conocer un importe, mucho menos algún detalle en específico de esos proyectos”.

“Anteriormente, antes de la fecha de la entrega-recepción, el doctor Edmundo me comentó que se iba a seguir haciendo cargo de estos proyectos y realmente el convenio de esos proyectos es con la UAZ, porque la Unidad Académica de Contaduría no tiene personalidad jurídica para convenir”, explicó.

Comentó que en la oficina de Proyectos Estratégicos trabajan contadores, algunos de ellos egresados de la unidad académica, la cual “hemos permitido que permanezca porque no nos ha afectado el funcionamiento de las demás actividades de la institución”.

Se trata de un departamento que no fue creado por la unidad académica de manera formal, no por algún cuerpo de docentes, sino que inició su funcionamiento a partir de los convenios que se firmaron con la Sedesol, según comentó Villegas Santillán.

“Cuando se iniciaron estos proyectos desde luego nos dimos cuenta, pero no tenemos mayor injerencia, no hay siquiera documentos donde me pueda cerciorar de qué se trata. El periódico tiene mucha información que aquí no tenemos y ni siquiera teníamos idea de con qué dependencias se estaban trabajando los proyectos”.

Ante esa situación, manifestó la necesidad de solventar las observaciones que realiza la ASF y si hay consecuencias “deberán asumirse por el responsable de la operación de los proyectos, para que no haya ninguna repercusión en la Universidad”.

Por otra parte, expuso que al tomar la posesión de la dirección, la Contraloría Interna de la UAZ le hizo observaciones respecto a algunas situaciones inconsistentes que debían aclararse, pero “hasta la fecha no he tenido esas aclaraciones”.

Incluso señaló que no cuenta con información precisa sobre la obra que se realizó en la unidad académica durante el periodo en el que Guerrero Sifuentes fue director, y sólo conoce las cifras que se dieron a conocer cuando se inauguró el gimnasio y el resto de los edificios.

Según declaró Villegas Santillán, “no se me entregó ningún documento y es parte de lo que solicité a la Contraloría Interna, pero no sé si no deba tener injerencia y por lo tanto no me han dado respuesta o quizá me la den después. Lo único que sé es que los edificios están ahí, los estamos utilizando, han sido para beneficio de la unidad pero cuánto costaron es algo que está fuera de mi alcance”.

Indicó también que la administración de la dirección anterior dejó deudas que no estaban contempladas en la contabilidad y tuvieron qué pagarse porque “esta es una institución y no por el cambio de director dejaríamos de pagar a las personas”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70