Las + Recientes

Editorial gualdreño 280

Editorial gualdreño 280
La Gualdra 280 “¿Qué hacer para que la gente lea? No lo sé. Sé que se puede intentar transmitir, que se puede hacer el esfuerzo por invitar a leer o a abrir una puerta… Abres una puerta y detrás de ella aparece un mundo, eso es un libro; cuando abres un libro hay siempre un mundo atrás de él y esos mundos a veces pueden cambiarnos la vida”. Rafael Pérez Gay [Una entrevista con él en páginas centrales]

La cultura en el Plan Estatal de Desarrollo 2017-2021 (segunda parte)

La semana pasada hablábamos sobre el Plan Estatal de Desarrollo 2017-2021 y lo que incluye sobre cultura el documento. Mencionamos que llamaba la atención el hecho de que se consideraran los aspectos relacionados con la cultura y las artes en el mismo apartado de turismo, y que se había dejado de lado, en esa primera parte que analizamos, el consumo interno de los productos culturales. Y es que existe una idea errónea en cuanto a que nuestras fortalezas pueden ser aprovechadas únicamente para atraer turistas; y digo que es errónea porque por lo menos las dos últimas administraciones gubernamentales han implementado estrategias encaminadas a que los turistas vengan y se hospeden en nuestro Estado, pero han dejado de lado las estrategias y tácticas encaminadas a que la población zacatecana haga suyas esas fortalezas y las ubique como parte de su identidad.

Por si fuera poco, han hecho esfuerzos para que los turistas se queden en Zacatecas más de dos días, pero han sido fallidos también. ¿Por qué? Porque todavía no tienen claro a qué es a lo que los van a invitar; me explico, algunos han enfocado sus recursos a atraer personas interesadas por el arte pero le han dedicado muchos de ellos sólo a lo relacionado con la asistencia a lo programado en los festivales. El Festival Cultural de Semana Santa, por ejemplo, ha sido el máximo atractivo –no el único, que conste, porque tenemos también otros festivales, hasta el de la tostada, por mencionar algunos-; el caso es que es casi seguro que en vacaciones los turistas de todas maneras vendrían, hubiera o no hubiera festival, porque disponen de tiempo libre.

Ha habido un cambio sustancial en cuanto al tipo de turismo que nos visita en esas fechas que está relacionado con la calidad en la programación. Recuerde usted por ejemplo, la cantidad de gente que venía a los conciertos cuando venía Yes o Bob Dylan; y recuerde usted también que era un turismo muy diferente al que vino en el festival en el sexenio anterior. Y era diferente no sólo porque tenía gustos distintos, sino porque sus consumos locales eran drásticamente opuestos a los que se tuvieron los últimos 6 años; era gente que usted podía ver durante el día en los museos, librerías, galerías, etc.; hay una diferencia muy grande entre ese comportamiento y el de subirse al camioncito turístico y al terminar el recorrido sentarse en las plazas. No digo que una cosa sea más importante que otra; digo que quienes terminaban sentados en las plazas quizá no tenían la información adecuada y lo suficientemente atractiva para visitar otros lugares. ¿Pero cómo iban a tener esa información si nosotros mismos, quienes vivimos aquí, no éramos capaces de sugerirles algo si nos preguntaban? Estoy generalizando, que conste, porque sé que también hay zacatecanos apasionados de su ciudad y que seguramente, de haberles preguntado, hubieran hecho recomendaciones a los turistas sentados en las banquetas –sucias, por cierto- no sólo de qué museos visitar, sino de lugares típicos, baratos y limpios para comer –que también son muy pocos, porque son contados los que reúnen las tres características-.

¿Por dónde habría que comenzar entonces? Pues por nosotros mismos, por los zacatecanos. Es a los zacatecanos a quienes hay que motivar para que conozcan, valoren y promuevan su propio patrimonio. Y aquí vuelvo nuevamente al plan citado; en las metas asignadas para el área de cultura, me encuentro con una que me parece fundamental, la relacionada con los museos. En el apartado 3.10. Cultura y economía creativa, la primera meta dice: “Incrementar el 30% en asistencia a los museos y espacios culturales para llegar al 2021 un millón de visitantes”.[i] El primer error es suponer que actualmente esos espacios tienen una afluencia anual de casi 769,230 personas, es decir, de 64,102 personas aproximadamente al mes. Perdón, pero ¿dónde están esas más de 60,000 personas que nos visitan en promedio al mes? Aun y cuando se refirieran a todo el Estado, la información es errónea. Compruébelo usted mismo; vaya a un museo de la ciudad, cualquier fin de semana, y se dará cuenta de que éstos lucen casi vacíos. Y sólo por curiosidad vea en la libreta de visitantes cuántos de ellos son de la ciudad y cuántos de fuera. Se sorprenderá.

En todo el documento sólo se menciona en ese apartado la palabra “museo”, sólo una vez aparece, y eso que uno de los objetivos para el área de cultura es “Fortalecer la difusión a nivel estatal, nacional e internacional de eventos y espacios culturales consolidados” y que otro de ellos es “Generar vínculos con la sociedad con el fin de sensibilizar   sobre el cuidado y protección de nuestro patrimonio”.[ii] No está claro cómo es que pretenden hacerlo, y me preocupa, sobre todo, porque el Plan Estatal de Desarrollo 2017-2021, debería de partir de un diagnóstico más serio y éste no existe. Si es así ¿dónde está? ¿Quién lo hizo? Sigo invitándolo, querido lector, a que analice el documento y comparta con nosotros sus impresiones.

 

Que disfrute su lectura.

 

[email protected]

[i] Usted puede consultarlo en línea en: https://issuu.com/prensaizc/docs/plan_estatal_de_desarrollo_2017_202, p. 147.

[ii] Idem, pp. 144-145.

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_280

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70