Plan Estatal de Desarrollo: ¿es ya caduco el día de su presentación?

Plan Estatal de Desarrollo: ¿es ya caduco el día de su presentación?

Cuando se concibió y redactó el Plan Estatal de Desarrollo (PED) no había emergencia nacional por el caso de la nueva relación con Estados Unidos. Hoy, en pocas semanas, la expectativa para el futuro cercano ha cambiado mucho. Y por tanto, de la ‘situación normal’ en la cual se diseñó el plan ya no hay nada. Emerge de pronto la necesidad de estrategias que modifiquen en poco tiempo la realidad del estado. ¿Qué procede en estos casos? Para empezar, el cálculo de los 8 mil empleos por año como base de los programas económicos ya fue con mucho rebasado ante la expectativa de que se detenga la migración y regresen connacionales a Zacatecas. Las estrategias para el campo basadas en las metas de exportación han quedado en inseguridad. La idea de compra de semilla e insumos fertilizantes importados están en la misma situación. El turismo cambia también: los cálculos de visitas pueden variar en forma importante. El alza de los precios de todos los productos importados nos debe obligar a producirlos aquí, y ello a su vez, modifica el esquema de producción que hay en el PED. En suma, cuando cambia la realidad, los planes en y sobre ella deben igualmente cambiar. De lo contrario estaríamos ante un autismo gubernamental: si cambia la realidad, peor para ella, el plan ya está trazado y debe ajustarse a él.

Y no sólo el PED como tal, sino los planes sectoriales (que son más concretos) y los planes operativos anuales. Lo que ocurrió en la administración pasada fue la ruptura entre el PED y los planes sectoriales, con lo cual las visiones originales quedaron abandonadas. El propio PED fue abandonado para entregarse a la contingencia de la operación política del momento. El resultado está a la vista: el fracaso absoluto de toda una administración sexenal. Los números de evaluación del sexenio de Alonso Reyes son deprimentes. Existe el riesgo que esta nueva administración pueda tener, aunque por motivos diferentes. Ahora el reto es la pronta adaptación a la nueva realidad que se construye a gran velocidad. La velocidad en el cambio de expectativas y de metas que deben establecerse es extraordinaria. La pregunta es si el actual equipo gobernante será capaz de dicha adaptación. Sin duda les ha tocado dirigir un barco que pasó de navegar aguas relativamente sosegadas a navegar camino a Ítaca entre Escila y Caribdis. Es decir, retos muy difíciles y que exigen cambios bruscos en las políticas y, por consecuencia, modificaciones en lo planeado.

Se visualiza la necesidad de un Plan Especial para este periodo extraordinario. No se podrá actuar como si nada pasara. La cosa es saber si existen las capacidades para hacer tal cosa. La dinámica inercial de los equipos de gobierno empujará al propio Ejecutivo a no hacer caso de la realidad y concentrarse en seguir haciendo lo mismo aun con pequeñas modificaciones. La inercia en estos momentos equivale a autismo. De ese tamaño es la paradoja: un plan que debe ser modificado el mismo día que lo presentan.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70