Planeación deliberativa

Planeación deliberativa

El concepto y la acción misma de planear ha cambiado en los últimos años; el siglo 21 ha despertado con nuevas dinámicas de relación entre gobierno y gobernados, así como entre quiénes se encuentran inmersos en la vida pública. Asimismo la democracia de hoy no es la misma de hace apenas diez o quince años: las redes sociales, la accesibilidad a distintas fuentes de información, así como una sociedad más formada que antes, han contribuido a que el ejercicio de la política (en sentido amplio) se vuelva cada vez más un asunto incluyente que trae al plano del debate más y más ideas.

Es por eso que, contando con estos dos elementos, las políticas públicas, y su ciclo (decisión, diseño, implementación y evaluación), se han visto inmersas en una nueva dinámica, que exige de todos, ciudadanía y gobierno, caminar juntos en la acción, pero también llegar juntos al puerto de partida: las ideas que habrán de volverse realidad.

Si los problemas de nuestros tiempos son cada vez más complejos, abordarlos no puede ser distinto, al contrario: debemos entender que una sola visión, por amplia que sea no basta, y que, entre más voces y mentes aborden las distintas realidades de nuestro entorno, más probabilidades tendremos de éxito al momento de implementar las ideas para el desarrollo.

Es en este sentido que el Gobierno del Estado, ha decidido volver al trabajo de campo en la planeación, pues somos conscientes que nuestra visión, por amplia que sea, no basta y que por tanto la tarea de planear e implementar un Plan de Desarrollo que nos ofrezca alternativas a todos, pasa por el involucramiento de más actores en todas las latitudes de nuestra entidad.

En un ejercicio de deliberación institucional, con cercanía, apertura y confianza, el propio gobernador Alejandro Tello se ha acercado a los presidentes municipales, y líderes de distintos sectores sociales en el ámbito local, para escuchar, atender, comprometerse, corresponsabilizar e invitar a la coparticipación, en las diferentes agendas que habrán de articularse, para propiciar una nueva etapa para Zacatecas.

La política hoy tiene que atender lo mejor de sí: el diálogo en la pluralidad de propuestas para estar a la altura de nuestros retos. Se trata de conducir la tarea de planeación, que legítimamente posee el Estado, más allá de sus márgenes: en lo social, atendiendo a la colectividad, sin olvidarse de sí y de sus integrantes. En pocas palabras: hacer democrática la planeación a través de la interacción con la ciudadanía y con sus representantes inmediatos, sentándose a la mesa para abordar los asuntos de interés de todas las partes involucradas.

Es evidente que no todos los problemas se pueden atender en lo inmediato, e inevitablemente algunos quedarán rezagados de la agenda, por cuestiones de capacidad y prioridad, sin embargo, transparentar el proceso de toma de decisiones y los argumentos que se consideraron para ello, fortalece la confianza de la gente en su gobierno, lo que permite la cooperación y con ello la multiplicidad de actores a favor de la política pública que se defina implementar.

El modelo actual que nos ha dado éxito está basado en la búsqueda de la voz y la participación ciudadana y municipal. Partiendo de que el municipio es el nivel de gobierno más cercano, y el que cotidianamente se enfrenta a los retos más sentidos de la población, los presidentes municipales, son escuchados por las diferentes dependencias de Gobierno del Estado y Gobierno Federal, para luego, con la participación ciudadana y la de las mencionadas autoridades, sugerir ideas, opciones de solución y acordar acciones conjuntas.

En este sentido, es importante destacar y reconocer la voluntad y trabajo de los Delegados Federales, quienes han acompañado este esfuerzo por todo el territorio estatal.

Esto nos permite, como decíamos anteriormente, volver a la política, abordándola en su complejidad actual y planear atendiendo a que ni lo sabemos todo, ni pretendemos hacerlo, al contrario: partimos de que es nuestra obligación encontrar soluciones a los problemas de la ciudadanía, identificándolos a través de su propia voz, dialogando con ellos sobre lo posible, lo inmediato y aquello que merece un esfuerzo mayor de todos, en el largo y mediano plazo. Es decir: planeación deliberativa y democrática. ■

*Coordinador de Planeación de Gobierno del Estado.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70