La Constitución ha perdido vigencia en varios preceptos; el Estado ha abandonado sus responsabilidades

La Constitución ha perdido vigencia en varios preceptos;  el Estado ha abandonado sus responsabilidades
Grupos sociales tomaron la Legislatura de Zacatecas; cuestionaron la vigencia de la Constitución de 1917 ■ FOTO: ERNESTO MORENO

■ Carta Magna promulgada hace 100 años fue rebasada por las políticas neoliberales: Amaro

■ Si debemos conmemorar algo es para reivindicar lo social, el carácter popular, no populista, señala

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, promulgada hace 100 años, ha sido rebasada por las políticas neoliberales, por lo que se requiere un nuevo constituyente o pacto social entre la sociedad, el sector empresarial, los grupos de poder y el Estado, a fin de reivindicar los derechos sociales, opinó René Amaro Peñaflores, docente de la Unidad Académica de Historia de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

“La Constitución ha perdido vigencia en muchos aspectos, no sólo en lo político donde el Estado ha abandonado sus responsabilidades, sino también los preceptos que postuló luego de un movimiento armado que reivindicó la lucha por la tierra en el caso de los campesinos y los derechos laborales en el caso de los obreros”, indicó.

Es decir, los artículos 27 y 123 de la Constitución han sido sometidos a lo que impone el neoliberalismo, lo que tiene como consecuencia que los derechos sociales han quedado relegados en un segundo plano.

Explicó que la Constitución tiene un fundamento jurídico basado en el derecho positivo en el que el Estado es el que otorga los derechos. En ese sentido, la promulgación de ese documento, el 5 de febrero de 1917, permitió abandonar el elemento iusnaturalista de la Constitución de 1857.

Amaro Peñaflores manifestó que es necesario “crear un nuevo constituyente, un nuevo pacto social, donde nuevamente se reivindiquen los derechos sociales, lo que depende de una correlación de fuerzas”.

Señaló que la Constitución mexicana plantea preceptos totalmente contrarios a las políticas neoliberales, motivo por el cual ha perdido su vigencia. “Entonces es poco lo que debemos de celebrar de este documento”, enfatizó.

Recordó que el Estado conformado a partir de la promulgación de la Constitución ya no existe en la actualidad, pues ha perdido la función de proveer a la sociedad de los derechos que le corresponden.

En ese sentido, “si debemos conmemorar algo es para reivindicar lo social, el carácter popular, no populista, que está plasmado en el Artículo Tercero que refiere a la educación y que paulatinamente ha dejado de ser gratuita y laica, el Artículo 27 en el que el derecho a la tierra ya no existe porque ahora las grandes empresas pueden apropiarse de ellas en perjuicio de los campesinos, y del Artículo 123 donde se han perdido derechos y la huelga ha dejado de ser un elemento de lucha fundamental para garantizar los derechos”.

Amaro Peñaflores también se refirió al Artículo 130, en el que se regulaba la intervención del clero y la Iglesia en asuntos políticos, pero que en este momento ha quedado en segundo plano porque es evidente que “el alto clero interviene e influye en el poder político”.

En ese contexto, el historiador manifestó que “no podemos esperar y se deben generar las condiciones para un nuevo pacto social que permita un equilibrio entre grupos y sectores y se reivindique un nuevo constituyente en el que se configure un nuevo nacionalismo, porque el que surgió con la Revolución Mexicana ya no tiene vigencia”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70