Las + Recientes

De la protesta a la propuesta

De la protesta a la propuesta

A una semana del inicio y participación permanente en jornadas de lucha y protesta en contra del alza a los combustibles a nivel federal, del incremento desmedido de impuestos así como la incorporación de nuevos impuestos a nivel estado, y por supuesto en contra de  los incrementos en los impuestos municipales. Jornadas donde se realizaron acciones de protesta que alcanzaron las oficinas recaudatorias de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público; Delegación Zacatecas, Comisión Federal de Electricidad; Delegación Zacatecas, Diferentes Oficinas Recaudatorias dependientes de la Secretaria de Fianzas del Estado de Zacatecas, Oficinas Recaudatorias Municipales y de Organismos Paraestatales.

Actividades que fueron permanentemente minimizadas por las autoridades federales, estatales y municipales, que sin embargo coadyuvaron a concientizar a la sociedad zacatecana sobre la gravedad de las decisiones unilaterales tomadas por los gobiernos en turno y avaladas por  los legisladores de todos los niveles,  quienes una vez más se olvidaron de su razón de ser como representantes populares, y obedeciendo una instrucción política, le dieron la espalda a sus representados.

Las actividades antes mencionadas, que terminaron con la gran muestra de descontento con sus gobernantes realizada el pasado sábado 7 de enero, también sirvió para decirle al gobernador Alejandro Tello y a su secretario de Finanzas que no es un número reducido de zacatecanos el que está en contra del gasolinazo y la alza de impuestos estatales y municipales, sino que somos miles de zacatecanos que ya no estamos dispuestos a que sigan abusando de nuestra dignidad. Con una gran participación de la sociedad zacatecana, sin importar condición social, sexo o religión, simplemente unidos por  el rechazo a la política económica del gobierno federal, estatal y municipal, y en consecuencia la creciente exigencia de la renuncia de los gobernantes por que no han sabido palpar las necesidades del pueblo mexicano y poderlas traducir en políticas públicas que beneficien a las grandes mayorías.

Mediante la escalada de protestas y ante los oídos sordos y ceguera de nuestros gobernantes, iniciamos una nueva semana de acciones de lucha y en un momento de reflexión cabe preguntarse ¿Qué sigue?, ante este cuestionamiento y las dudas que día con día genera el presidente Peña y sus secretarios de Estado, tratando de explicar lo inexplicable o convencer de lo imposible, con su discurso lastimero mediante el cual busca apelar a los sentimientos de los mexicanos y con ello, que aceptemos todas sus ocurrencias por llamarles de un modo elegante, y en consecuencia trasladar a la población más desprotegida de este país, la responsabilidad de costear los servicios públicos que los mexicanos requerimos.

Ante lo antes descrito, y haciendo eco de la frase del Obispo de Zacatecas, quien pide pasar de la protesta a la propuesta, su servidor, zacatecano común, con el sentir de la ciudadanía movilizada al haber sido parte de todos y cada uno de los eventos antes mencionados, me permito proponerle a los gobernantes lo siguiente:

Todo mundo sabemos que el gobierno necesita dinero para poder cumplir con su responsabilidad de brindarle a su población, seguridad, salud, educación, cultura, empleo, esparcimiento etc. El Presidente Peña Nieto, pregunta ¿Qué hubieran hecho ustedes?

Para demostrar que la clase política, empresarial y financiera es solidaria con los momentos difíciles que vive el país donde han amasado sus grandes fortunas, deberían realizar las siguientes acciones.

Reducir los salarios de la alta burocracia cuando menos al 50%.

Desaparición de prestaciones y servicios de excepción para la clase política.

Desaparecer los gastos en imagen y publicidad de todas las dependencias de gobierno y de todos los niveles.

Detención y confiscación de cuentas de lo robado a ex gobernadores y expresidentes.

Retiro de pensiones a expresidentes de la república y equipos de seguridad.

Reducir el tamaño de legisladores cuando menos al 50%.

Reducir las dietas de los legisladores (Senadores, Diputados Federales y Locales, así como los Regidores de los Ayuntamientos)  a lo que la media de los profesionistas en México ganan por concepto de salarios según su nivel.

Desaparición de bolsas y bonos especiales para los legisladores de todos los niveles.

Desaparición de organismos que solo sirven para validador los robos electorales como el INE y los institutos estatales.

Desaparición del financiamiento público a partidos políticos.

Solicitar al poder judicial ser solidarios con su país, y se reduzcan los salarios y prestaciones en un 60%.

Los mexicanos comunes, no desconocemos que debemos contribuir con la agenda pública para que el gobierno pueda realizar sus funciones, por lo tanto, los incrementos que estaríamos dispuestos a asumir, solamente serían aquellos que no sobrepasen el monto de la inflación anualizada o que estén por debajo del incremento al salario mínimo, para que las elites económicas vean que sí estamos dispuestos a contribuir con el crecimiento y desarrollo de México y en su caso Zacatecas. ■

 

*Docente de la UAPUAZ e Investigador

del Centro de Estudios Prospectivos

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70