56% de adolescentes recluidos en Zacatecas recibieron maltratos

56% de adolescentes recluidos en Zacatecas  recibieron maltratos
En condiciones de los centros de internamiento, según el estudio Zacatecas se encuentra como el cuarto estado peor posicionado con una puntuación de 5 sobre 10. Imagen de archivo de un centro de reclusión en la entidad ■ foto: La Jornada Zacatecas

■ Son prácticas arraigadas en nuestras instituciones, que ocurren de manera sistemática, advierten

■ El estado es el segundo donde más muchachos fueron detenidos por pertenecer al crimen organizado

■ Se realizaron entrevistas personales en centros de reclusión juvenil de 13 estados del país, en 2016

“Me torturaban por horas, llegó un momento que no sabía si estaba muerto o vivo”. Colgado de los brazos y recibiendo toques eléctricos. Golpeado. Con una bolsa en la cabeza, primero vacía y luego llena de “gas de chile piquín” que le obligaban a respirar dándole golpes en el estómago. Después, con la cabeza dentro de un bote con agua.

Ésta es la descripción que un adolescente,
recluido en el Centro de Internamiento y Atención Integral Juvenil de Zacatecas, hizo de los maltratos y las prácticas de tortura a las que fue sometido al ser detenido por elementos de la Marina Armada de
México.

Al igual que él, más de la mitad de los jóvenes internados en este centro, en concreto 56 por ciento, aseguró haber sido víctima de golpes y maltratos por parte de los elementos de las corporaciones de seguridad que los detuvieron.

Esta cifra es parte del Informe Especial “Adolescentes; vulnerabilidad y violencia”, elaborado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en conjunto con el Centro de Investigación y Estudios Superiores de Antropología Social (Ciesas).

“Me vendaron y esposaron y comenzaron a tirarme agua para darme con la chicharra. Después, me ponían un trapo en la cara y me echaban agua, lo que me causaba ahogo, me daban golpes entre varios y me ponían la bolsa en la cabeza”, narra otro joven, también recluido en Zacatecas, en el estudio realizado a través del levantamiento de encuestas y la elaboración de entrevistas personales en centros de reclusión juvenil de 13 estados del país durante el año 2016.

Como en Zacatecas, la cifra nacional habla de que 57 por ciento de los jóvenes internados en centros de reclusión “dijeron haber sido severamente golpeados y maltratados, en ocasiones durante varios días, por diferentes instituciones de policía al momento de su detención”.

“Cuando me agarraron en la casa, la policía me pegaba con la cacha de la pistola, me ponían la rodilla en la espalda, me tiraban del pelo y después me aventaron a la camioneta. En la camioneta, me pegaban patadas en el estómago, porque mi novio les dijo que estaba embarazada. Me llevaron a la Ministerial, adentro me dieron golpes y tirones de pelo las mujeres ministeriales, pero cada vez que llegaba una nueva ministerial o pasaban por ahí, me repetían los golpes”, cuenta otra de las adolescentes internadas.

La CNDH asegura en el informe que esta actuación de las corporaciones de seguridad se aparta “claramente” de las leyes, las normas nacionales y los tratados internacionales.

Aun así, concluye que “las respuestas que dieron los adolescentes permiten señalar que se trata de prácticas sumamente arraigadas en nuestras instituciones, que ocurren de manera sistemática y que son tan frecuentes, que para los adolescentes constituyen el comportamiento ‘normal’ o el que cabe esperar por parte de las policías”.

Delitos del crimen organizado, principales causas de reclusión

En el informe de la CNDH, Zacatecas destaca por ser el segundo estado, de los 13 en los que se visitaron centros de internamiento juvenil, donde hay un mayor porcentaje de adolescentes que están recluidos por delitos relacionados con la pertenencia al crimen organizado.

Mientras que a nivel nacional 35 por ciento de los jóvenes fue detenido por estos motivos, en la entidad la cifra casi se duplica. Y es que en Zacatecas 65 por ciento de los adolescentes está internado por actividades ilícitas relacionadas con el crimen organizado, lo que se ubica tan sólo por debajo del 75 por ciento del estado de México.

Esta modalidad delictiva es, por tanto, la principal causa de reclusión de los jóvenes en territorio zacatecano, seguida de 18 por ciento que está preso por ilícitos relacionados con pandillas y 17 por ciento que fue detenido por actos delincuenciales cometidos de manera individual.

A nivel nacional este último tipo de delitos es el más común, después están los del crimen organizado y en tercer lugar se encuentra el tema de las pandillas.

Si se toman en cuenta los delitos específicos, en Zacatecas la mayoría de los jóvenes, es decir, 35 por ciento de quienes están en el centro de internamiento juvenil fueron recluidos por homicidio; 23 por ciento por violación; 17 por ciento por el delito de secuestro; 10 por ciento por secuestro exprés; 8 por ciento propiamente por delincuencia organizada; y con 2 por ciento están el acopio de armas y las tentativas de violación y de homicidio.

En el caso de los estados, como Zacatecas y México, que sobresalen por tener a la mayoría de los jóvenes internados en centros de reclusión por delitos relacionados con el crimen organizado, la CNDH advierte que “ello debería dar lugar al diseño de políticas específicas en cada entidad para impedir que más adolescentes sean reclutados para estas actividades”.

El informe enumera una serie de “motivaciones” que llevaron a los jóvenes a involucrarse en ese tipo concreto de actividades delictivas, entre las que se encuentran el “deseo de imitar un estilo de vida que los adolescentes han podido observar en su entorno y que incluye: armas, autos, alcohol, drogas, sensación de poder y otros lujos y excesos”.

También está el “deseo de formar parte de un grupo que les brinde la sensación de pertenencia, de protección, de solidaridad, equivalentes o sustitutas a las de una familia” y el hecho de que formar parte de estos grupos “les produce una sensación de dominio, de control, de formar parte de un poder paralelo que disputa o pretende substituir al poder del Estado”.

Centro de internamiento en Zacatecas, entre los peor calificados

En cuanto a las condiciones de los centros de internamiento, Zacatecas se encuentra como el cuarto estado peor posicionado con una puntuación de 5 sobre 10.

Los aspectos sobre los que se preguntó a los internos están relacionados con los programas de trabajo y la calidad de actividades que se imparten, las instalaciones y su mantenimiento, el buen trato y las soluciones pacíficas de conflictos, la profesionalización y condiciones dignas de trabajo para el personal y el abastecimiento de bienes básicos.

Ante esto, la comisión asegura que “existen diferencias considerables en los centros de internamiento para adolescentes en el país, por lo que se requiere hacer un esfuerzo importante para crear estándares de atención homogéneos para todas las entidades”.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70