Playa del Crimen

Playa del Crimen

“El crimen organizado en México es que se origina, sostiene y nutre desde las estructuras del Estado, en particular de aquellas que teóricamente existen para combatir, precisamente, a la delincuencia.”

Diego Enrique Osorno

Durante la primera semana del mes de enero, cada año, ya hace 10 años consecutivos. Se celebraba un magno festival llamado BPM, éste es un festival anual de música electrónica. Se llevaba a cabo en Playa Del Carmen, del municipio de Solidaridad en Quintana Roo México. Las iniciales BPM significan “Bartenders, Promoters, Musicians”. Fue creado como una reunión post-Año Nuevo de profesionales de la industria y que estos últimos 10 años que lleva celebrándose en nuestro país, había crecido enormemente. Este festival se desenvuelve entre grandiosas producciones inmersas en la selva, cenotes y a orillas del mágico Caribe de la Riviera Maya. Con más de 400 DJs y 80  eventos a lo largo del festival, Playa del Carmen tenía un evento de clase mundial que arrojaba en cada edición, millones de dólares para la vida comercial y social de sus habitantes.

Para todos aquellos que gustan de la música de este género saben que el BPM había logrado posicionarse como el número 1 a nivel mundial en su género durante los últimos 10 años celebrados en México, y puedo afirmarles con seguridad que no se equivocaban. Con una duración de dos semanas los máximos exponentes de la música electrónica en el mundo, demuestran ante miles de fanáticos lo mejor de su trabajo. Entre locaciones exóticas e incomparables que solo el Caribe mexicano puede ofrecer al mundo, se desarrollan grandes producciones en locaciones de: selva, cenotes, y las playas de colores azul turquesa que solo la enigmática Riviera maya puede ofrecer.

Lamentablemente esta pasada edición no todo fue perfecto, la apreciación al arte de las tornamesas, esta vez se vio manchada por un mal endémico que atraviesa nuestro país, el mal del narcotráfico y la delincuencia organizada. A punto de finalizar su décimo aniversario, el domingo 15 de Enero entrada ya la madrugada, irrumpieron en una de las fiestas al bar “Blue Parrot” un grupo con armas de alto calibre. Versiones de los presentes, editores de revistas de todo el mundo, así como la organización misma de los narcotraficantes, afirman que fue por no haber colaborado en el pago del famoso “piso”. Esta cuota que exigía el grupo delincuencial a los organizadores del evento, habría sido el motivo por el cual prosiguieron a disparar a diestra y siniestra en pleno evento. El saldo del tiroteo fue de 5 personas muertas y otras 15 más que resultaron heridas. A lo cual la alcaldesa del municipio de Solidaridad Quintana Roo Cristina Gómez Torres, confirmo que quedarán prohibidos de manera definitiva, no sólo el Festival BPM, también cualquier evento o festival que sea de la misma índole.

 

Para finalizar:

Tras las infundadas, pobres y lamentables declaraciones de la alcaldesa de Solidaridad Quintana Roo, que solo evidenciaron lo retrograda y falta de preparación que tiene, olvido por completo tras su decisión la verdadera problemática del país. Sus declaraciones es evidencia de las enormes deficiencias que tenemos como país para albergar este tipo de eventos de talla internacional. Como todo sabemos México tiene las mayores, sofisticadas y más violentas organizaciones criminales del hemisferio. Tomar la medida de prohibir todo evento de la misma índole, fue haber confirmado la clara participación de las autoridades municipales con el crimen organizado. Tal vez la alcaldesa se le olvido que a lo largo del festival la presencia policial era casi nula y que las medidas cautelares para la venta de estupefacientes prácticamente eran inexistentes.

Irremplazable e insustituible será el gran aporte económico que dejaba el BPM a Playa del Carmen. Esta festividad ha sido un elemento importante y protagonista para que este destino se transforme a pasos agigantados. De ser una localidad con vocación pesquera, pasó a ser una de las ciudades más prósperas con un enorme poderío turístico, no solo en Quintana Roo, sino en toda la República Mexicana. Catalogada ya la tercera ciudad más poblada de Quintana Roo, con cerca de 150,000 residentes, Playa del Carmen en una década, su tasa de crecimiento fue de 32%, el mayor porcentaje del país y de América Latina. Bajo estas cifras este destino paradisiaco seguirá siendo también un paraíso para los carteles de la droga, una verdadera mina de oro para su actividad ilícita.

Playa del Carmen era hasta antes del 15 de enero, un destino   turístico que en gran medida se había salvado de la violencia que ha golpeado la última década a nuestro país. Aunque sé que son tiempos de unidad entre los mexicanos, ¡y vaya que la necesitamos! No me deja de invadir sentimientos de pena, tristeza, indignación y sobre todo dolor, al ver como por culpa de un grupo que actuó con violencia y sin sentido, manche con sangre no solo una festividad, si no toda una cultura y arte del nuevo siglo, que lo único que busca es poder ofrecer un ambiente de convivencia y paz a todos los asistentes para que por un momento, aunque sea un momento olvidemos los males que aquejan día con día a nuestro país y al mundo. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70