Las + Recientes

Suceso en la UAZ hace 40 años, momento grande de justicia y participación: activista

Suceso en la UAZ hace 40 años, momento  grande de justicia y participación: activista
Andrés Martínez Ortiz ■ FOTO: ERNESTO MORENO

■ Pese algunas dificultades la Universidad sigue siendo viable, comenta Andrés Martínez Ortiz

La toma de Rectoría de la UAZ por integrantes de la derecha hace 40 años, duró muchos meses -de enero a junio-; finalmente y gracias al respaldo de las movilizaciones sociales de estudiantes, maestros, campesinos y colonos, se firmó en la Secretaría de Gobernación un convenio en el que intervinó de manera directa Jesús Reyes Heroles.

De entre otros elementos, Andrés Martínez Ortiz, entonces activista estudiantil, quiso recordar de aquel “gran periodo organizativo”, primero que los liderazgos con claridad en el trabajo social como lo fue Jesús Pérez Cuevas, “son determinantes”, pero también “que la alegría de la juventud y la energía que desprende” lo es, pues “hacen temblar a los poderes”.

“Les tienen miedo a los jóvenes” sostiene, porque se encuentran “en un momento grande de justicia, de participación, y sus intereses son muy sanos, ahí no hay diputaciones”.

Así destacó el gran papel que tuvieron aquellos que integraban las casas de estudiantes de la calle Guerrero y la de Abajo, entre los primeros trajo a la memoria el trabajo de Juan Antonio Tarango, Tarsicio Pereyra, Mauricio Maldonado “El Tío”, Efraín Arteaga Domínguez, Arturo Rivera Trejo, Arturo Burnes y Dolores Medina, entre otros que estaban integrados al Movimiento Estudiantil Revolucionario Rubén Jaramillo (MERJ).

Y asimismo mencionó a Armando Márquez, Eva García, José Luis Escareño, Francisco García Márquez, Miguel Alvarado La Cubana, Raúl García Márquez, José Villagrana “Milton”, Enna Maldonado, Josefina Martínez Ortiz y Samuel Herrera, este último que acotó, pertenecía a las dos, pues iba a las reuniones de una y otra.

Dijo de todos ellos y ellas, que eran los grandes organizadores de aquellas movilizaciones, pues refirió que “no era por arte de magia que se hacían las manifestaciones, no. Es que se planificaban” informando lo necesario en los municipios y las propias casas estudiantiles y “saloneando” en las escuelas.

“Ellos sostuvieron el trabajo grande y fuerte, no iban nada más a dar discursos y regresarse; ellos tenían una base social muy fuerte”.

La vida de un brigadista “era verdaderamente emocionante” pues tenían que aprender desde la redacción de un volante, picar el esténcil, manear el mimeógrafo y hacer el póster; “trabajar el papel ulano con la tinta y los colores; verdaderamente una escuela de arte enfocada a una situación político-social muy bonita”.

Los que no “sabían hablar” tenían que aprender, pues había que visualizar el mensaje a dar a la población en los camiones, mítines o grupos; y los que organizaban “los boteos” debían saber organizarlos desde cómo pedir el dinero hasta contabilizarlo; “no se nos perdía un solo peso”.

De misma forma era para las jóvenes estudiantes mujeres, entonces dedicadas a preparar la comida, una función muy digna pues se ofrecía “a tanta y tanta gente que venia del campo”.

“¿Cuál era el fin? El fin era que no nos quitaran la universidad ¿Se logró?, sí se logró”, ofrece el saldo.

Rememora las palabras de Jesús Pérez Cuevas, quien les explicó que la reacción de la derecha de tomar Rectoría de la UAZ, no respondía a la afectación que sentía respecto del cambio de los programas de estudios a su interior sino la liga que la comunidad universitaria había construido con los movimientos sociales.

“Y esas miles de hectáreas, y ese sistema nuevo porque era un sistema nuevo impulsado por el Frente (Popular de Zacatecas) para la organización, no era el ejidal tradicional sino una forma colectiva más eficiente con mejores condiciones de desarrollo”.

Luego del gran proceso de reparto de tierras de 1975, seguía el de producción “en el que se entendía que iba a participar la UAZ” con sus escuelas de Economía, Agronomía, Contabilidad, Veterinaria, para hacer grandes áreas agrícolas con índices mundiales de desarrollo.

“Pero la aristocracia” que las había mantenido en su poder ilegalmente, los Sescosse, los López y López, los López Howard, los Aguilera, y Sergio Cueto Cirión, “no quedaron conformes y una parte del gobierno también”.

“La efervescencia estaba en un punto importante, ¿Cómo detener el movimiento? Pues golpeando a la Universidad, ya cuando regresamos a clase –el lunes 10 de enero de 1977-, ha sido tomada y la exigencia, fundamental era la salida de la gente activista, tanto maestros como estudiantes”.

Entre ellos, y de manera preponderante, de Jesús Pérez Cuevas, “gran líder y timonel de la organización que encabezaba los movimientos”, el Frente Popular de Zacatecas (FPZ), recuerda Andrés Martínez Ortiz.

En la Ciudad de México, ya en las negociaciones para liberar Rectoría de la UAZ, el docente de la entonces Escuela de Economía de la UAZ, “un hombre formado en las grandes teorías” de Paul A. Baran, Paul Sweezy, Samir Amin, y por supuesto Mao Tse Tung y Carlos Marx, ofreció a Reyes Heroles “una explicación muy grande acerca de que son las masas las que dirigen la historia, las protagonistas de la misma…”, pero la alocución del líder social fue interrumpida por el secretario de Gobernación de Luis Echeverría.

-“Mire licenciado usted es marxista; el problema de Zacatecas es usted. Y usted se va a tener que ir, escoja el lugar del mundo en que quiera estudiar. Se va por las buenas o se va por las malas”.

Pero Pérez Cuevas no se fue, de regreso en la entidad la asamblea conjunta conformada por estudiantes, maestros y trabajadores de la UAZ, misma que tomaba las decisiones, acordó que se le defendería “a costa de todo”.

Al paso de los años, “volteamos atrás, hay algunas dificultades pero sigue siendo una universidad viable, una universidad sana, que atiende a muchos jóvenes y que seguramente tendrá mejores momentos para convertirse cada vez en una institución más académica y siempre política, que ilustre, dirija, procese y analice…ésa es su función y cualquiera que sea el poder, tiene que decirle sus fallas, sus pros y sus contras, y sus propuestas”, dijo.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70