Las + Recientes

Superemos “Efecto Trump” Yo Emprendo por Zacatecas

Superemos “Efecto Trump” Yo Emprendo por Zacatecas

En los últimos días las controvertidas declaraciones del ahora Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, han acaparado la atención de la clase política, de empresarios y de la ciudadanía en general de México y Estados Unidos, incluso de otros países. En los noticiarios de la radio y televisión, en la prensa escrita y en las redes sociales, el rechazo es amplio al “efecto Trump” mediante sus órdenes ejecutivas y acciones anunciadas como son: la construcción de un muro fronterizo entre Estados Unidos y México; las deportaciones masivas de migrantes; el recorte de fondos federales a ciudades “santuario” que albergan un mayor número  de migrantes y que no colaboren con su deportación;  la renegociación o salida del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN);  el cobro de altos impuestos a las remesas enviadas a México; el cobro de un arancel del 20% a las exportaciones mexicanas de productos a su país; la aplicación de un arancel  fronterizo del 35% a vehículos fabricados en México por industrias estadounidenses e incluso de otros países que sean exportados a Estados Unidos.

El colmo del autoritarismo de Trump fue cuando a unos  días  que se reuniría con el Presidente Peña Nieto, ya con la presencia en Washington de los Secretarios de la SHCP, de Economía y de el Canciller, el bipolar de Trump publicó un tuit donde le dice a un vacilante  Peña Nieto, que si México no estaba dispuesto a pagar el muro, mejor debería cancelar su visita. Ante todas estas arbitrariedades  la reacción no se hizo esperar, la unidad entre los mexicanos afloró  ante los agravios acumulados recibidos desde su campaña electoral de odio hacia nuestros migrantes; más allá de colores y partidos políticos, los liderazgos en las Cámaras de Diputados y Senadores, los dirigentes de partidos, los empresarios y las organizaciones sociales, distinguidos intelectuales, columnistas y diversos actores de la sociedad, le pidieron a Peña Nieto -a manera de exigencia – la cancelación de la reunión, lo cual significó un duro revés para Trump.

El inquilino de la Casa Blanca está cometiendo muchos errores a unos días de iniciado su mandato, actúa como candidato buscando cumplirles a sus fanáticos, a quienes con engaños les revivió la xenofobia y la discriminación hacia los migrantes, especialmente mexicanos, acusándolos de ser un peligro para la seguridad de sus familias, y que representan una carga económica para su país y les quitan empleos a los estadounidenses. A ello obedecen las dos órdenes ejecutivas signadas para la construcción de un costosísimo e innecesario muro fronterizo ente Estados Unidos y México, que además insiste en que México lo pague – lo cual nunca debe ocurrir bajo ninguna forma – y la de seguridad interna que contempla  deportaciones masivas.

Lo irracional de sus propuestas, también  ha causado rechazo en sectores de su país, incluso gobernadores como los de California y Washington  y un buen número de alcaldes se oponen a este tipo de medidas, porque los migrantes por su fuerza laboral y su consumo son importantes para la economía de sus demarcaciones, realizan trabajos en sus campos, industrias y servicios que difícilmente los estadounidenses realizarían.

La amenaza de imponer altos aranceles a las exportaciones mexicanas o renegociar o salirse del TLCAN denota un total desconocimiento de las reglas de comercio estipuladas en El Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), en el TLCAN y de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Estados Unidos no puede imponer de manera unilateral un alto arancel a los países miembros del Tratado, porque el intercambio de mercancías es libre de aranceles; para ello, tendría que salirse del Tratado, pero al salirse entran en vigencia las reglas de la OMC, a la cual pertenecen Estados Unidos, México y Canadá, y el arancel permitido sería de menos de 3%; entonces, para cobrar un arancel más alto, Estados Unidos tendría que renunciar a la OMC, con la agravante del achicamiento de su comercio con los demás países integrantes de esta organización. Además, los Presidentes para hacer una modificación o salirse del TLCAN, se requiere del acuerdo de las partes y luego de la aprobación de sus Congresos – todo este proceso le llevaría a Trump cuando menos la mitad de su mandato-.

Pero con independencia de lo anterior, el crecimiento de México no debería depender de los Estados Unidos y menos del “efecto Trump”, las soluciones de los grandes problemas del país, dependen de nosotros mismos,  debemos hacer la tarea que dejamos de hacer desde hace tiempo, empecemos por cambiar el modelo económico neoliberal que se adoptó desde los ochentas, el cual condujo a la quiebra de muchas empresas y del campo mexicano. Poner todos los huevos de la canasta en la inversión extranjera de trasnacionales con el menoscabo de la industria nacional  fue un error; favorecer las importaciones de alimentos bajo una competencia desleal fue otro error, se condujo a la quiebra de los productores, generando una fuerte dependencia agroalimentaria del exterior –principalmente del país vecino del norte-. Si queremos la autosuficiencia, hay que implementar una política de sustitución de las importaciones con base al fomento de la industrialización nacional.

Si queremos la soberanía en los energéticos, hay que revertir la reforma energética y eliminar  el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para que Pemex disponga de recursos e incrementela producción de gasolinas con la construcción de refinerías y la modernización de las existentes, lo cual abarataría el precio de las gasolinas. Los recursos que se dejen de recaudar por esta medida, se compensan con una reingeniería del presupuesto, donde se eliminen la duplicidad de programas sociales, las obras faraónicas e innecesarias, se disminuya el gasto corriente y los salarios de los altos funcionarios y lo más importante “abatiendo la corrupción”.

Hay que diversificar nuestros mercados, fortalecer el mercado interno y la planta productiva nacional, lanzar campañas publicitarias que fomenten en la población la compra de productos nacionales con estándares de calidad internacional.

En otras palabras, hay que hacer la tarea de creer en nuestro México. ■

 

*Maestro en Administración de Negocios.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70