Se nos fue Obama.

Se nos  fue Obama.

A pesar de que he insistido en varias ocasiones, en que Obama siempre representó los intereses de su país y de su gente, incluso en la campaña del 2009 y en la de la reelección, cuando se pronunció por la creación de reformas migratorias amplias, acotando siempre su determinación a la del congreso, que al final resulto ser, sobre todo el último, una gran losa que no permitió pasar  nada que pudiera proyectar a Obama en su imagen. Representó pues, fielmente al régimen y al establishment hegemónico de EUA, jamás estuvieron por encima, los intereses de los indocumentados que los intereses nacionalistas de las mayorías; así pues, si bien, no logro sacar las reformas integrales y si hubo un número importante de deportaciones, en términos globales al mundo le fue bien con el originario de Chicago, mas allá de la política de paz tan controversial o su premio nobel, o la retirada de las tropas de Irak, Obama le dejó al mundo una lección muy importante, la nueva forma de hacer política, o la reivindicación de la misma, como se quiera ver; pero demostró que se puede ser firme y decente y que los valores que lo llevaron al salón oval, son también los mismos que lo mantuvieron firme incluso en las etapas criticas de sus mandatos; Obama entró con tanta dignidad a la casa blanca, que le alcanzo para salir sonriente y de la mano de su esposa, que dicho sea de paso, es un pilar gigante en la vida de este hombre.

Obama tal vez sea para mí, el personaje del siglo y el mejor político de la nueva era, incluso reconociendo que en términos pragmáticos, no le fue tan bien como hubiera querido, por eso, ahora soy yo el que debe acotar su simpatía: Obama perdió desde el principio al congreso, en pocas ocasiones le salió a pedir de boca lo que proponía en este poder, ante la propuesta de una ley o de una reforma o de un programa, había un congresista republicano que la bloqueaba un par de ciudadanos desencantados que soportaban el bloqueo, además, perdió al interior de su partido, grandes cruzadas que hasta el día de antier se lamentó, la más importante de ellas fue sin lugar a dudas, la candidatura de los Demócratas a manos de los Clinton y que dejo a Sanders en segundo lugar; pero en fin, esas cosas pasan, con un apretón de manos y con el poder la interlocución que da ser el hombre más poderoso del mundo, Obama logró que Bernie se sumara a la campaña de Hillary y así, salir sólidos a enfrentar al bodrio de candidato que los inocentes republicanos ya cocinaban….. Trump.

En campaña, un par de veces escribí mis pronósticos, debo reconocer que me equivoque y que nunca imagine la escena que vi el viernes y que por más extraño que parezca, produjo en mi un sentimiento de tristeza, de luto tal vez y es que los parpados hinchados de Michelle y el rostro descompuesto de los Clinton, indicaban que no fue un sueño, que no lo inventaron, en realidad, el presidente del país más poderoso e influyente del mundo, sería gobernado por un troglodita. Así que, los personajes antes mencionados, fueron responsables directos de esta nueva realidad global, incluido Obama por supuesto, así que, para decir que Obama es el mejor político contemporáneo, en términos prácticos, me arriesgo a una andanada de críticas, pero sostengo que lo es por lo que significo, como dije al principio, la restauración del honor en la política, el volver a creer en la palabra de un político y de un hombre con valores, porque queda de manifiesto que aún existen, y la prueba viviente se va de la casa blanca con la cara en alto.

Las primeras medidas y acciones que tomó ya como presidente, Trump, dejan ver que ensayó un poco en el tablero de la realidad y no improvisó, había que dejar claro cuál sería el sello de su gobierno y reforzar, también, el falso nacionalismo que lo llevó al triunfo, así que dejo en claro que el “Obama Care” que no es otra cosa que un programa social para ampliar la cobertura de salud, estaría “out”, muerto por de faul, dejó en claro también que poco le importan las relaciones diplomáticas, ni con los gigantes ni con los pequeños países, el que quiera hacer negocio con su país, que los haga pagando por hacerlos, y a sabiendas de que la mano la lleva él. En pocas palabras, está amurallando a EUA y preparándolo para sacarlo momentáneamente del libre mercado (quiero ver hasta donde le da) para  fortalecer primero el mercado interno, cosa extraña para un gigante como este país, porque eso es justo lo que hace décadas debió hacer México. Que paradójica situación, por lo menos la primera lección de economía, no estuvo tan mal. Obama, el mundo te va a extrañar. ■

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70