Punto & Aparte

Punto & Aparte

La ley de la oferta y la demanda resuelve el

problema del precio del pan, pero no resuelve

el problema del hambre

Refrán Popular

Con la mirada fija en el suelo frío del patio de operaciones de las bodegas de la distribuidora “Diconsa”, Alejandro Tello Cristerna dio respuesta a una pregunta: cuál es su percepción sobre el hambre y la pobreza en Zacatecas…así directo respondió: dolorosa, muy dolorosa y luego agregó que “los gobernadores tenemos que ser mucho más sensibles a las necesidades y al dolor de nuestros hermanos”… No sé por qué esa dependencia sigue portando en su nombre las responsabilidades de una ya desparecida Conasupo, cosas de los que compran y venden, era una paraestatal que la condujeron políticos como el profesor Carlos Hank González, que en cada sexenio se la pasaba de una a otra posición, siempre jugando con el poder. Aquella Conasupo funcionaba de alguna manera bien en sus tiempos, poco a poco se fueron distorsionando sus objetivos, cuando el salinato empezó a divagar “entre las sombras”, hasta llegar a los tiempos actuales en los que al presidente en turno le tocó bailar con la más fea, pero órdenes son órdenes caballero.

Tello Cristerna, cuando se refirió a los gobernadores, fue preciso y dijo también que “por eso yo hablé mucho (seguramente que durante la campaña), de no hacer obras de relumbrón, sino de hacer obras que realmente necesita la gente”; ya había hablado ante los asistentes al sencillito evento que le organizó el famoso Maicol, ahí estaban las 14 unidades que según eso fueron adquiridas para reforzar el “traslado diario de aproximadamente 50 toneladas de alimento” a las poblaciones aisladas en situación de vulnerabilidad, crece la flota vehicular, ya son 99 unidades y hay montacargas, 126 básculas, diablitos y más trebejos.

Combatir el hambre y la pobreza en Zacatecas no se conseguirá con dejar de hacer obras de relumbrón, porque si bien es cierto, eso suena diferente, también tiene esa arista de decirle a la sociedad lo que se hace en torno a investigaciones sobre presuntos actos que durante el sexenio anterior se realizaron y que provocaron que en la entidad de Tata Pachito hayan sentado “sus reales” la corrupción y la impunidad, generadoras de un desmedido crecimiento de esa pobreza y esa hambre, de la que el actual gobernador ha dicho que es dolorosa y que espera que después de sus cinco años de gobierno, las cifras se verán reducidas de manera significativa, ya no habrá, después de sus cinco años de mandato, esa desigualdad, esa pobreza en nuestro estado y remata el jefe: “eso será una muestra de haber hecho un buen gobierno”.

El asunto que trae cola, el de la desaparición de los Colegios de Bachilleres, es no la cereza del pastel, sino el peñasco en el zapato que, de no darle un buen tratamiento, detendrá la marcha, sea cual sea, del malo o buen gobierno de Alejandro Tello, opacado ya de alguna manera por las ya muy reconocidas ambiciones de algunos de sus “amigos”, colocados en puestos o secretarías estratégicas consideradas generadoras del “cambio” al concluir esos cinco años.

Vamos, o vaya, como dicen, el campo sigue en el olvido y la educación sigue en manos de Lutero, Marco Vinicio Flores Chávez, es el delegado de la SEP y eso no habla muy bien de las intenciones del gobernador, porque la piedra preciosa se ve interceptada por este hombre que además y con seguridad, mete sus manos en la áreas que le competen de manera directa a su vástago.

No hay asesores, un clamor general, porque el general no tiene quien lo ayude (quien le escriba sí, y muchos), gente valiosa en este renglón no la hay y quien pudiera hacer un buen papel, ya tiene quemados sus cartuchos y aunque su experiencia, lograda en los muchos años de servicio al decadente Partido Revolucionario Institucional, ya después de los daños registrados, de nada podrá servirle a quien ahora manda, aunque sea mal, pero manda, ¡qué caray!

Le decía que el campo sigue en ese atraso obligado y la ganadería, aun con Felipe Cabral Pulido en la subsecretaría, no denota avances aunque mucho se diga que los hay. Una visita a la ciudad texana (Forth Wort), para participar en un desfile, no trajo, resultados positivos para el mejoramiento del hato ganadero zacatecano, ¿o habrá algo por ahí escondido?, pero mientras son peras o son manzanas, lo que preocupa es que no llueve y los bordos y presas se están secando, las tierras arables, esas que cada vez se siembran menos cada año, no se ve que estén preparadas, ¿a qué se deberá?, seguro que a la falta de recursos, esos que no han cacaraqueado ni la delegación de la Sagarpa ni la Secretaría del Campo. Ya pronto hablarán, no faltan muchos días, muchas semanas. La fiesta está por iniciar.

Y la Confederación Nacional Campesina sigue viva, ahí está Antonio Martínez Zaragoza al frente, ya conformó los 58 comités municipales y le está dando forma a la estructura cenecista.

Hasta aquí mi comentario, nos veremos en la próxima entrega… ■

 

[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70