Declaraciones “a lo Tello”

Declaraciones “a lo Tello”

Esta columna va dedicada para Petrita, propietaria de una frutería que fue secuestrada y torturada; también para Fernando, un joven empresario que fue secuestrado, torturado y cuyos despojos fueron tirados en un basurero,  para su padre que perdió la voz y su madre que vivió sus últimos días en una profunda depresión.

Las autoridades tienen la obligación de actuar con seriedad, ningún servidor público debe sustentar su trabajo en chismes, arguendes o mitotes, los funcionarios deben entender que sus acciones y declaraciones tienen consecuencias en la vida de las personas y por eso deben ser muy responsables al fijar una postura pública vinculada con sus encargos.

Seguramente ustedes escucharon todas las ocurrencias que dijo Alejandro Tello en la entrevista que tuvo con Pancho Esparza, donde presumió que podía reunir a 50 mil zacatecanos para “vandaliar” las minas y pedir dinero o cuando insinuó que las mineras le habían ofrecido sobornos millonarios a cambio de desistirse de los impuestos ecológicos (después del escándalo, el gobernador dijo que todo era mentira, que no supo expresarse).

Entre todas las tonterías que dijo el gobernador, casi nadie puso atención en sus expresiones sobre la violencia que vive Zacatecas, según dijo, no tiene pruebas, pero hay “signos” de que la gran mayoría de las víctimas de la violencia estaban involucradas en actividades ilegales.

¿En que se basa Tello para tachar a los muertos de delincuentes? ¿Tiene las sentencias donde se condena a los muertos por delincuencia organizada? Claro que no, el gobernador no tiene pruebas, son declaraciones “a lo Tello”, sin sustento y sin el más mínimo respeto por el dolor de las familias que han sido víctimas de la delincuencia organizada.

Las declaraciones del gobernador son irresponsables, condenan a las victimas al estigma de ser considerados “probables delincuentes” y obliga a sus familias a sufrir un doble dolor: la pérdida del familiar amado y las sospechas sobre su honra.

Al declarar “a lo Tello”, el gobernador  intenta justificar la falta de resultados de su gobierno,  culpando a los muertos de su propia muerte y olvidando que el estado debe garantizar la seguridad para todos, sin importar su nivel socio-económico, su origen étnico o sus antecedentes penales.

Dice Alejandro Tello que “existen algunos signos” que le permiten asegurar que la mayoría de los ejecutados eran parte de la delincuencia organizada, nunca dice cuáles son esos signos, pero seguramente son las mismas estupideces que usaban de base las autoridades anteriores y que ahora repiten las autoridades “diferentes”, para estos genios de la criminalística, una cuerpo encontrado junto a una cartulina es un “signo” inequívoco de que el difunto era parte de un cartel del narcotráfico, sus investigaciones se basan en chismes, arguendes y mitotes, donde la declaración de una persona que “dice que le dijeron” que el ejecutado “andaba con los malos” se vuelve prueba irrefutable de que la víctima trabajaba con el crimen organizado.

Las declaraciones “a lo Tello” donde las autoridades culpan a los muertos de su propia muerte, representan a  autoridades incompetentes como las que hace unos años culpaban a las mujeres violadas de provocar al violador por usar pantalones ajustados o faldas cortas, por eso no podemos permitir más declaraciones simplonas, las autoridades deben dejar de culpar a las víctimas para que se dediquen a perseguir a los delincuentes, no podemos permitir que nuestras autoridades ministeriales sigan realizando investigaciones basados en chismes, los zacatecanos gastamos muchísimo dinero en seguridad y lo mínimo que merecemos son investigaciones serias y autoridades profesionales que entiendan la importancia de su encargo.

Todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario, eso incluye a los muertos y el gobernador debe entender que culpando a las víctimas no podrá evadir a los miles de Zacatecanos que exigimos seguridad, paz y justicia, como lo dijo en campaña “si no cumple, se irá”

Francamente creo que al gobernador no le quedaron ganas de seguir haciendo declaraciones “a lo Tello”, espero que pronto entienda la importancia de su puesto y el enorme daño que puede causarle a Zacatecas con sus declaraciones, pero mientras el gobernador conecta su boca con su cerebro, nosotros debemos alzar la voz por los miles de muertos que no pueden defenderse y que han sido difamados una y otra por autoridades que tienen la costumbre de hacer declaraciones “a lo Tello” ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70