Fiebre

Fiebre
Edward Hopper

La Gualdra 279 / Río de palabras

Me regaló el mejor de los orgasmos. Sí, como lo oyen. No lo tenía planeado. Lo juro. Estaba sentado sobre un manuscrito que dos horas antes coloqué en el sofá. Era fin de semana, no tenía nada qué hacer como suele ser costumbre. Estaba cansado.

La jornada estuvo cruel: tanto tiempo bajo el sol me deshidrató. El aburrimiento me llevó a pensar en la buena compañía vuelta mujer. Mientras tomaba agua me imaginé una perversa situación. El sonido en la puerta que conduce a la calle me estrujó. Me sacó del delirio momentáneo. Apenas si pude levantarme hasta ver por la rendija. Abrí.

No había visto mujer más extraña y tan conocida figura al mismo tiempo. La dama entró sin permiso con cigarro y sus guantes de satín. Disculpe el atrevimiento pero no había mejor cosa qué hacer. Su sonrisa exagerada dejó ver una singular dentadura. Ni sofisticada ni vulgar en sus movimientos, me tomó de la mano. Como por obra de un hechizo le seguí hasta el segundo piso de mi casa. Llegamos a mi habitación.

Vaya uno a saber pero me sentí el más afortunado del mundo al tocar la sobrecama. No percibí una figura humana, fue un viento caliente que entró por mis poros. Mis labios fueron vaciados por sus besos, exprimidos al contacto. Cada uno de sus movimientos, una serie de temblores. Mi espíritu viajó hacia el cielo y bajo el infierno.

Nunca antes sentí el óxido bajo la lengua. Giramos entre muebles y poesía. Puedo decir que embestir en el espacio ha sido la mejor experiencia: me llevó a la gloria. Probé la miel de los cántaros más amables. Estuve fuera de mí…

Las luces de la sala se encendieron mientras la tinta incrustada en el manuscrito desaparecía debido al sudor de mi cuerpo. Puede sentir cómo la dama tomó fuerte mi mano mientras escuchaba una voz decir: Ya casi no tiene pulso, su cuerpo no resistirá.

Cerré los ojos, al fin.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_guakdra_279

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70