Trump, los huevos de oro y nuestra grandeza

Trump, los huevos de oro y nuestra grandeza

Es cierto que en la carta que le dirigí el 8 de septiembre del año pasado, consideré que Usted no llegaría a ser presidente de su nación, en ese entonces, centré mi opinión en que el mundo requería de otro tipo de líderes, de aquellos que promueven la paz y el orden mundial y que, sin tintes racistas, trabajan por la superación de los retos globales como el cambio climático, el hambre y el subdesarrollo. Me equivoqué, un buen número de estadounidenses lo han llevado al poder, tal vez por ser más miserables y racistas que Usted. México es una Nación grande más enorme que la suya, sin embargo, nuestra clase política ha dejado mucho que desear pues contrario a buscar nuestro progreso se han dedicado a saquear los recursos del pueblo y someterlo hasta llevarlo a vivir en condiciones de pobreza y pobreza extrema, pues se ha confirmado año tras año que una población sumida en estas condiciones es totalmente manipulable, así, los de arriba manipulan las elecciones, garantizan el triunfo y su permanencia en la superficie del poder. Los mexicanos, en una gran mayoría han demostrado su nobleza y pese a que la corrupción ha construido grandes imperios sobre las casas de cartón de su gente, no nos hemos atrevido a castigar a aquellos que nos han robado y, únicamente nos limitamos a hacerles máscaras que se venden en las principales calles. El país cuenta con un pueblo domesticado gracias a los medios de comunicación, el clero y ahora, estamos sumidos en altos índices de criminalidad donde las fosas comunes llenas de restos humanos dejarán a familias enteras que no podrán ejercer el derecho a la verdad y menos aún, podrán llevarles flores a las tumbas donde descansan sus restos calcinados y disueltos. Tenemos gobernantes que se han vendido a los electores en envases bonitos y que han resultado ser voraces depredadores del erario a los cuales no les importa inyectar agua destilada para matar esperanzas y sonrisas inocentes que sueñan con recuperar la salud y ser el orgullo de sus padres. Otros más, han endeudado cínicamente al pueblo con el apoyo de sus cómplices oficialmente denominados diputados que pregonan ser de oposición pero que sucumben ante los cañonazos de dinero que los hacen olvidar su mística partidaria. Algunos otros y de primer nivel, hablan de la muerte de la gallina de los huevos de oro como estrategia mediática, a sabiendas que dicha ave se encuentra viva y empollando los frutos para la clase política y sus cachorros, si acaso, el fallecimiento estratégico de la gallina, sirve para legitimar el alza en los precios de los combustibles con miras a recaudar miles de millones de pesos que serán utilizados para la campaña electoral del 2018, donde el gobierno hará todo lo que sea necesario para mantenerse en el poder. En este contexto Mr. Trump, el primer mandatario mexicano acompañado del aprendiz de canciller y otros especímenes, acudirán ante Usted para hablar de la soberanía de México, aquella que reiteradamente ha sido pisoteada por su país cuando entran a disparar a nuestros nacionales, cuando vienen a explotar nuestros recursos y riquezas naturales ante el beneplácito de las autoridades; de igual forma, la avanzada oficial que habla muy poco el inglés, disertará sobre el número de ladrillos que nos tocará poner al muro de la infamia que Usted ya ha mandatado colocar en la frontera con México para la algarabía de sus racistas electores, pretendiendo creer que los muros son el límite de las aspiraciones y los sueños de las personas, si acaso, la inteligencia humana estará analizando ya, las alternativas más viables para pasar por arriba, por debajo, o bien, desde la frontera canadiense; así, los muros caen como en Berlín, los sistemas colapsan como en aquella antigua URSS y nosotros como pueblo mexicano, estamos acostumbrados desde siempre a sobrevivir en las adversidades gracias a la nefasta clase política que no ha cumplido con el mandato constitucional de la distribución equitativa de la riqueza, por lo que debe estar consiente Mr. Trump, que aquellos mexicanos con los que Usted ha tratado, no son iguales a los que estamos dispuestos a defender a nuestro país, a los que encontraremos alternativas para el comercio interno y a los que saldremos exitosos pese a Usted y a nuestros gobiernos. Donald Trump, sin duda, su política económica pondrá a trabajar a los burócratas huevones en nuevas acciones que logren el desarrollo de mi país, pues hasta hoy, se ha trabajado con simulación y asistencialismo como en Zacatecas, ya que a mayor número de pobres, se incrementa el número de remesas, siendo el caso de que en 2015 llegaron a México 25 mil millones de dólares, esa es la otra gallina búlica de los huevos de oro, aquella que nadie quiere tocar pues de ella depende el verdadero progreso de los pueblos. Por último y por el momento Mr. Trump, México etimológicamente significa el ombligo de la Luna en náhuatl, ¿Usted cree que su muro podrá opacar y detener nuestra grandeza? ■

 

*Integrante del Consejo Mundial para la

Defensa de los Derechos Humanos

[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70