Cobaez; en el ojo del huracán

Cobaez; en el ojo del huracán

El Colegio de Bachilleres sigue su marcha, no

puede detenerse; quienes formamos parte de esta

noble institución debemos hacer algo

para rescatarla, es necesario que se destape la

cloaca para que, la simulación se convierta en

acciones concretas y bien encausadas y

la opacidad se transforme en transparencia

A casi treinta años de su fundación, el Colegio de Bachilleres del Estado de Zacatecas ha pasado por varios momentos, como cualquier otra institución educativa, ha tenido altibajos, se ha visto en situaciones de conflictos y ha sabido salir adelante, por supuesto que esto no es obra de la casualidad, es el resultado del esfuerzo de quienes han dado lo mejor de sí para mantener muy en alto el nombre de esta institución. Sin lugar a dudas, quienes inicialmente hicieron las gestiones para crear a este subsistema, también procuraron garantizar su crecimiento tanto cualitativo como cuantitativo, buscando así la legitimación y reconocimiento por parte de la sociedad zacatecana.

La filosofía de esta institución se finca en su misión y visión, en entender que el principal recurso con el que cuenta es el humano y, a partir de ello, ir estableciendo políticas que se deriven de la normatividad existente y la necesidad contextual. Como toda institución educativa, se entiende que ésta no presta un servicio sino un bien social. Bajo esta lógica se le considera o deberá considerársele como una institución social cuya función sustancial es la de educar; ¿qué implica educar?; creo, y a reserva del respectivo análisis que cada uno realice, educar es desarrollar procesos en el seno de las instituciones educativas de forma tal que se despierte el interés por quienes se encuentran en el ejercicio de su profesión por cumplir con la misión de educar y educase a la vez.

No niego que los derechos laborales deben formar parte de la dinámica institucional, sin embargo, debemos diferenciar un proceso de otro, de manera tal que vayan a la par el derecho que los alumnos tienen por recibir una educación y el de los trabajadores por lograr mejores condiciones laborales; el comentario obedece a que hoy día el Colegio de Bachilleres está pasando por un conflicto laboral al que lo califico de enormes magnitudes, no se vislumbra conciliación alguna puesto que las partes involucradas no han sabido generar alternativas viables para solucionarlo. Desde una perspectiva meramente imparcial en espera de no cometer marcados sesgos, haré una relatoría sobre cuáles fueron las causas que llevaron al COBAEZ a esta situación por la que está pasando:

I

Aproximadamente en el año 1998 surge la inquietud de un grupo de trabajadores por asociarse en un sindicato cuya finalidad fuera la de defender los derechos ya adquiridos por los trabajadores y luchar por la conquista de otros, por supuesto que la resistencia de la parte oficial y/o patronal no se dejó esperar dado que a toda costa querían impedir la conformación de ese sindicato; de esta manera es como se consolida un sindicato único, no sé si independiente o no, lo cierto es que quien dirigía dicho sindicato era familiar del entonces en turo Director General, por lo que en mi percepción, nace este en pañales de seda.

 

II

Para el año 2002 surge la inquietud de otro grupo de trabajadores por conformar un sindicato nuevo, dado que el que se encontraba, aunque contaba con un reconocimiento oficial, no representaba realmente los intereses de los trabajadores, de esta manera se consolida la nueva organización, promovida además por la parte oficial en turno, adhiriéndose a la sección 58 del SNTE; sin lugar a dudas esta última organización sindical servía de contrapeso ante las acciones que desarrollaba el sindicato que legalmente tenía también la titularidad. Desde la fecha antes mencionada y hasta el año 2011 aproximadamente, se dieron cambios en la administración central del COBAEZ así como en las dos organizaciones sindicales, la parte sindical reconocida ante la Junta local de Conciliación y Arbitraje era la que hacía las negociaciones con la parte patronal, se dieron situaciones de conflicto, mismas que llevaban a movilizaciones de diferente naturaleza, sin embargo al final llegaban a “conciliar”, quien sabe de qué manera pero lo hacían.

III

A partir del 2012 y con una nueva administración central, es como se dan las relaciones “cordiales” entre sindicato y patrón, dichas relaciones surgen como consecuencia de las fuertes presiones del primero y el temor del segundo porque no surgieran conflictos dentro del subsistema. Podría decir que en aquel entonces se vivía una economía boyante, de forma tal que se solventaba cualquier tipo de demanda sindical e incluso caprichos y chantajes de quien o quienes en particular tenían la habilidad para hacerlo y verse beneficiados así con logros económicos, muchos de ellos eran jugosos. La otra organización sindical, la que no tenía la titularidad pero que fue tenaz en su lucha, cuando se firmó el Contrato Colectivo, auguraban la descapitalización del este subsistema dado que, por un lado, la derrama económica de parte de la administración central era desmedida y, por el otro, el cumplimiento con el contrato colectivo requeriría de enormes cantidades de dinero.

IV

Hoy día vivimos un serio conflicto laboral y económico, producto de ese dispendio que en el pasado se dio, paulatinamente se fue haciendo marcada la descapitalización e incumplimiento de las aportaciones hacia otras dependencias a grado tal que el Cobaez se declaró insolvente, incapaz de cumplir con las demandas que por derecho le corresponden al trabajador, mismas que se encuentran enmarcadas en el contrato colectivo y  que a su vez  está en discusión sobre su viabilidad o no para seguirlo manteniendo. Cabe aclarar que, simultaneo a la obligación por cumplir con lo estipulado en el contrato colectivo, se da la designación de horas a maestros, plazas, categorías, promociones y demás; dicha designación la justifican con la aplicación de la Ley General del Servicio Profesional Docente, la cual cuenta con muchos recovecos e inconsistencias, prestándose a la libre interpretación y criterio de quien tiene la responsabilidad de aplicarla.

Por todo ello, urge una pronta intervención de la autoridad superior en el estado para que instruya a quien considere conveniente para la promoción de una reorganización y reestructuración total dentro del subsistema, que se diseñe un plan de acción de forma tal que dé lugar a la elaboración de un proyecto institucional en donde tengan cabida la participación de la totalidad de los trabajadores y se pueda así darle viabilidad en todos sus sentidos y dimensiones al Colegio de Bachilleres del Estado de Zacatecas. ■

 

[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70