La movilización social y ciudadana revertirá la Reforma Energética

La movilización social y ciudadana revertirá la Reforma Energética

Miles de ciudadanos participaron en una importante movilización social realizada el pasado domingo 15 de enero, misma que fue replicada en diversas zonas del país, cuyo propósito fue mostrar el rechazo de la gente hacia el incremento del precio de la gasolina, así como a los efectos derivados por la reforma energética, que afectan principalmente la economía de las familias mexicanas.

Se estima que dichas movilizaciones tuvieron una participación de más de 200 mil personas en todo el país, de las cuales cerca de 70 mil fueron asistieron al llamado hecho por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la  histórica Plaza de la República en el Monumento a la Revolución en la Ciudad de México.

Los ciudadanos salieron a las calles principalmente porque la situación económica del país es crítica, los índices de pobreza pueden incrementarse, lo que significaría que más de la mitad de la población podría estar en esas condiciones. Tal circunstancia genera que se reduzcan ampliamente las oportunidades de bienestar social, progreso y desarrollo en México.

A los conflictos internos y externos por los que está pasando México, se suma la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, lo cual significa que es necesario que nuestro país esté preparado ante la concretización de las amenazas que públicamente manifestó en contra de los migrantes mexicanos durante su campaña electoral.

Es probable que Trump, sin justificación alguna, realice una deportación masiva de migrantes mexicanos de los Estados Unidos a México; sin embargo, es reprobable el papel del gobierno mexicano ante tal amenaza, pues existe pasividad y omisión en preparar acciones que permitan defender a nuestros connacionales que emigraron hacia ese país ¡No hay respuesta clara a dichas amenazas!

Ante dichos conflictos, los mexicanos nuevamente salieron a las calles de forma pacífica y con el propósito de defender las causas de la gente, sobre todo de los más desprotegidos. Ello demuestra que la participación activa de la ciudadanía puede intervenir para detener los abusos y excesos del gobierno, principalmente por injusticia, violencia, corrupción, impunidad y violaciones a los derechos humanos.

La sociedad mexicana ha dado muestra que para frenar al mal gobierno es necesario actuar intervenir oportunamente para detener los abusos del poder. Particularmente, este movimiento social nos ha demostrado que a nivel nacional la sociedad mexicana puede participar para impulsar un revés a la reforma energética.

Tales acciones de forma organizada también pueden ser las que generen un cambio de modelo económico en México, que permita que incrementen los salarios y sobre todo que disminuya los índices de pobreza y desigualdad social.

La manera en que el PRI y el PAN han administrado al país únicamente ha generado que sean más los casos de corrupción e impunidad por parte de los funcionarios públicos; por ello, en las diversas manifestaciones en que el perredismo participó se recordó que nuestro partido continúa impulsado una revisión obligada y a profundidad de dicho modelo económico.

Particularmente, el acto del Monumento a la Revolución en la capital del país fue encabezado por la presidenta del PRD, Alejandra Barrales; secretarios de la dirección nacional; legisladores y por los diversos liderazgos de las expresiones políticas del partido. Ahí se dieron a conocer las tareas que se han comenzado a realizar para generar acciones en favor de revertir la reforma energética.

Se anunció que uno de los mecanismos legales para dar marcha atrás al gasolinazo es el Juicio de Amparo contra leyes, mediante el cual de manera individual o colectiva, los ciudadanos tienen la posibilidad de combatir el abuso indiscriminado de la liberalización de los precios de la gasolina.

Además, la movilización social en contra del gasolinazo desencadenó que la población mexicana también manifestara el hartazgo y rechazo al actual gobierno federal por la serie de errores que se han cometido en la administración, a través de las mal llamadas reformas estructurales.

Las reformas que concretó el actual gobierno, con ayuda de los legisladores del PAN, llámese educativa, fiscal, laboral y energética, todas estas han sido un rotundo fracaso, que dañan a todos los sectores del país e incrementan la desigualdad social, sin olvidar que no existe una estrategia contra la inseguridad y la violencia de los grupos criminales.

Con la reforma energética se está dejando en manos de extranjeros la administración de los recursos energéticos del país; dicha reforma es el inicio del desmantelamiento de Pemex y Comisión Federal de Electricidad (CFE), con la que además dejan al libre mercado los precios de las gasolinas, por lo que estaremos sujetos al valor del peso mexicano frente al dólar.

El Gobierno Federal está socavando la economía familiar, pues no toma en cuenta que al aumentar el precio de la gasolina y diésel los productos de la canasta básica también incrementaran, siendo desproporcionado respecto al salario mínimo que es de 80.04 pesos, de ahí que resulten inconstitucionales e inequitativas las medidas emprendidas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Dicha movilización social nos demuestra que prevalece y se ha venido acrecentando el malestar e inconformidad de la ciudadanía; ha dejado claro que la sociedad seguirá manifestándose y saliendo a las calles para exigirle al gobierno atención oportuna de sus legítimas demandas, con el propósito de que México sea un país justo e igualitario con desarrollo y bienestar en las familias mexicanas. ■

 

*Secretario de Organización del Comité Ejecutivo Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD)

[email protected]

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70